logo_aresprensa_notas
ARRANCÓ CARNAVAL DE ORURO

HEDONISMO  //  TURISMO  //  Publicado el 23 de febrero de 2019  //  12.15 horas, en Bogotá D.C.

 

ARRANCÓ CARNAVAL DE ORURO

 

En este sábado, que es el último de febrero, arrancó el famoso Carnaval de Oruro, en la ciudad altoperuana el mismo nombre. Se trata de una extensa celebración con particularidades diferentes de otros carnavales que por estos días comienzan en el mundo. Tan especial es que, por un lado, reúne en su fastuosidad tanto a la religión oficial como al culto pagano y, por otro, tiene un desarrollo en el tiempo mucho más extenso que los demás. A lo anterior debe agregarse que este carnaval tiene reconocimiento mundial, junto con su fama acumulada, debido a que  es patrimonio cultural registrado por las Naciones Unidas. Lo previsto, como sucede cada año, mezcla el colorido de los desfiles y la unción religiosa, al tiempo que pone de relieve lo básico y acostumbrado de las labores  colectivas locales y propias de los bolivianos: minería y agricultura. La programación en marcha incluye, además del colorido  de los desfile y las honras a la Virgen, la música propia del folclore andino con sus instrumentos típicos, la indumentaria, la artesanía y la “challa*, que es  uno de los pilares de esta tradición carnavalesca.

 

La anticipatoria del eje en este largo carnaval, comenzó en esta jornada con el Festival de bandas, como convocatoria a la artesanía musical de los conjuntos locales y el atavismo de la presencia indígena. Después, la programación se despliega en actividades que cubren toda la semana como anticipación a las celebraciones centrales, organizadas para los primeros días de marzo.  El Festival de bandas se realiza en la plaza cívica de Oruro, en inmediaciones del conocido Santuario del Socavón, que es parte integrada a la festividad de este carnaval único, precisamente por esa relación simbiótica entre religión europea y ancestros propios que nada tenían que ver con el cristianismo. Esta antesala a los festejos principales está representada por el llamado “último convite” que se celebrará el domingo 24 de febrero como una  suerte de ensayo general de entrada a la médula del carnaval y con la marcha de 48 conjuntos folclóricos por las calles de la ciudad con acervo colonial y arraigada cultura minera.

Se le conoce como convite final porque en las semanas previas se realizan convites preparatorios de la celebración central. En otras palabras, el carnaval de Oruro se extiende en su  inicio desde mucho tiempo antes de  la programación oficial. Su fama mundial hizo que fuese declarado “obra maestra” del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, por Unesco. Una de las principales actividades que se llevarán a cabo como parte de la tradición y como paso previo a las festividades de los últimos días del carnaval de Oruro es la Autóctona Anata Andina, en la cual el rol protagónico y simbólico lo tiene el campesino originario. Consiste en el agasajo y agradecimiento por la abundancia de la producción agrícola. Aquí se agradece a la Pachamama, la Madre Tierra, que es reverenciada por el indígena desde antes de la llegada de los españoles. Esto tendrá lugar el 28 de febrero, dos días antes de la entrada a la celebración central que se cerrará el martes 4 de marzo.  

El carnaval con acervo indígena que se celebra en lo que fue el Alto Perú originario tiene sello universal por su imbricación con las celebraciones propias del culto pagano que Roma hizo vigente en su imperio y que España trasladó a tierras americanas. Bajo ese tinglado de tradiciones el Carnaval de Oruro hace sincretismo entre lo raizal andino y aquello que viene de los milenarios cultos mediterráneos, los cuales llegaron con el bagaje de los europeos en general y de los españoles en particular. Es un carnaval más largo de lo común porque la tradición dice que debe celebrarse 40 días antes de la Semana Santa y no más allá de tres días calendario. Por otro lado, en tiempos de carnaval lo normal es que no haya relaciones con el sentimiento religioso. Nada de esto se cumple en Oruro pues la celebración aquí dura 10 días y el vínculo con el sentimiento del culto cristiano es fuerte e insoslayable, aun cuando la reminiscencia pagana de origen incaico también está allí presente dentro de la abigarrada programación.    

El Alto Perú fue un espacio particular de ese mestizaje porque desde la sierra profunda del Perú y del altiplano que hoy corresponde al país llamado Bolivia, estaba lo más arraigado de la cultura incaica y aymara que identifican hoy al país altiplánico, al tiempo que para los españoles fue  la nuez de su  dominio Sudamérica  y la fuente básica de la riqueza que le permitió a España ser imperio mundial. En efecto, el hecho de que el Potosí estuviese en esos dominios le dio acceso al Imperio acceso a los ríos de plata en metal que  conformadas en la unidad de cambio “real de a ocho”, hicieron que esa moneda fuese el punto focal del valor de cambio aceptado de manera universal. Tanto, que la palabra dólar norteamericana hace alusión a esa  unidad monetaria española, que fue de curso legal en los Estados Unidos hasta fines de los  50 del siglo XIX. También, junto con la plata mexicana, el real de plata -el “duro” o thaler, vocablo este último que dio origen de la palabra dólar- fue también pilar del control del Pacífico por parte de España hasta inicios del ya referido siglo XIX, permitiendo el comercio continuo entre Europa y Asia  desde 1565.

La señalada “anata” se realiza con el tributo de flores y productos de la tierra, en recordación de la lluvia (jallupacha) que da vida al suelo y a la simiente, dos días antes del  inicio de los fastos mayores.  Es un recordatorio del fuste indígena del país. En los días postreros y finales del Carnaval está previsto el “Convite del tío-challa” (1 de marzo) que consiste en una jornada dedicada a la challa propia de la cercana zona minera de San José. Al anochecer de ese día se llevará a cabo la serenata a la  Virgen del Socavón, con la participación de grupos folclóricos, en la plaza principal, en una festividad que se prolongará, como es costumbre, hasta el amanecer. El sábado será la jornada principal del marco de celebraciones con la entrada folclórica a la ciudad. En el día siguiente la actividad básica será la peregrinación típica al Santuario del Socavón, también con marcha de bandas típicas. Después y hasta el lunes, vendrán las jornadas de jolgorio y challa, con la celebración del llamado “corso” y el día del Diablo y el Moreno, que incluyen la despedida de los danzantes en  tributo a la Virgen, en el Socavón (aresprensa).   

------------

* La challa o cháya es una actividad de diversión grupal que consiste en arrojarse agua y otros elementos como harina, entre los participantes del festejo. Una dinámica que a veces genera controversias y fricciones si no existe autocontrol de los comprometidos en la celebración, o de las autoridades.  El vocablo es de  origen quéchua y en Chile puede significar confeti y que en general se entiende como "juego de carnaval".  El sentido original de la palabra en lengua indígena es "llegada".

-----------

VÍNCULOS: PAULA CORTÉS: "COLOMBIA ES HOY MUY VISIBLE"
Actualizado: sábado 23 febrero 2019 11:58
Articulos relacionados: ARRANCÓ LA BERLINALE ARRANCÓ EL MUNDIAL FILBA 44, ARRANCÓ LA FERIA GRANDE ARRANCÓ LA "MOSTRA" DE VENECIA ARRANCÓ FERIA DEL LIBRO EN BUENOS AIRES TIEMPO DE CARNAVALES VIBRA RÍO EN SU CARNAVAL
carnavales 2019

Visitas acumuladas para esta nota: 853

¡SÍGANOS Y COMENTE!