logo_aresprensa_notas
BRASIL: OLIMPIADAS E INFLEXIÓN POLÍTICA

Publicado el 17 de agosto de 2016 / 6.00 horas, en Bogotá D.C.

BRASIL: OLIMPIADAS E INFLEXIÓN POLÍTICA

Los presentes Juegos Olímpicos brasileños, permiten una doble lectura de condiciones perspectiva, como es habitual en estos casos. La primera visión es la específicamente deportiva. La globalización del mundo deportivo, la expansión de los mercados específicos de la mano de las empresas de artículos deportivos y de grandes corporaciones multinacionales a casi todos los países, ha permitido que existan nuevas potencias que disputan la supremacía en los deportes olímpicos. Es el caso de China, Japón y España, por citar solo a tres. Los países de mediana capacidad atlética también han venido aumentando en su número. Colombia, por ejemplo, se había preparado para obtener un número inédito de medallas en los Juegos de Río, así como un número aceptable de diplomas olímpicos. ¿Cuál es la razón del creciente éxito deportivo de Colombia y de otros países con desarrollo deportivo similar?

Escribe: Manuel GAITÁN

Existen razones creadas para advertir la vigencia de un contexto positivo. Las autoridades olímpicas colombianas han concentrado sus esfuerzos en desarrollar la fortaleza del país en deportes que ofrecen una apreciable cantidad de medallas por la amplitud de sus categorías. Es el caso del patinaje de pista, aun cuando no es un deporte olímpico, además de las pesas -o halterofilia- son ejemplo de tal estrategia. El ciclismo es también un buen caso de esta decisión política de largo plazo.

Eso último con el agregado de que se trata de un deporte inmensamente popular en Colombia y cuenta con un buen desarrollo en su infraestructura -Pista y Bmx- así como de un sólido apoyo institucional y de un amplio cubrimiento de medios masivos, desde el fondo de su propia historia. Cuando surgen atletas que se destacan en el sistema de promoción deportiva: “Supérate Intercolegiados”, entre otros; ellos son apoyados con su inserción en la red de competencias que se escenifican en todo el mundo, en las categorías infantiles, juveniles y de mayores.

Estos atletas representan a Colombia, aunque la mayor parte del tiempo permanezcan en el exterior. Incluso las sedes donde transcurre buena parte de su preparación y de sus entrenadores, suelen otros ser países y a cargo de profesionales extranjeros. Para que estos logros sean posibles, se debe dar una ecuación virtuosa que en el caso colombiano va por cuenta de la estrecha colaboración entre Coldeportes, el apoyo las federaciones deportivas y la supervisión del Comité Olímpico colombiano.

El respaldo financiero del gobierno del país y de sus más importantes empresas privadas también es fundamental en esta alianza de méritos. Con la excepción del fútbol, los deportes de conjunto han tenido poca presencia victoriosa colombiana, en los diversos escenarios deportivos internacionales. Recordemos que, aunque éstos sean deportes que cuentan con varios atletas participantes, solo pueden obtener una medalla por equipo. La estrategia de dotación de escenarios deportivos ha ido de la mano con la celebración de los juegos deportivos nacionales juveniles, en las diversas capitales departamentales que conforman las regiones colombianas.

Luego de dos décadas, la mayoría de estas ciudades cuentan con un apero modesto y funcional de instalaciones que ha permitido la expansión del ya mencionado programa “Supérate” por toda Colombia.  Además de lo ya reseñado, el fortalecimiento del sector deportivo local, ha ido en paralelo con el crecimiento de sus federaciones, sumando también al fortalecimiento institucional de su comité olímpico y el apoyo de sus aliados, proceso que incluye a los fuertes patrocinadores del sector privado.

Dilma Rousseff Luiz Inácio Lula da Silva
La Mala Hora 

EL “BRASIL BRASILEIRO

Sería ingenuo no analizar algunos factores de contexto que influyen en la celebración de los Juegos Olímpicos del Brasil. Durante los periodos presidenciales de Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2007 y 2007-2011), Brasil confirmó y concretó sus aspiraciones para obtener la sede de los Juegos Panamericanos de 2007, el mundial de futbol de 2014 y los juegos Olímpicos de Río 2016. Fue un tridente de logros diplomáticos, deportivos y empresariales que parecían ser el escenario perfecto para apuntalar per sempre, la hegemonía del Partido de los Trabajadores en el escenario político del Brasil y la imagen del país como potencia de Suramérica

En el presente, el informe del Senado presidido por el senador Antonio Anastasia, favoreció la sanción del impeachment que destituiría definitivamente a la presidenta Dilma Rousseff, sucesora de Lula y dirigente del PT *, por delitos fiscales que constituyen un atentado a la Constitución. ¿Cómo fue posible que el Brasil llegara a esta situación?, una sumatoria de favores políticos y económicos indebidos que ha relacionado a grandes empresarios con los intereses políticos de Lula, Dilma y altos capitostes del PT, en medio de una severa contracción económica, producto de la disminución del valor de las exportaciones brasileñas., en especial los commodities.

Sumatoria que es al tiempo una mezcla de factores desfavorables que afectaron el prestigio de la empresa más emblemática del Brasil (Petrobras), y de varias otras empresas muy poderosas que han sido responsables de construir muchas de las obras de infraestructura deportiva, necesarias para la celebración de los tres eventos deportivos de rango mundial que acunó Brasil. La empresa emblemática en este caso específico fue la de Marcelo Odebrecht. Hoy por hoy, el prestigio y el ejercicio político del PT está en real entredicho, la imagen de la marca Brasil en el mundo comunicativo, en el turístico y en especial en el deportivo, no se ha consolidado y, por el contrario, muestra serias fisuras.

A ese panorama de inflexión se sumaron los retrasos en las obras de Río junto con mala calidad de las viviendas en la Villa Olímpica, la contaminación inocultable en la bahía de Guanabara y, sobre todo, el impacto del horroroso 1-7 que le zurró la selección de Alemania al scratch do ouro en las semifinales del mundial...del propio Brasil. Todo este cuadro prefiguró una muy seria conflictividad social que posiblemente apuntale la renuncia de la presidenta Dilma, luego de los juegos olímpicos de la urbe carioca y de otras ciudades, para el caso del fútbol. Los esperados resultados deportivos favorables para el Brasil difícilmente cambiarán esta matriz de opinión, tan negativos para Dilma, el PT y para el propio Brasil (aresprensa). 

0.0
Actualizado: -/-
Related Articles: BRASIL: ENCRUCIJADA SIN LULA TRASPIÉ DE DUPLA RELIGIÓN-POLÍTICA HOLANDA-BRASIL: CIELO DE PERDEDORES ALEMANIA-BRASIL: DUDAS DEL CIELO BRASIL: DOBLE SEMANA DE MODA PREMUNDIALISTA BRASIL: ESA REUNIÓN QUE PARTIÓ EN DOS LA HISTORIA SUDÁFRICA 2010: GANANCIAS POLÍTICAS DE AMÉRICA LATINA ARGENTINA Y BRASIL: EMOCIONES AL ROJO VIVO DROGAS Y VIOLENCIA: LAS POLÍTICAS Y SUS CONTRADICCIONES EN LA MIRADA DE LAS NACIONES UNIDAS
FÚTBOL COLOMBIANO EN RÍO 2016

Visitas acumuladas para esta nota: 622

Sin comentarios todavia...

Dejar un comenatio

Su email no sera publicado.

¡SÍGANOS Y COMENTE!