logo_aresprensa_notas
CANNES 2016: PANTALLA ABIERTA

Publicado el 11 de mayo de 2016 / 20.50 horas, en Bogotá D.C.

CANNES 2016: PANTALLA ABIERTA

Este 11 de mayo arrancó Cannes, el festival de cine de mayor prestigio en el mundo y que tiene para esta edición 69 una película brasileña y otra filipina en la selección oficial de aspirantes a la Palma de Oro. Un número magro para el cine de los de origen ibérico no españoles ni portugueses, pero que reafirma lo que se hace en otras partes del mundo que no sean Europa o los Estados Unidos, los de siempre. Pero no son solo los latinos de ancestro peninsular los únicos que apuestan en las ligas mayores del gran festival sobre las costas del Mediterráneo.  Allí estarán también Irán, Rumania y Corea del Sur. El recurrente Pedro Almodóvar también dijo presente en la lista de los candidatos, con un nuevo filme: “Julieta”. La apertura estuvo a cargo de otro intocable de la dirección, el veterano Woody Allen, quien llevó para la muestra, aunque fuera de concurso, su último trabajo, “Café Society”. Una sesión de cine inaugural como para que reiterase sus constantes recursos de ingenio, en diálogo y situaciones entre dramáticas y risueñas.

Esa apertura tuvo un detalle previo, las tremendas medidas de seguridad que por la fuerza de su presencia generan al tiempo incomodidad y tranquilidad, pues la sensibilidad colectiva de Europa está en alto nivel de prevención debido a las constantes amenazas del terrorismo. Para los cerebros y actores disolventes es una tentación el rejunte de luminarias internacionales, la presencia de unos 5 mil periodistas, entre los 40 mil asistentes para el encuentro, y el simple hecho de que la Riviera en ese punto de su largo perímetro, está hecha para el glamour y el hedonismo. Eso que el terrorismo de nuevo cuño detesta y considera demoníaco o casi.  La organización del Festival espera ahuyentar espantos con más de 500 agentes de seguridad adicionales a la planta normal y un número similar de cámaras de vigilancia, encendidas las 24 horas, durante los 12 días de programación.

Semejante despliegue exige destinar una buena inversión que le quita de un solo bocado alrededor de un 50 por ciento de los más de 200 millones de euros del presupuesto destinado al Festival. Nada es exagerado en lo que se destina para este rubro, pues la convocatoria acredita a unos 40 mil visitantes y una ciudad que tiene una población básica que no llega a las 100 mil personas, se le incrementa por estos días un flujo flotante que puede alcanzar a las 200 mil. La tranquilidad, entonces, está por encima de todo, aunque esto parezca un recurso de cuño cinematográfico. Algo así comentó Woody Allen al respecto, cuando señaló que es un “hipocondríaco” del tema. Además de los periodistas que se cuentan por miles, entre acreditados y mirones con oficio, debe señalarse que por los circuitos que transitarán quienes llegaron para la fiesta del cine, habrá unos 12 mil que tienen derecho para ingresar y recorrer el Marché du Film.

En la competencia principal, que tiene a Almodóvar entre los abanderados, también están otros conocidos de este certamen. Por ejemplo, los hermanos Dardenne -Jean Pierre y Luc- quienes compiten con “La Fille unconnue”, por Bélgica; Asghar Farhadi, con “Forushande” (“The Salesman”), por Irán y tres mujeres reconocidas en la dirección: la británica Andrea Arnold (“American honey”), la alemana Maren Ade (“Tony Erdmann”) y la francesa Nicole García (“Mal de Pierres”). En esa lista de privilegios también está Sean Penn, como su obra “The Last face”, de los Estados Unidos, el brasileño Kleber Mendonça Filho, con “Aquarius” y el filipino Brillante Mendoza, con su producción “Ma´ Rosa”. Este último bien conocido de Cartagena, en Colombia, pues participó del último Ficci, realizado en febrero en la ciudad amurallada

El ya mencionado glamour que alienta a los ya señalados mirones, tendrá sus momentos alternados y repetitivos con figuras como George Clooney, a la cabeza, y una larga fila entre los que figuran: Ryan Gosling, Russel Crowe, Javier Bardem, Marion Cotillard, Julia Roberts y Robert de Niro, en mención muy apretada pues esta nómina puede considerarse poco menos que muy extensa. Todos marginando los miedos que a otros les impidió llegar a la cita. En todo caso, la alfombra roja tendrá arriba suficiente peso con los nombres de quienes la pisen. Allí estarán los que van para hacerse ver y, a veces, también para ver al menos algunas de las 84 películas de largometraje previstas y anunciadas. Un número que no suma los cortometrajes y los otros trabajos que se exhiben en secciones especiales como la llamada “Quincena de Realizadores”.

