logo_aresprensa_notas
COLOMBIAMODA: FRANCIA, PRIMERA INVITADA

COLOMBIAMODA: FRANCIA, PRIMERA INVITADA

Se abre la edición 28 de Colombiamoda en Medellín, con una carga de simbolismo que arrastra lo que ocurre en el complejo contexto local y, claro, aquello que exigen las tendencias del entorno amplio y planetario. Así llegan los diseños de tallas mayores, porque las gorditas también señalan que “nadie debe ser excluido”, tal como ocurre con las vigentes exigencias de género.  Además se reedita la presencia del ensamble inducido entre la artesanía y diseño dirigido a la moda y creación de las mentalidades urbanas, porque los mimos y atenciones a lo que se hace en el mundo del trabajo manual del país profundo, subraya la importancia que tienen esas regiones que fueron castigadas por el largo conflicto que parece atenuarse.  En esta versión que se encuentra en el tramo del cierre de tres décadas de presencia permanente, Colombiamoda trae a Francia como invitada, y a la creatividad que trazó camino y universalizó a la moda de ese país. La moda exige renovación constante, no importa que en  ese esfuerzo lo realizado en otros tiempos se reedite con nueva forma, al menos en la mirada. Nadie duda de la legitimidad del vintage, porque al fin y al cabo los objetos que circulan, se apropian y usan, también se resemantizan.  Lo cierto es que ahora el eslogan de la convocatoria cita al “nuevo juego” a todos aquellos que participan del encuentro. Este cubre apenas dos días de la semana final de julio,  entre el 25 y el 27, con epicentro para la cita en el recinto de Plaza Mayor.

Reporta: Martha Liliana ROMERO

La apertura de los infaltables  desfiles estará a cargo de la marca Pepa  Pombo, -este lunes, un día antes de la apertura general- bajo la conducción de Mónica Holguín, directora del departamento creativo de esa firma; en tanto que la caleña María Elena Villamil hará el cierre de la lista de pasarelas. Entre ambos extremos del  programa aparece por primera vez un país invitado: Francia. Nada más  fuerte que la presencia gala en esta feria de  moda, porque nadie duda de la maternidad de ese país sobre esta gran industria cultural y de transformación. Un movimiento y tendencia que ahora es universal, brinda millones de empleos en el mundo, produce inagotable capital social  y mantiene vivo el hedonismo de  la sociedad de masas, sin que haya posibilidad de que se apague esa vitalidad, si “el juego” renovado continúa.

Es por eso que la programación incluye un punto llamado “Se Busca diseñador”, dirigido a estimular los talentos emergentes en el campo de la creación. Precisamente, la apuesta  de los franceses  pretende promocionar la creatividad y la renovación tan simultánea como permanente, que tantas satisfacciones le ha dado a los diseños de ese país a lo largo de las últimas tres centurias, aunque hoy la capital mundial de la moda ya no esté en París. El pabellón está pensado para que los especialistas que llegan puedan intercambiar experiencias y conocimiento que facilite un “gana-gana”, que va más allá del interés económico siempre presente y exigido por una modernidad para nada inocente. Porque es claro que la exigencia preliminar de la mentalidad propia de lo moderno es la pérdida de cualquier sombra de ingenuidad.  

Para este caso puntual una forma de dejar atrás esa forma de “minoría de edad” que significa lo ingenuo, será bueno que se explique el significado que tiene para los organizadores eso del “nuevo juego” y cómo se debe jugar en esta compleja galaxia que une a la industria a secas con la volatilidad de la creación para lo efímero que es la moda, también con su carga de “posverdad”. Es posible que en el pabellón  del Conocimiento -que es tradicional en cada edición de Colombiamoda- se brinden claves que permitan desentrañar lo juguetón del misterio.  Disertaciones, conversatorios y charlas especializadas reunirán a quienes pretenden hacer reflexión sobre ese toque de lúdica que significa crear para satisfacer el buen gusto o lo que se supone que puede aceptarse como tal.

Además de Francia hay otros protagonistas de la cita paisa que llegan de manera tradicional, entre otros, los vecinos. Son unos 700 representantes que, acompañados de sus propuestas, vienen de Brasil, la Argentina, México, Venezuela, Chile, Paraguay y Bolivia, aunque no son los únicos. Esas representaciones quedan completadas por un arco iris que reúne a 15 países en el recinto ferial, y traen más de 600 marcas de relieve. Las expectativas de negocios son fuertes y se espera superar las cotas de operaciones alcanzadas en ediciones anteriores. Las cifras de proyección y expectativas trazadas dicen que asistirán unos 14 mil compradores, de los cuales algo más de 1500 llegan del exterior y el resto son nacionales. Además de los diseñadores que abren y cierran los desfiles presentarán sus nuevas creaciones talentos reconocidos como Juan Pablo Socarrás y Jorge Duque, como parte de una extensa lista.

Duque acudirá al vintage con reminiscencia de los años 70 y el uso del  algodón como fibra para las piezas a presentar. La temática de contexto aludirá a la música disco que marcó esa década y fue germinal de la cultura punk. La idea básica es plantear la afirmación del poder femenino, considerando que es una fortaleza vigente y en crecimiento, que tiende además a la disolución de eventuales discriminaciones. Por ello, las tallas femeninas grandes tendrá en esta Colombiamoda 2017 una preeminencia motivada. Las chicas poderosas pueden también serlo a lo largo y a lo ancho.  En total, habrá 30 presentaciones de pasarela que no olvidan la relación entre diseño y artesanía, la cual de manera paulatina se ha ido fortaleciendo en las últimas décadas y toma como cantera a las tradiciones culturales profundas del país.  La colección “Soy inspirada” hace el relato de ese vínculo y esas prendas híbridas se ofrecerán en tiendas de departamentos.      

La pionera que abre la secuencia de muestras, Pepa Pombo -en entrevista con ARES- dijo hace algún tiempo que no le gusta el color negro para sus piezas y que “lo mío es el rojo”.  Dijo además que su labor como diseñadora tiene el mejor canal de realización en sus propias manos y “en las manos colombianas”, como una preferencia de trabajo que no descarta lo mecánico pero que subraya el valor de lo manual. En la misma charla rechazó un imaginario extendido, que teme considerar al diseño de moda como un arte en el sentido pleno de la expresión. La persona que viste un buen diseño “completa la obra de arte”, remató.  Pombo es una creadora con más de cuatro décadas de experiencia y una larga residencia en la capital mexicana. Sus vestidos han sido exhibidos por personalidades como María Félix, Jacqueline Kennedy, Elizabeth Taylor y en tiempos recientes a Amal Clooney, esposa de George, el astro del cine norteamericano (aresprensa).  

0.0
Actualizado: martes 25 julio 2017 07:57
Related Articles: ESPAÑOL , PRIMERA LENGUA UNIVERSAL FRANCIA EN LA FILBO 30 COLOMBIAMODA: PRODUCTOS "HUMANIZADOS" CHILE BUSCA SU PRIMERA VEZ CANNES 2015: PALMA ÁUREA PARA FRANCIA YA ESTÁN LAS PRIMERAS LLAVES "SEGUNDONES DE PRIMERA", NUEVO LIBRO DE ENRIQUE SERRANO COLOMBIAMODA: CERRÓ CHRISTIAN COTA FRANCIA ELIGIÓ PRIMERA JORNADA SIN SORPRESAS
colombiamoda

Visitas acumuladas para esta nota: 652

¡SÍGANOS Y COMENTE!