logo_aresprensa_notas
COLOMBIAMODA, EL BUEN CAMINO

Publicado el 24 de julio de 2018 // 18.30 horas, en Bogotá D.C.

COLOMBIAMODA, EL BUEN CAMINO 

Aunque de manera oficial la secuencia gruesa de desfiles se inició hoy, 24 de julio, en realidad la edición 2018 de Colombiamoda comenzó ayer, con la presentación de las novedades que trae el español Custo Barcelona y la puesta en situación de su acuerdo con un almacén de cadena para comercializar sus productos en la nación convocante, al menos algunos de esos productos dentro de la amplia gama de ofertas que tiene como propuesta de mercado el creador europeo. Esta presencia de grandes ligas que ya comienza a imponerse como tradición en lo que hace a relieve internacional para la muestra de Medellín, es un preanuncio de las tres décadas que cumplirá el año que viene este evento, el más importante del país cafetero y un escenario de proyección internacional consolidado para los diseñadores locales. El encuentro que se cerrará el vIernes 26 tiene previsto un programa con espesor fuerte: son más de 40 diseñadores entre propios e invitados que transitarán las pasarelas, varios de ellos con sello personal afirmado y también con marcas que se hacen presentes en los espacios adyacentes a los desfiles y con posibilidad tanto de visita como de compra durante toda la jornada. En el espacio ferial destinado al efecto, se dispondrá de medio millar de firmas de confecciones, que conformarán el entorno de un segmento de pensamiento y reflexión alrededor del tema de convocatoria, para el que se han programado unas 20 disertaciones vinculantes.  

El tiempo de vigencia de la convergencia es breve pero con suficiente sustancia como para estimular una visita prevista que podría llegar a más de 50 mil personas, entre interesados en la negociación específica y los simples curiosos, que recorrerán pasillos y estands. Además, si estos visitantes tienen suerte, podrán estar en los desfiles para apreciar lo bueno o al menos aceptable -así como lo contrario- que trae esta exposición de una industria cultural no siempre valorada por sus contenidos con raigambre y tradición. Esto porque la moda como ola continua que acompaña la modernización de usos y costumbres de Occidente -en este caso dirigido a la indumentaria y presentación personal- acompaña todo el desarrollo de las mentalidades desde la aparición del Iluminismo en adelante. Esto significa que no todo es banal y apenas duradero en lo que tiene que ver con el arte y el diseño que la labor de los creadores en este rubro. 

Por el contrario, si algo tiene historia son las tendencias de la moda, en tanto se tome como punto de partida la corte de los luises en Francia y la conversión de ese país en el centro de la cultura y en particular de aquello que alguna vez se consideró el cultivo del buen gusto y de una política tácita tanto individual como colectiva por hacer del vestir y bien exhibir un patrón de valor agregado y afirmación social. Más allá de aquellas raíces y en consideración de lo vigente, vale señalar que la industria de la moda es para el país anfitrión uno de los renglones de mayor notoriedad y proyección internacional, no solo en lo que tiene que ver con la potencialidad exportadora, sino además con la masa laboral que compromete a la industria alineada con estas propuestas. También es un indicador de movilidad social, puesto que la moda ya no es un atributo exclusivo de los segmentos de alto perfil económico sino que se ha transformado en un escenario de acceso de las clases medias, que para el caso de Colombia se han posicionado de manera firme en las últimas tres décadas. 

La oferta para esta edición de Colombiamoda muestra una ficha de diseñadores reconocidos en la localía, como María Luis Ortiz y Diego Guarnizo, quienes en reiteración de su asociación vuelven a la carga con “Soy”, su iniciativa de mercado que para la ocasión trae a lo concreto la metafísica idea de la “Purificación”, como concepto que alude a la mujer y a las corrientes universales vigentes de rechazo al maltrato de género. Esa idea convertida en piezas de diseño toma experiencias de vivencias locales duras y concretas. La colección que se presentó en el mediodía de la apertura de la feria, incluyó accesorios de complemento en las indumentarias con ornato de estampados. Una fundación de nombre reconocido en el país, acompaña el esfuerzo de la dupla de diseñadores. El proyecto en este caso tiene también interés pedagógico en contra de la violencia y un marcado énfasis en la iconografía de elementos locales vinculados con la naturaleza tropical evocada 

