logo_aresprensa_notas
Chávez: del sueño hacia la pesadilla

Chávez: del sueño hacia la pesadilla

El derrumbe de Venezuela durante los nueve años de Chávez en el poder, tiene todos los ingredientes de una película de horror y suspenso. Es todo un tratado de cómo se puede destruir una nación desde adentro y, al mismo tiempo, crear una imagen externa sobre el éxito de una gestión de gobierno.

Cuando Sir Winston Churchill se refirió en un elocuente discurso en la Cámara de los Comunes en l943-44,  al derrumbe del frente Oriental de la Alemania nazi y la capitulación del Mariscal von Paulus en Staligrado, ya se presagiaba la derrota. Churchill dijo entonces con su elocuencia electrizante que, si esto no era  el final,  por lo menos era el comienzo del final.

La votación en contra de un modelo totalitario que el Teniente Coronel pretende imponer a los venezolanos, es, además de anacrónico, inmoral y en contravía con las realidades sociales, económicas y políticas de toda la región.    

La cubanización, dentro del proyecto de reforma Constitucional mal llamado "Socialismo del siglo 21", no va más allá de una retórica trasnochada. El modelo orweliano donde todas las comunicaciones son controladas por el Estado, como, gradualmente, ya está sucediendo en Venezuela. La cancelación a Caracas Televisión, de la licencia para continuar al aire, fue una clara indicación de hacia donde apuntan las intenciones de Chávez para controlar a la opinión pública. Esta ha sido la receta de Castro en Cuba por más de cuarenta años.

La megalomanía chavista de iniciar una carrera armamentista en la región, contiene análogos ingredientes a los iniciados por los países árabes a raíz de la creación del Estado de Israel. Tiene el mismo proveedor de armas, como sucedió en el pasado. La hoy Rusia, es la misma que se está lucrando con la venta de submarinos, aviones MIG de combate, fragatas y la instalación de una fabrica para los rifles de asalto AK-Kalishnikov, que, eventualmente, puede abastecer la demanda de toda América Latina. Esta inversión en armamento ruso está ya bordeando los US$6 billones.

La diferencia con la experiencia anterior de Moscú como proveedor a naciones como Egipto, Siria y a las milicias palestinas y Cuba,  radica en el hecho que Chávez paga de contado. Los clientes anteriores como Castro y los árabes es que dejaron un saldo rojo de varios billones de dólares incobrable para Moscú.

Los tiempos del Teniente Coronel van en contravía de los ambiciosos proyectos del "Socialismo del Siglo XXI".Cuando Fidel Castro inició su revolución hace un poco más de cincuenta años, contaba con unos activos que el Chávez no los tiene hoy día. La generación de Castro regresaba, muchos de ellos al menos, de una experiencia europea marcadamente de izquierda estalinista. Buena parte del entorno de intelectuales que orquestó la revolución cubana en los años `60´s, tenían una identificación política de izquierda totalitaria, como reacción al franquismo español, al nazismo alemán fascismo italiano.

Los efectos de la guerra estaban aún intactos en las vidas de millones de europeos. La presencia victoriosa del Ejercito Soviético en el corazón de Europa tenía pocos antecedentes en la historia reciente. La izquierda, a consecuencia de la derrota nazi, había salido fortalecida. Los intelectuales de América Latina que llegaron a Paris, que viajaron al centro mismo del nuevo Imperio Comunista de Moscú y de la recién fundada Universidad de Lumumba, recibieron la formación política de tendencia marxista para la cual había sido creada la Universidad.

El clima de confrontación perneaba la cátedra universitaria. Escritores como Sábato, Carlos Fuentes, García Márquez, Jorge Amado y muchos otros como el mismo "che" Guevara, le dieron a la revolución cubana, ese apoyo de legitimidad  romántica, al haber logrado hacer realidad un sueño de tocar el cielo con las manos. Como ya lo había expresado Solzhenitsyn en el Doctor Zivago, con Castro se volvía a recrear esa esperanza.

Las grandes publicaciones francesas como L ´Observateur, Le Figaro, L´Humanité, de violento contenido editorial anti.-norteamericano, se convirtieron en lectura obligada de esos emigrés que incorporaron a su ideario político esa percepción sesgada, triunfalista y totalitaria de la izquierda estalinista. Ese fue el entorno que le permitió a la revolución cubana orquestar todo un proyecto latinoamericano.

Ese es el momento cuando aparecen en el escenario colombiano las farcs, Allende en Chile y muchos grupos menores alimentados por dinero cubano, armamentos cubano e instructores cubanos. Cuba se convirtió en la ruta de escape camuflada para que becarios latinoamericanos pudieran viajar al mundo socialista, con generosas becas, cursos de entrenamiento en terrorismo y todas las otras formas de lucha, parte del ideario de la lucha armada.

