logo_aresprensa_notas
EL FÚTBOL TIENE MENOS CARTEL EN LOS OLÍMPICOS DE PEKIN 2008

Publicado el 04 de agosto de 2008 / 17.30 hora de Buenos Aires / Archivado el 20 de agosto

EL FÚTBOL TIENE MENOS CARTEL EN LOS OLÍMPICOS DE PEKIN 2008

 

En esta semana comienzan los olímpicos de China y el fútbol se estrenará incluso antes de la inauguración oficial. Eso es así porque se trata de un encuentro universal de atletas, como exige la tradición, pues en la Grecia clásica, donde surgieron estos juegos, no se disputaba el balompié tal como hoy lo conocemos. En esta nueva olimpiada los equipos africanos vuelven a mostrarse con opción para el oro. Eso siempre ocurre con los muchachos africanos en este tipo de convocatoria mundial, donde los sudamericanos también han hecho historia. Los uruguayos fueron los primeros campeones olímpicos y hoy lo son los argentinos.

 

Escribe: Edgardo "Cuqui" LÓPEZ

 

Esa condición periférica del fútbol olímpico es una de las razones por las que no tiene tanto "cartel" en ese certamen universal. El juego más importante del planeta es tan solo una justa más en un encuentro olímpico y el atletismo, como género deportivo, resulta incluso más importante.

En esta parte del planeta, en Sudamérica,  ese segmento futbolero tiene un sabor especial, pero no podría serlo en el conjunto de competencias que se realizará en Pekín. Tal importancia relativa del fútbol olímpico se hace evidente en hechos palmarios como lo es el poco flujo de información internacional sobre el punto. Hasta la reglamentación olímpica incide en la visión descrita: el fútbol en las olimpiadas no puede estar por encima de los demás deportes.

El actual campeón, Argentina, enfrentará el 7 de agosto a un equipo africano en la apertura de esta justa planetaria que, aun cuando sea en un segundo plano, mantiene al fútbol como parte de los deportes que merecen estar  allí presentes .  Costa de Marfil será el rival de los rioplatenses, quienes no deben olvidar lo que ocurrió con la selección olímpica de Daniel Alberto Passarela, cuando perdió en el último minuto la final frente a Nigeria, en Atlanta 1996.

En un deporte que tiene una lógica transversal, como es el fútbol, existe una lógica lineal que confirma la primera regla: entre los europeos llegan dos de los de siempre: Italia y Holanda. En este último caso, debe tenerse en cuenta a los holandeses para los que aspiran a llegar lejos: han llevado una excelente selección.

Otros con aspiraciones serias para llegar arriba son Ghana, Nigeria y Camerún, entre los africanos. Por la CONCACAF aparecen los Estados Unidos, que con un plantel muy afinado tiene buenas posibilidades. Aunque no debe desdeñarse a Honduras en ese grupo americano, cuya selección está orientada por el trabajo exitoso y conocido del colombiano Reynaldo Rueda.

 

En esta olimpiada china, Brasil ha llegado con la intención siempre renovada y esta vez obsesiva, de llevarse el oro. Los del samba carecen de este trofeo que ya han conseguido Uruguay y la Argentina y en conciencia de lo que significa el fútbol para el alma brasileña el hecho de que sus rivales en el barrio estén por encima de ellos significa un desafío con sabor especial. Aquí de nada valen las cinco copas mundiales si falta el oro olímpico en la emulación con los rioplatenses.

Los auriverdes han llevado como estandarte a Ronaldinho, la nueva figura del Milan, quien parece recuperado y en condición de astro pleno para afrontar el desafío. El entrenador Dunga -Carlos Caetano Bledorn Verri- llegó a Pekín con una constelación de astros para alcanzar su propósito. Allí están Pato, Anderson, Diego, Tiago Neves y el resto de la banda carioca con su siempre renovada disposición de brindar platos de buen fútbol.

Por su lado, el último campeón que llegó en disposición para renovar lauro olímpico, la Argentina, vivió su telenovela previa con final auspicioso: la cesión de Lionel Messi por parte del Barcelona, intimado por la FIFA y renuente hasta el final para cederlo a su Selección. Este muchacho es la máxima e indudable figura de los de Buenos Aires. Lo acompañan los de siempre en el actual onceno gaucho, que dirige Sergio Batista: Juan Román Riquelme, Javier Mascherano, Oscar Ustari, Fernando Gago, Ever David Banegas y Sergio Agüero.

Ese cuadro de situación señala que los dos grandes sudamericanos disputarán su propia competencia, tal como ha sido desde que los conocemos. Empezarán en diferentes grupos. Los argentinos disputarán la primera fase en el grupo A, ante Serbia y Australia, además del estreno frente a los africanos de Costa de Marfil. Los auriverdes enfrentarán en el grupo C a Bélgica, China y Nueva Zelanda.

En apariencia los brasileños tienen más fácil la inicial cuesta arriba, pero los chinos son anfitriones y eso pesa en estas cosas. Ello a despecho de lo poco que se conoce del fútbol chino. Tan poco como poca es la información que se ha brindado sobre fútbol en la víspera de estos  Juegos Olímpicos Beijing 2008 (aresprensa.com).  

0.0
Actualizado: -/-
Related Articles: MARCELO ROFFÉ, PSICÓLOGO DE FUTBOLISTAS DRAMA Y TRAGEDIA DE NUESTRO FÚTBOL FÚTBOL COLOMBIANO EN LOS OLÍMPICOS DE RÍO ESPERANZAS FUTBOLERAS EN RÍO 2016 OSCAR: DI CAPRIO TIENE ESPERANZAS FÚTBOL Y ASCENSO SOCIAL CARLOS E. BOTERO: "LAS FERIAS DE MODA EN MEDELLÍN NO TIENEN COMPARACIÓN" BRASIL VA POR SU PRIMER ORO EN FÚTBOL OLÍMPICO MODA Y FÚTBOL EN REFLEXIÓN DE COLOMBIAMODA BOGOTÁ SE PREPARA PARA EL MUNDIAL DE FÚTBOL JUVENIL SUB20
Edgardo "Cuqui" LÓPEZ

Visitas acumuladas para esta nota: 1127

¡SÍGANOS Y COMENTE!