logo_aresprensa_notas
DEFINICIONES QUE SE PRECIPITAN EN SUDAMÉRICA

Publicado el 10 de junio de 2009 / 12.30 hora de Bogotá D.C. / Archivado el 19 de junio de 2009

  DEFINICIONES QUE SE PRECIPITAN EN SUDAMÉRICA

 

Al cerrarse este tramo semifinal de la eliminatoria a Sudáfrica 2010 hay cosas que deben destacarse: la sensación chilena, la sorprendente venezuela, la recuperación brasileña y la trastabillante selección de Argentina. Al cerrarse la ronda ya aparecen los primeros clasificados y también algunos seguros desahuciados por Sudamérica. Perú y Bolivia entre ellos. Ecuador y la misma Argentina siguen en el borde angustioso de resignar posibilidades clasificatorias, a pocas horas de partidos definitorios. Diego Maradona podría ratificar pronósticos contenidos sobre su poca solvencia y techo conceptual para la dirección técnica. 

Escribe: Edgardo "Cuqui" LÓPEZ

En los comentarios previos de esta ronda de dos partidos, en la pugna de diez selecciones sudamericanas por la clasificación a Sudáfrica 2010, ya se había señalado que el choque entre Colombia y Argentina iba ser cerrado. En parte porque era previsible que Eduardo Lara hiciera una mejor lectura del partido en el momento previo de la planeación: no hay que ser un genio para advertir que el colombiano es mejor orientador que Diego Maradona. Lo sucedido sumado a lo ya visto pone sobre la mesa lo que todos intuían y han comenzado a confirmar, el astro en la cancha que fue el argentino no se ratifica en esta historia en el banco y en la conducción, porque el hecho de haber sido un buen jugador no garantiza que esa calidad se prolongue en la dirección de un equipo. 

Lara armó bien su mapa y dispuso tal como se vislumbraba, una doble línea de cuatro atrás, con gente de gran experiencia y méritos bien ganados. A los tres minutos de iniciado el partido y por el costado izquierdo, los colombianos ya probababan los reflejos de Andúfar, el golero argentino. La frágil línea de tres en la retaguardia argentina fue sometida desde el comienzo a la presión y la angustia durante la mayor parte del primer periodo. En el otro medio campo, la defensa cafetera disolvió a las figuras internacionales con las que Argentina pretende anestesiar a sus rivales. Ni Messi, ni Tévez, ni Agüero pudieron hacer su juego.

El claro penal que no se le acreditó por justicia a Colombia y el gol del menos dotado jugador argentino, Daniel "Cata" Díaz, pasaron a ser una anécdota frente a cosas más graves para ambas selecciones. Por un lado, Colombia debe comenzar a pensar más allá de las matemáticas y suponer con mayor realismo que lo más probable es que deba olvidarse del viaje a Sudáfrica en el próximo año. Por el otro, Argentina debe tomar conciencia de que le aguarda a la vuelta de la equina un descalabro tanto o más grave que el de Bolivia, porque este país cubierto de gloria futbolística y de buenos jugadores no tiene equipo ni destino cierto de la mano de Diego Maradona.

La afición argentina ya lo anunció con los silbidos que le propinó a su equipo, al ver la impotencia del juego de sus hombres, que no podían descifrar la trama tejida por sus rivales colombianos. Éstos, al tiempo, estaban concientes de que enfrentaban de un grupo de jugadores al garete. La evidencia del divorcio existente entre el director técnico argentino (es un decir) y el alter ego que le impuso la AFA, Carlos Salvador Bilardo, hace más clara la crisis que se avecina en la selección del Río de la Plata si las cosas siguen como se ve que van. 

Esa no es la única arista de lo que está ocurriendo en las filas argentinas. Maradona tiene cerrados sus canales de comunicación con el seleccionador de juveniles, Sergio Batista, y el fracaso reciente de esos muchachos en Venezuela es otro botón de muestra de lo que está produciendo el paso de Maradona por la conducción del fútbol argentino. No puede pasar inadvertido que los compañeros de banco del timonel (es un decir) de los de Buenos Aires, me refiero al cuerpo técnico integrado por Alejandro Mancuso y Miguel Ángel Lemme, son grandes amigos del veterano astro pero con pocos pergaminos, si es que tienen alguno, de conocimientos sobre fútbol. Ya nadie mantiene silencio sobre el hecho de que los compañeros de Maradona saben de otras cosas distantes del deporte pero del agrado de Diego Maradona y Bilardo no quiere quemar su prestigio en una alianza de poco rédito para su historia personal y colectiva en el deporte.