Para el Teniente Coronel al frente del gobierno en Caracas, el escenario ha cambiado en forma por demás dramática. Una visión "bolivariana" está fuera de contexto. Las circunstancias sociales, económicas, políticas ya no son las mismas de hace cincuenta años. La votación en contra de los cambios que Chávez quiere introducir en su entorno, así lo demuestran. A pesar de las limitaciones, restricciones y maniobras para marginar  a la oposición, triunfó una mayoría integrada por gente joven. Luego, hay que agregarle el desastroso resultado de la gestión económica que el Teniente Coronel le ha dado a la nave del

Estado.

Aparte, claro está, de las confrontaciones diplomáticas con varios países y de las alianzas con enemigos de Occidente, como son los convenios de cooperación nuclear con el  Presidente de Irán Mahmoud Ahmadinejad, quien pretende llegar a un a confrontación armada con Estados Unidos. Olvidando la historia, desconociendo la gran Armada americana que surca las aguas del golfo Ormuz y desconociendo que Irán como Venezuela no han legado siquiera al umbral del desarrollo, el resultado de esta confrontación puede tener ingredientes análogos al desplazamiento de ojivas nucleares en Cuba soviéticas durante la era de Khrusshvev. La diferencia radica en que entonces, La Unión Soviética era una potencia militar, diplomática y política en el escenario internacional. Hoy, ninguno de estos dos estados tiene un padrino que reúna esas mismas condiciones. 

Según  la Confederación Venezolana de Industriales, el régimen de Chávez en menos de una década ha logrado reducir el número de industrias que existían hace una década de l l.000  a menos de 7.000. Esto ha generado un desempleo masivo cuyos efectos colaterales no se han hecho esperar. La delincuencia común ha ido de la mano del aumento de "barrios miseria" alrededor de las principales de las ciudades.

Al igual de lo sucedido en Cuba cuando Castro subió al poder, el éxodo de talentos ha ido en un aumento que el régimen se niega a reconocer. Esto sucede cuando la fuga de capitales crece cada día, mientras las nacionalizaciones de empresas, como las multinacionales de petróleos, se están retirando de un entorno hostil. Con ellos se va la tecnología de punta, el mercadeo internacional y la estigmatización en un ámbito muy susceptible a maniobras de esta naturaleza.   

El bolívar, que fue una de las monedas más sólidas en América Latina a todo lo largo del siglo xx, Chávez lo  ha reducido en  su valor real en un 984, al mismo tiempo que el petróleo ha llegado  a precios históricos de US$l00 por barril. No deja de ser sorprendente que esa moneda sólida, que el Banco Mundial la consideró como alternativa al dólar para el intercambio comercial en América Latina, tuvo en su momento un cambio con el dólar de 4,30, mientras que ahora, la caída es de 565 oficial y en el mercado negro esta en 6,l25.

En l960 Venezuela ocupaba el primer lugar entre las naciones exportadoras de petróleo, con un 60 por ciento del mercado mundial. Ahora, solo tiene un 3 por ciento. El listado sobre todos los desaciertos no deja de ser abrumador por la cadena de errores. El ingreso per cápita hace cincuenta años era del78 del de los Estados Unidos. Con Chávez se encuentra en el l3 por ciento y tiende a la baja.

La incursión del Estado en la empresa privada, ha disminuido la fuerza laboral a menos de 4 millones de trabajadores, mientras que l5 millones trabajan en el sector oficial, ahora forma parte del ejército de la economía informal o están desempleados.

Los proyectos faraónicos como un gasoducto de 7.000 kilómetros de extensión, un banco regional para competir con instituciones semejantes y de probada capacidad de gestión internacional, no deja de ser un despropósito. El Teniente Coronel no solo no tiene quien le escribe: no tiene quien le de clases de historia. 

0.0
Actualizado: -/-
Related Articles: COLOMBIA HACIA EL ABISMO CASTROCHAVISTA / ACTUALIDAD CAMINO DIFÍCIL HACIA LA PAZ CARRERA HACIA EL OSCAR SUEÑO DE UN BRASIL POTENCIA HACIA LA COPA AMÉRICA 2015 CAMINO DE HERRADURA HACIA LA PAZ II COLOMBIA: CAMINO DE HERRADURA HACIA LA PAZ HUGO CHÁVEZ: EL ITINERANTE HOMBRE NUCLEAR FEO PANORAMA HACIA JUNIO PARA ARGENTINA Y COLOMBIA LAS CLAVES DE CHÁVEZ: ESTRATEGIAS VENEZOLANAS PARA SALIR DEL PANTANO ECONÓMICO Y POLÍTICO
Sir Winston Churchill se refirió en un elocuente discurso..

Visitas acumuladas para esta nota: 484

¡SÍGANOS Y COMENTE!