logo_aresprensa_notas
EL OPTIMISMO ES OTRO CONVOCADO DE LA SELECCIÓN COLOMBIA

Publicado el 11 de octubre de 2008 / 14.20 hora de Bogotá

EL OPTIMISMO ES OTRO CONVOCADO DE LA SELECCIÓN COLOMBIA

 

Debe suponerse, por los nombres que ha convocado el técnico Eduardo Lara, que es el optimismo y el carácter la otra cara de la Selección Colombia para este nuevo arranque de lo que queda en la Eliminatoria. Optimismo moderado, que será siempre mejor que el pesimismo soterrado o explícito con que se cerró la anterior etapa. El temperamento podría ser el aporte agregado de hombres como Gerardo Bedoya, Mario Alberto Yepes, Amaranto Perea o Fabián Vargas. Éstos, por señalar sólo algunos de los nombres con mayor relieve y experiencia, son carta de garantía para jugar de frente con los siempre corajudos guaraníes. Un equipo que trae como lauro permanente el haberle ganado siempre a Colombia en el Campin, por eliminatorias, y con el presente de ser el primero de la lista, además de jugarle de igual a igual tanto a Brasil como a la Argentina. No obstante, el optimismo es un arma de coyuntura para dos compromisos que requieren de otros fundamentos. Paraguay es un duro escollo para las aspiraciones cafeteras y Brasil, pocos días después, lo es en mayor medida.   

Escribe: Edgardo "Cuqui" LÓPEZ

 

El equipo de Gerardo "Tata" Martino es el más equilibrado de esta Eliminatoria. Por algo está arriba, en lo más alto y con merecimiento. En estas fechas ya tiene en bolsillo buena parte del pasaje para Sudáfrica. Viene de montarse sobre los brasileños y de empatarle a la Argentina con sensación de triunfo.

 

El entrenador de los guaraníes ha logrado armonizar todas las líneas de su equipo. El segmento ofensivo, el medio campo y la defensa mantienen entre sí una cadencia de juego que en otros equipos de la región muestra fuertes desbalances. Esto, junto con la fuerza, la habilidad y un estado físico de alta competencia le dan una imagen muy especial al conjunto de Asunción.

Otro aspecto que está en el haber de los guaraníes es la estatura y la complexión de sus delanteros. Salvador Cabañas y Nelson Haedo son grandes por estatura y por precisión de sus cabezazos sobre el arco rival. Esa misma disposición física la tiene Roque Santa Cruz, pero no será de esta partida. Cabañas es el de menos estatura pero compensa el menos de ese detalle con una musculatura que arrolla defensas. De tal forma que puede decirse, por individuos y conjunto los paraguayos muestran un "lomo" fuerte.

 

Eso es un factor de riesgo para Colombia, en la contingencia que tiene su defensa. También es inquietante el pronóstico para los marcadores Camilo Zúñiga y Pablo Armero quienes tienen aquí muy pocas posibilidades de ganar en un tiro de esquina o en una pelota quieta.

En esa misma línea, Freddy Montero, Dayro Moreno y Wason Rentaría son más bien diminutos frente a jugadores como los paraguayos. Rentaría es uno de los más espigados del grupo colombiano, pero no alcanza para empujar por fuerza a los paraguayos, quienes son verdaderas torres. Para mencionar algunas, cabe mencionar a Julio César Cáceres, Paulo da Silva, Darío Verón o Enrique Vera. Por eso es posible que Lara ordene el ataque por abajo y por los costados. Ese podría ser el planteo táctico que permita mover y abrir la sólida  defensa paraguaya, con cuatro en línea.

APUESTA POR LOS ENANOS

El juego de estaturas medianas y reducidas en la ofensiva es algo que identifica tanto a colombianos como argentinos, pues Messi, Tevez y Agüero son conocidos como los "enanos". Claro que, en su campo y en las circunstancias descritas, los colombianos tienen a su favor las fortalezas psicológicas que ha dejado el cambio de frente entre pugnacidad interna del ciclo anterior y la  confianza del momento.

Si esa pólvora tiene buenos detonantes durante el encuentro previsto, estos jóvenes delanteros defenderán la tricolor cafetera bien afirmados sobre su grama. En ese panorama tienen una buena posibilidad para salir airosos de la primera e incluso la segunda dificultad. Ambas dificultades sumadas hacen una montaña y los colombianos siempre suponen que son las montañas las que les otorgan ventajas.

Los paraguayos  -de acuerdo con sus propias expresiones- creen que la altura no les afectará, pero si se miran las cosas sin triunfalismo el horizonte es bien distinto. El hecho de que algunos de los integrantes del grupo guaraní jueguen en México no les otorga ventajas y eso es así porque las condiciones de Bogotá son diferentes en contexto.

Colombia debe hacer prevalecer esa, que es "su"  ventaja constante, y apretar al rival sobre todo en el segundo tiempo. Los tres puntos en casa serían una buena inyección para pensar en visitar a los brasileños con el ánimo no sólo optimista sino fortalecido.

OPTIMISTAS BIEN INFORMADOS                       

 

En todo caso, la ruptura en positivo que supone la presencia de Eduardo Lara en la Selección Colombia, es de coyuntura. Si los resultados favorecen su perspectiva de orientación futbolística, obtendrá la permanencia al frente de sus dirigidos. Si las cosas giran en sentido contrario, existe la certeza de que la Federación Colombiana de Fútbol buscará un orientador técnico extranjero.

El experimento con Lara ya se había visto en la Argentina cuando José Pekerman reemplazó a Marcelo Bielsa. Tanto Pekerman como Lara orientaron a los juveniles y tuvieron logros importantes con esos muchachos de escasa barba. La ventaja que obtuvieron estos conductores para su experiencia en la máxima categoría es que conocen a los jugadores que dirigieron desde abajo, cuando eran chiquilines. Es por eso que en esta Selección Colombia renovada vemos a quienes fueron sus discípulos. De esa cantera son Zúñiga, Juan Carlos Toja, Freddy Guarín, Pablo Armero, Darwin Quintero y el mismo  Rentería.

Al revés de lo expresado en el comienzo de esta columna, en este mismo grupo está otra vez incluido  un jugador que preocupa. Se trata de Giovanni Hernández.  Este hombre estuvo en el proceso previo,  con Jorge Luis Pinto, y no dio respuesta a la expectativa puesta en él. Esto a despecho de que siempre se supuso que era un armador natural del equipo en las contingencias del juego. Pero claro, no es hora de ponerle al optimismo una dosis de anticuerpos. En verdad, se trata de ser optimistas bien informados (aresprensa.com).  

0.0
Actualizado: -/-
Related Articles: COLOMBIA ANTÁRTICA FRANCISCO: OTRO PASO POR AQUÍ COLOMBIATEX 2019, LLAMADO AL OPTIMISMO COLOMBIAMODA, EL BUEN CAMINO COLOMBIA, SE SIENTE UN FRESQUITO COLOMBIA, SORPRESAS TE DIO LA VIDA OTROS TRES MÁRTIRES COLOMBIA: GRIETA Y APRENSIÓN COLOMBIA: SALAFISMO BUSCA NIDO LLEGA A COLOMBIA EL PAPA PERONISTA
Edgardo "Cuqui" LÓPEZ

Visitas acumuladas para esta nota: 606

¡SÍGANOS Y COMENTE!