ECUADOR, OTRO ESCOLLO ALTO PARA ARGENTINA

En definitiva, Colombia mereció otra suerte y me cuesta pensar que no convertirá goles en su compromiso ante Perú. Lara tiene recambio para cerrar sus filas y seguramente hará que Hugo Rodallega y Juan Pablo Pino, por ejemplo, sean reemplazo para algunos de los protagonistas golpeados en el duro partido con la Argentina. De sus rivales de turno, poco hay para decir después de la derrota en Lima que sufrió el Perú frente a Ecuador. Es probable que la reciedumbre de los peruanos esté muy deteriorada dada su situación: últimos en la tabla con solo siete puntos y ya sin oportunidad de remontar la cuesta.

Para la Argentina en cambio, el cierre de la ronda es complicado por otros motivos: los ecuatorianos esperan a los del Río de la Plata con antecedentes bien fundados para quedarse con los tres puntos. En las alturas ya se ha visto que los argentinos se paran con debilidades y la historia dice que en Quito o en La Paz es normal que resignen posibilidades. Por el contrario, en esta eliminatoria los ecuatorianos han sido irregulares pero no en su territorio. Eso ya se vio ante Paraguay y Brasil, por eso no es posible imaginar que frente a la Argentina pueda ser diferente.

Aunque aún quedan esperanzas, escasas, para ver a una Argentina luminosa, acorde con las figuras que tiene, lo real es que tanto historia como antecedentes inmediatos favorecen a los ecuatorianos. Es posible que Juan Sebastián Verón le brinde más posibilidades a la delantera argentina y que haya cuatro de sus compañeros en la última línea de defensa, pero eso en los papeles previos no cambia el cuadro de situación. Estos hombres de la defensa argentina deberán enfrentar a los mejores ecuatorianos que se quedaron en casa como reserva y no viajaron a Lima. Joffre Guerrón, Iván Hurtado y Cristian Benítez serán los líderes del grupo ecuatoriano que tratará de limar las aristas defensivas de los argentinos.

Así, el pronóstico del partido es reservado, con unos ecuatorianos siempre fuertes en su plaza. Sus delanteros, si abren espacios en el planteo táctico, suelen aplicar la dinámica de la tromba para mellar la resistencia de sus oponentes. Si logran convertir rápido sobre Mariano Andújar, puede esperarse una caída argentina por dos ó tres tantos. El Atahualpa estará repleto porque la gente de Ecuador espera ese tributo de sus hombres.

AJUSTE DE CUENTAS ENTRE LÍDERES

El scratch está en alza, tonificado luego de la contundente goleada a la selección oriental en el Centenario de Montevideo. Subió el crédito de Dungaante una torcida que hasta hace pocas semanas lo llamaba "burro", apelativo que los brasileños le guardan a los orientadores de sus selecciones, cuando consideran que no cumplen con las expectativas de la gloria futbolística de Brasil.

Pero, ya se sabe, eso le dicen por temporadas los brasileños a casi todos los grandes e históricos guías de la selección auriverde. Ahora, después de la paliza propinada a uno de sus dos rivales tradicionales de la zona, le dicen "mago" y que ya se encontró con el equipo. Bajo ese panorama los paraguayos, esos recios vecinos en fútbol, han viajado a Recife para definir quién se queda con la punta de la tabla cuando resta poco para transitar en el tramo final de la puja por los pasajes a Sudáfrica 2010.

Paraguay, derrotado por Chile, tendrá seguramente baja de grandes figuras. Entre otros, es probable que la lista de ausentes esté integrada por Salvador Cabañas, Sergio Aquino y Paulo da Silva. La selección de Gerardo Martino llega a Brasil con la idea de conservar la punta y dejar de gastar ahorros en puntos, pues acumuló en los dos partidos previos dos derrotas en línea. Es la oportunidad de resarcirse y como se sabe, esa es la mentalidad de "Tata" Martino y de la fuerte personalidad paraguaya, que siempre busca sobreponerse a los desequilibrios de circunstancias. En este caso, los desniveles de su alineación.