Pedro Almodóvar Woody Allen

                                                                                  

En ese segmento, el italiano Marco Bellocchio presentará un filme de larga duración “Fai bei sogno” que tiene como protagonista a la argentina Berenice Bejo, aquella que ganó el Oscar para mejor película en lengua no inglesa, en la gala de 2012. Ese ciclo se cerrará con “Dog eat dog”, dirigida por Paul Schrader y protagonizada por Nicolas Cage y Willem Dafoe. El próximo año el festival llegará a su edición de madurez irreversible, su versión 70, y quizá por eso sus afiches alusivos son con frecuencia remembranzas de tiempos dorados. En esta versión, el poster alusivo evoca un fotograma de un filme de Jean-Luc Godard, “El Desprecio”, de 1963. Una gloria del cine para la buena memoria de los buenos cinéfilos. Al tiempo, en la relación de remembranza y actualidad, aparece George Miller como presidente del jurado. El director y guionista australiano es el autor de la saga “Mad max”. 

En ese panorama, los colombianos aportarán un gran número de trabajos, como para no bajar el nivel de los galardones ya alcanzados en este encuentro, tal como ya ocurrió con César Acevedo y Ciro Guerra. Colombia llegó con 19 cortos que participarán en el área Short Film Corner. En los rubros principales estará “Madre”, de Simón Mesa, quien ya ganó una palma áurea al mejor cortometraje, en 2014, y quiere repetir. El galardonado César Acevedo vuelve a Cannes con “Los Pasos del agua” como apuesta de primer nivel de los cafeteros en un certamen que los conoce de sobra. No será los únicos, también aparece en la programación un filme de Nicolás Rincón Guille: “Tantas almas”. Esta producción fue elegida entre 15 propuestas que participarán en el segmento Cinéfondation L´Atelier.      

Por su lado, los argentinos llegaron con “La Larga noche”, de Francisco Sanctis, que participa en la sección Una Cierta Mirada (Un Certain regard), que viene de ganar el reciente Bafici, de la capital argentina. El ya conocido director Santiago Mitre presentará “La Cordillera”, en el área L´Atelier, y de ese país austral también se verán dos largometrajes en la muestra Blood Window, dedicada a los filmes de género. Se trata de “La Valija de Benavídez”, de Laura Casabé, y “Terror 5”, trabajo conjunto de los hermanos Federico y Sebastián Rotstein. Entre los cortos que llegaron de Buenos Aires figuran “Gallo rojo”, de Alejandro Fadel y “Paraya”, de Martín Morgenfeld, que se podrá ver en el espacio Quincena de Realizadores. En el ya referido segmento Cinéfondationcompetirá la argentina Malena Vain con el cortometraje “A Business”. Ya las imágenes se despliegan sobre la pantalla (aresprensa). 

0.0
Actualizado: -/-
Related Articles: BOTTICELLI EN PANTALLA / CINE / PATRIMONIOS CULTURALES / A-P CANNES, 70 AÑOS ARTE Y MODA, UNIDAD EN PANTALLA BOTTICELLI EN PANTALLA FICCI 2016: LUZ Y ACCIÓN EN PANTALLA CANNES 2015: PALMA ÁUREA PARA FRANCIA CANNES PRENDIÓ LA MECHA CANNES INICIÓ PROYECCIONES 2014 CANNES: PALMA PARA "ADÈLE" ODIOSO CANNES, ODIOSO OSCAR
OSCAR: DI CAPRIO TIENE ESPERANZAS

Visitas acumuladas para esta nota: 750

Sin comentarios todavia...

Dejar un comenatio

Su email no sera publicado.

¡SÍGANOS Y COMENTE!