logo_aresprensa_notas
ARTBO 2018, ADIÓS

PATRIMONIOS CULTURALES // ARTES VISUALES // Publicado el 30 de octubre de 2018 // 14.00 horas, en Bogotá D.C.

ARTBO 2018, ADIÓS 

No hubo sorpresas, Hubo más bien gratas afirmaciones. Por ejemplo, eso de que es Artbo la feria más importante de Sudamérica, en su tipo y enfoque. Dicho así, parece una exageración, pues no es la de Bogotá una feria del arte con las tradiciones de São Paulo o de Buenos Aires, por citar solo dos casos, pero lo cierto es que en apenas 14 ediciones ha logrado afirmarse y sacar la cabeza por la metrópoli andina y por el país que es anfitrión de la convocatoria anual. Una evidencia de esa afirmación que pareció lanzada con toda fuerza desde esta versión 2018 que acaba de concluir, es el peso en número de galerías internacionales, entre las 70 casas de exhibición que llegaron a la convocatoria. En la ocasión, las galerías que arribaron desde el exterior se mostraron satisfechas por el rédito que les dejó su experiencia que, en algunos casos como la de la cubana Servando, fue la primera. La observación a simple vista dice que, en términos generales, los profesionales de las galerías optaron por exhibiciones sobrias y no hubo como en otras ocasiones obras que convocasen una curiosidad con algo de morbo estético. Asi como aquella escultura de un pie gigante que apareció hace unos años, traída por una galería de Centroamérica. La excepción en esta página 14 de Artbo, fue una instalación que parecía destinada a un hamster gigante, pero se trató de apenas un detalle creativo curioso, que convocó a la lúdica del espectador, tal como sucede por naturaleza propia en los parques de diversiones. 

Incluso el segmento académico estuvo mesurado, así como lo estuvo por parte de las diferentes curadurías y de los mismos expositores, sin que hubiese algo en desmedro de la calidad que se ha mantenido vigente en cada edición de esta convergencia internacional sobre las artes visuales. Incluso el flujo de público se movió constante, sin aglomeraciones ni sofocones durante buena parte del tiempo de apertura, de 8 horas continuas a partir del mediodía durante los 5 días de vigencia, si se incluye a la preinauguración del miércoles pasado. La síntesis dio como resultado una asistencia de unos 35 mil visitantes -eso da una media aritmética de 7 mil asistentes por día- y un monto por negocios cerrados que rozan los 400 mil dólares en cifras estrechas pues la expectativa es superior, debido a que el dato oficial no tiene en cuenta las operaciones exitosas puertas afuera de la Feria. 

La participación especializada congregó a medio millar de expertos entre artistas, curadores, galeristas y académicos en la materia. El modelo previsto de los organizadores hace mixtura con lo que se considera arte dispuesto a la intervención del mercado y arte que pretendería estar por fuera de esa lógica. En esa imbricación sobresalen secciones como Articularte, aunque también Referentes o Proyectos, en tanto espacios de exhibición que plantean las interpelaciones de frontera que articulan los artistas contemporáneos. Éstos y además aquellos que forman parte de la tradición y marcaron una pauta en la historia del arte. En otro orden, el segmento Libro de Artista estuvo en esta edición 14 de Artbo dedicado a la importancia del archivo en la palabra impresa que toma como objeto a la creación visual. 

Eso sí, los expositores que llegaron para presentar lo importante de su bagaje en el ámbito del libro, mostraron nombres tan curiosos como sonoros y que por eso estimulan el interés de los eventuales consumidores. Entre ellos, “La Diligencia” o “La Oficina del doctor”, de Bogotá; “Big sur” o “Caja negra”, de Buenos Aires; o “Alumnos 47” y “Belleza infinita”, de México y España, respectivamente, en lista incompleta. El tramo de experimentación, Articularte, tuvo pie fuerte este año en el llamado Banco Artístico de Conocimiento Experimental. El propósito fue el de estimular audiencias para “comprender los sistemas de valuación, producción, circulación y consumo del arte”, según expresión de los organizadores. El laboratorio improvisado pretendía “crear un entorno de producción simbólica” para que los observadores que atendieron al llamado pudiesen “interactuar en diferentes estaciones de trabajo”. 

La marca de este espacio alternativo estuvo en la intención de aquello que se conoce como la profesionalización del artista y dividido en 5 secciones: museo, bóveda, cajeros y asesores, modos de hacer, galerías y casas de subasta. Otro escenario tradicional y siempre destacado es Referentes, porque reúne piezas de aquellos artistas recordados por el detalle de haber superado las ataduras conceptuales, de visión y estéticas del momento que les tocó en existencia. El tema de género estuvo presente en esta versión y en la sección aludida, aunque no fue la única que tocó el polémico tema de género en esta versión de Artbo. Ese fue también el caso de Artecámara que tuvo la curaduría de Carolina Ponce de León, quien en la selección de los artistas que integrarían la muestra lo planteó en posición de militancia. Es este un espacio dedicado a las jóvenes promesas que se asoman al mercado y aún no tienen la mediación de algún representante. Participaron allí medio centenar de artistas, individuales y en colectivos. 

Aquello de la feria de arte más importante de América Latina fue lanzado en una de las jornadas previas a la inauguración y ratificado por el presidente del país, Iván Duque, durante su visita al predio ferial. Esta Agencia quiso certificar o desmentir lo que parecía una rebosada presunción de autorreferencia. En el proceso se consultó el criterio al representante de la galería Vermelho de São Paulo, Juan Eyheremendy, quien de forma desprevenida afirmó que, en efecto, la feria de Bogotá ha pasado a ser más importante que los eventos similares que se realizan en la metrópoli paulista, e incluso en Buenos Aires. Una apreciación similar tuvo Niurma Pérez, directora de la cubana Servando, en su primera presencia en Bogotá. La vocera de esta galería isleña señaló que si se compara con lo que ha visto en México, Artbo tiene ventajas en lo que hace a espesor internacional latinoamericano y que las otras ferias se concentran de manera fuerte en los valores estéticos locales, y eso resta (aresprensa). 

--------

VÍNCULO DIRECTOARTE EN REVOLUCIÓN
Actualizado: miércoles 31 octubre 2018 16:59
Related Articles: ADIÓS A SANTIAGO NEMIROVSKY ARTBO: INDUSTRIA CULTURAL INCOMPLETA ARTBO VUELVE A GOLPEAR RUSIA 2018, EL MEJOR MUNDIAL BOGOTA FASHION WEEK 2018 SE INICIA LA FILBO 2018 EL "NOVEDOSO" FUTURO DE ARCO 2018 SE ABRIÓ LA VITRINA 2018 FITUR 2018 Y SU RUMBA ARTBO 2017, PINTA BIEN
bogotá feria internacional de arte

Visitas acumuladas para esta nota: 129

¡SÍGANOS Y COMENTE!