Dunga tiene una nómina con mayor lujo y la ausencia del ariete Luis Fabiano no parece inquietar al director de orquesta gaúcho, que dirige a un Brasil otra vez brillante. El pronóstico de resultado es también difícil en este caso, pero lo que sí es seguro es que no será carente de emociones: se pelea la punta con un conjunto que quiere quedarse ahí, ese es Brasil. El otro, Paraguay, mantiene el liderato desde diciembre de 2007 y lo certero es que no quiere perderlo.

LA SENSACIONAL ROJA CHILENA

Nadie puede cuestionar esta afirmación: Chile es el equipo sensación de esta eliminatoria. Por fortuna lo dije desde el comienzo, la solvencia profesional de Marcelo Bielsa le aseguraba Chile un futuro brillante. Ese es el estilo del orientador rosarino que ha merecido mejor suerte y con Chile está logrando lo que todos aseguraban que podía alcanzar y le había sido negado por lo aleatorio del fútbol en sus resultados.

Los muchachos chilenos ya saben de memoria el libreto y cada papel en la escena. Nada resiente el cuadro y la dinámica impuesta ante cualquier rival, por encopetado que sea. Aunque como ocurrió con Dunga en Brasil, al comienzo la hinchada lo resistía pero ahora, a un paso de la clasificación a Sudáfrica, es un ídolo de la afición con un popularidad en Chile que deben envidiar muchos políticos de ambos lados de la Cordillera de los Andes.

Si "la roja" vence a Bolivia, la clasificación a Sudáfrica estará lista para los chilenos y eso en sí mismo es un milagro, después de muchos años de haber resignado ese privilegio que sólo cuatro, de manera directa en esta ocasión, alcanzarán. Chile ya tiene 23 puntos en caja y el Estadio Nacional de Santiago estará con su hinchada esperando la consagración de sus muchachos.

Bolivia tomará recaudos para frenar el vértigo de la máquina chilena pero ya se sabe lo que hacen los hombres de Bielsa cuando están sintonizados con lo que buscan. Y como novio ansioso, siempre buscan lo mismo. Chile espera en su casa a Bolivia, después de derrotar al puntero Paraguay en su propio patio. Por su lado, los bolivianos fueron doblegados en La Paz por una también sorprendente Venezuela.

Estos venezolanos, después de haber hecho en el Altiplano lo que no pudieron concretar los chamuscados argentinos de Maradona, esperan en su país a un siempre peligroso Uruguay, vencido en su terreno por Brasil. Venezuela no contaba en las cuentas de ningún pronóstico previo y hoy es rival de varios aspirantes, al menos, del repechaje. Entre otros, Colombia, Ecuador y el mismo Uruguay.

Los "patriotas" ya se sienten con fortaleza para mayores desafíos y la barrera uruguaya a superar es uno de ellos. La "vinotinto" ya es un rival con pantalones largos y riesgo para cualquiera en Sudamérica. Para la "celeste" de Tabárez en cambio el mayor desafío es devolver un ánimo golpeado por los goles de Brasil en el Centenario. Se estima que Uruguay jugará con presencias importantes que no pudieron estar frente a Brasil. Los que regresan son dos baluartes: Diego Lugano y Cristian "cebolla" Rodríguez. El cuadro general de situación, después de realizados estos compromisos en el subcontinente, dejará pocas dudas sobre lo que viene para el último tramo de las eliminatorias regionales (aresprensa.com).

0.0
Actualizado: -/-
Related Articles: TIEMPO DE DEFINICIONES II TIEMPO DE DEFINICIONES GIRA LA RUEDA EN SUDAMÉRICA SUDAMÉRICA VUELVE A LA CANCHA HORA DE DEFINICIONES EN SUDAMÉRICA INCÓGNITAS SUDAMERICANAS ANTE BRASIL 2014 ELIMINATORIAS A SUDÁFRICA 2010: ANGUSTIA EN MÉXICO Y OPTIMISMO ENTRE LOS GRANDES SUDAMERICANOS ELIMINATORIAS EN SUDAMÉRICA: UN PANORAMA CON ALTIBAJOS TRES PRESIDENTES SUDAMERICANOS EN LA MIRA DE LA JUSTICIA INTERNACIONAL MURIÓ EL MEJOR ALIADO SUDAMERICANO DEL COLONIALISMO BRITÁNICO EN EL ATLÁNTICO SUR
ANGUSTIAS Y ESPERANZAS EN MITAD DE LA TABLA

Visitas acumuladas para esta nota: 865

¡SÍGANOS Y COMENTE!