La onda ecológica y de retorno al origen no solo se sube a las transformaciones del sensorium de la edad mediana e incluso juvenil sino que cubre a otros grupos etáreos. Aunque en verdad es una tendencia para nada nueva en las dos ideologías básicas de la modernidad desde el siglo XVIII y como reacción al Iluminismo que se tomaba por entonces a la ciencia, la educación, la economía y la política. En el tercer mundo palpable es también una forma de nueva hechicería que no solo atraviesa las expresiones de la estética visual y del diseño, sino también la política regional y sus excesos visibles. Si en el pasado reciente el romanticismo, al cual se hace referencia, dejó legados funestos como el fascismo y el nacionalsocialismo, en la parroquia local dejó la saga bolivariana que insiste en el desatino. Al menos en las artes -que no hacen daño- esa visión dejó legados como el de Tchaikovsky, Chopin y Beethoven, en música, o la “María” de Jorge Isaacs, en lo que hace a la literatura de América Latina. 

Para la moda, lo descrito tiene esa evocación en su faceta positiva, y además de lo señalado incluye para esta Colombiamoda 2018 propuestas como la de Andrea Landa y su colección “Raíces” que, al respecto, dice más de lo mismo en lo conceptual aun cuando el diseño específico muestre cosas frescas. Landa ya tiene aquilatada experiencia en estos desafíos en los que la exposición y el criterio del potencial comprador puede ser no solo crítico sino despiadado. Sus piezas muestran el contraste inaugural, para lo que se le conoce, entre la memoria del charol y la sobria textura del mate. Es una aventura para una diseñadora que no le teme a este tipo de interpelaciones. Tanto que aquí juega con una idea semejante a lo fractal en lo que hace a la imperfección, en combinación posible y de buen recibo con aquello que se considera adecuado. La reminiscencia de lo que el acumulado de Oriente le puede decir al desafiante Occidente también hace conjunción en esta noción llevada al diseño. 

Algo como para no olvidar que fueron los que siguieron a los románticos, los vanguardistas y posvanguardistas franceses, quienes trajeron el espesor cultural del otro lado del mundo para hacer simbiosis en obras como las de Paul Gauguin. Sería bueno imaginar que el Pabellón del Conocimiento, que es tradicional en Colombiamoda, también toque estos temas de los orígenes para saber de dónde viene y dónde está parado el diseñador que hace una propuesta que él supone novedosa. Además, para que el debate académico no se agote en las insoslayables urgencias sobre las tendencias del marketing digital, la economía circular y la sostenibilidad. La posibilidad holística del discurso y la argumentación sobre la moda debe ser transversal a todo el proceso que va desde la producción de taller hasta el posicionamiento en el mercado local y externo. Esto, como para que se multipliquen experiencias similares a las de Laura Aparicio que cumple el mandato teórico de Renato Ortiz, en el sentido de “glocalizar” las voces. Tal vez eso de la “etnografía” articulada con el consumidor digital sea parte del buen camino a transitar (aresprensa). 

---------

VÍNCULO DIRECTOCOLOMBIATEX 2017, TIEMPO DE "JUEGO" 
Actualizado: martes 24 julio 2018 18:46
Related Articles: OSCAR 90, IMPUGNACIÓN AL BUEN CINE UN BUEN NOBEL DE LITERATURA ADIÓS ANGUSTIAS, BUEN VIAJE A RUSIA COLOMBIAMODA: FRANCIA, PRIMERA INVITADA BUENOS AIRES: AVANZA FERIA MAYOR DEL LIBRO CAMINO DIFÍCIL HACIA LA PAZ COLOMBIAMODA 2016 BUENOS AIRES CERRÓ SUS LIBROS BUENOS AIRES ABRIÓ SUS LIBROS SEMANA DE LA MODA EN BUENOS AIRES
colombiamoda 2018

Visitas acumuladas para esta nota: 171

¡SÍGANOS Y COMENTE!