logo_aresprensa_notas
ADIÓS ANGUSTIAS, BUEN VIAJE A RUSIA

Publicado el 11 de octubre de 2017 //16.15 horas, en Bogotá D.C.

 

ADIÓS ANGUSTIAS, BUEN VIAJE A RUSIA

Esos últimos partidos de eliminatorias por Sudamérica fueron de angustia colectiva para varios países, casi todos. Menos para Brasil, Venezuela y Bolivia, los tres por motivos bien diferentes.  Brasil porque estaba, indestronable, en la cúspide de la tabla. Los otros dos por ser los últimos de la clasificacion y estaban eliminados. Debería agregarse, pero en otros términos, al Ecuador también eliminado, pero ocurre que Ecuador disputó privilegios durante mucho tiempo e incluso estuvo de manera larga en la punta de la tabla eliminatoria a la que después subió Brasil para no bajar más.  Si se saca además de la lista de angustias a Uruguay, que nunca salió de los 4 elegidos, el resto fue del montón y eso incluye a la Argentina y a una Colombia que ya no es emergente.  Todos ellos comieron uñas hasta el último minuto del partido final. Quedaron adentro de la pequeña nómina los cuatro ungidos que hicieron mérito, entre ellos los tres de siempre y esa Colombia que ya hace tiempos brilla con luz propia. Al quinto, Perú, le resta aún la carta de la repesca ante Nueva Zelanda. No fue lo único que se vivió en este segundo martes de octubre de 2017.  

Si el fenómeno  del fútbol está lleno de agoreros, tal como nadie ignora, en esta ocasión todos los que tenían cuentas que ajustar en ese último partido para poder llegar a Rusia, sacaron los conjuros a la luz. La angustia obligaba a salir al campo de juego sin ocultar nada. Eso ocurrió y ahí está grabado en cámaras. Hubo vasos comunicantes inevitables en todos los partidos simultáneos de la página que, en esa final de  tarde e inicio de la noche, se pondría en blanco y negro. Así fue, peruanos y colombianos esperaban el resultado en São Paulo, que terminó con la eliminación definitiva de Chile y lo supieron los jugadores en la grama de Lima, tanto como para generar la calma en las últimas incidencias del partido y la posterior ira de los chilenos. Lo supieron argentinos y ecuatorianos, después que los primeros se fueron más abajo en la lista clasificatoria, al iniciarse el partido de Quito cuando los locales les clavaron el primer tanto antes de culminar el minuto uno.

Lo sabían paraguayos y venezolanos, aunque los últimos solo se jugaban el honor de sostener y reafirmar que ya no son una cenicienta de la zona. Así fue, los patriotas terminaron de ratificar con un triunfo la eliminación de los guaraníes quienes antes se habían ido con esperanzas relativas de Colombia, al imponerse de manera sorpresiva sobre los cafeteros en la penúltima vuelta de página. En definitiva, las angustias se regaron por toda Sudamérica y por donde hay sudamericanos residiendo, más allá de sus países de origen. Pero la angustia y la rabia era superior para argentinos y colombianos. Los primeros porque se llevaron a Lima desde Barranquilla la angustiosa pregunta sobre lo lo sucedido en ellos mismos para perder un partido que ganaban casi hasta el final y que les hubiese asegurado el pasaje a Rusia antes de llegar a Lima. Los otros, porque no encontraban respuestas para la impotencia del equipo de Lionel Messi ante el arco rival.

Antes de Quito los argentinos habían quedado relegados a la sexta posición en la tabla, por fuera de la clasificación y sin esperanzas inmediatas si no ganaban el compromiso, pues en ese caso quedaban dependiendo de otros resultados probables. Sometidos en todo caso incluso a lo que se especula hicieron Colombia y Perú, sin olvidar que eso mismo, “el arreglo” del partido, ya lo habían dibujado en el 2001 Argentina y Uruguay, para ir al mundial de Japón. Argentina tuvo la suerte, en esa tarde-noche de Quito, de dos condiciones que le hicieron sacar adelante sus clasificación: un Ecuador diezmado y ya eliminado; además, a un Lionel Messi inspirado. Tan inspirado, que marcó los tres goles que pusieron a la Argentina en el tercer lugar de la tabla y eso también les permitió a él y a sus compañeros remontar un marcador adverso desde el inicio del encuentro. Un cambio diametral y esperado para un conjunto que llevaba 4 partidos en seguidilla sin ganar.   

Esa cadena de sinsabores, previo a Quito, era lo que mantenía a los argentinos por debajo de la línea de flotación, en la aspiración de subir al avión con destino a Moscú. Pero también los errores de concepción de Jorge Sampaoli fueron determinantes en la circunstancia de poner a la Argentina al definitivo filo de la eliminación. Los planteamientos tácticos que estrenó Sampaoli a poco de llegar al cargo redujeron a la esterilidad a un equipo argentino que ya tambaleaba desde la gestión precedente del técnico Edgardo Bauza. El nuevo orientador agravó la situación y eso fue evidente en los empates ante Venezuela y Perú. El planteamiento inicial del timonel argentino postergó lo que era obligatorio en la hora: poner a sus dirigidos a ganar y no al experimento propio de los entrenamientos. El desfase fue corregido en el último minuto, el definitivo, y eso ayudó al resultado alcanzado en Quito, que no borra las inquietudes que deja la resaca por lo vivido.  

Tanto para Colombia como para la Argentina es mucho lo que se debe equilibrar para tentar buenos resultados en Rusia 2018. Eso porque también para el caso de los cafeteros es necesario ajustar en la nuez y en el contorno las condiciones que hagan funcionar bien aceitado a un equipo con figuras brillantes. Grupo en el que sobresalen Radamel Falcao García y James Rodríguez, pero que están acompañados por buenos fogoneros aun en momentos de circunstancias opacas. Los altibajos de oportunidad para los cambios y los nombres de esos cambios es una de las críticas que se le hacen no sin razón al pulcro orientador José Néstor Pékerman. Amarrada esa crítica va la presunción de una carencia de personalidad e identidad de juego, dardos que dan en el límite entre el blanco y la injusticia. Uruguay por su lado, sigue en lo suyo, al igual que Brasil, y Perú espera la hora pronta del repechaje ante Nueva Zelanda. Es la oportunidad de volver a un Mundial, cita orbital de la que los incas están ausentes desde 1982 (aresprensa).

--------------

NOTAS CON RELACIÓN DIRECTAARGENTINA AL BORDE DEL ABISMO // TRES PASOS PARA EL CIERRE
 
Actualizado: miércoles 11 octubre 2017 16:45
Related Articles: RUSIA, UN SIGLO DESPUÉS UN BUEN NOBEL DE LITERATURA ADIÓS A LAS ARMAS BUENOS AIRES: AVANZA FERIA MAYOR DEL LIBRO BUENOS AIRES CERRÓ SUS LIBROS BUENOS AIRES ABRIÓ SUS LIBROS SEMANA DE LA MODA EN BUENOS AIRES BUENOS AIRES: CERRÓ FERIA MAYOR DEL LIBRO FIESTA DEL LIBRO EN BUENOS AIRES BUENOS AIRES: SE INICIÓ FERIA DEL LIBRO
final eliminatorias rusia 2018

Visitas acumuladas para esta nota: 177

¡SÍGANOS Y COMENTE!