logo_aresprensa_notas
EL TRIUNFO DE COLOMBIA EN MAR DEL PLATA

Publicado el 15 de noviembre de 2015 / 21.30 horas, en Bogotá D.C.

EL TRIUNFO DE COLOMBIA EN MAR DEL PLATA

La coproducción colombo-argentina “El Abrazo de la serpiente” ganó el fin de semana pasado el codiciado Astor de Oro, como máximo galardón que entrega el Festival de Cine de Mar del Plata. Los chilenos del “El Club” se alzaron con el segundo premio, el Astor de Plata. Estos últimos también se hicieron acreedores a otro Astor plateado por el guión de ese mismo trabajo.  Esos fueron los principales resultados entre quienes compitieron por la categoría “internacional”, pero no fueron los únicos galardonados en el prestigioso certamen que se realiza en la principal ciudad balnearia argentina y es el único festival de cine en América Latina que está en la agenda anual de la Federación Internacional de Asociaciones de Productores Cinematográficos (FIAPF). Algo que pone al encuentro del balneario en la categoría “A” de los festivales mundiales, al mismo nivel Cannes, Berlín, San Sebastián o Venecia. A partir de 2007, Mar del Plata introdujo una sección especial para las producciones de América Latina, con un curioso premio máximo que lleva el nombre de alguien que sabía poco de cine y poco tuvo que ver con la creación fílmica, salvo por el mito creado a su alrededor y lo cinematográfico de su vida: Ernesto “Che” Guevara.

Escribe: Santiago NEMIROVSKY *

 

 

Dentro de la competencia por Latinoamérica la mejor película fue “Santa Teresa y otras historias”, que compitió por México, en tanto que el reconocimiento al mejor cortometraje fue el obtenido por la producción argentino-paraguaya “Princesa”.  En lo específico del cine local se consideró como mejor largometraje el filme “El Movimiento”, de Benjamín Naishtat.  El premio del público recayó en “Remember”, de Atom Egoyan, que representó a Canadá-USA, un relato sobre un octogenario que rememora los crímenes de la última guerra mundial. En tanto que Guillermo Francella recibió el premio especial “Alfredo Alcón”, por su labor actoral en la película “El Clan”. 

El encuentro sirvió también para celebrar los 60 años del comienzo de este festival, oportunidad en la que el correo argentino dispuso la emisión de dos sellos postales evocativos de las figuras de Tita Merello*, aquella de la canción “Se Dice de mí”, y de Alfredo Alcón, uno de los grandes actores de cine y teatro argentinos, de la última etapa del siglo XX. La Merello en cambio, tuvo su cuarto de hora en la primera mitad del siglo pasado. Otro rasgo curioso del Festival fue el espacio llamado “¡Vení al cine en la playa!”, que a diario mientras el certamen estuvo vigente, hizo proyecciones a cielo abierto y sobre la arena que bordea el Atlántico.

La actividad de presentaciones tuvo como eje a la exhibición de 23 largometrajes que compitieron por los diferentes “astor”, figura que evocan en su nombre a un nativo de esa ciudad costera. Se trata del mundialmente famoso y ya fallecido Astor Pantaleón Piazzola, el famoso y revolucionario renovador del tango argentino, cambio al que llamó “música de Buenos Aires”, para diferenciarlo del tango clásico. En las diferentes salas de proyección se dieron cita más de 120 mil espectadores, como aforo global. Esto resulta demostrativo, según los organizadores, de la amplia convocatoria que tiene el evento internacional, no solo en la propia Argentina sino además en los países limítrofes, incluido el Brasil. El de Mar del Plata es un festival que se inició en 1954, durante el gobierno del entonces presidente Juan Domingo Perón.

Después de aquellos primeros tiempos tuvo una suspensión prolongada y reinició ediciones hace algunos años para alcanzar en esta ocasión su versión 30; no obstante, sus varias décadas de presencia. El acotamiento y la suspensión se debieron a las reiteradas crisis políticas y económicas del país, que impactaron su trascendencia y posibilidades financieras inmediatas. Su categoría internacional como la expresión más visible del cine latinoamericano lo pone a salvo de baches como el señalado, aunque también por el reconocimiento que le hizo la FIAPF, que se ha mantenido si sesgos ni interrupciones. El premio especial para Latinoamérica que alude al mítico personaje argentino-cubano -el famoso “Che”- se impuso en el año 2007 y señala de qué manera el entorno político influye en este tipo de manifestaciones culturales, sobre todo en la Argentina.

PABLO LARRAÍN CIRO GUERRA
Chile Colombia

A esta edición 2015 de muestra fílmica marplatense asistieron grandes nombres del cine mundial, para participar de la sección “Charlas con Maestros”. En ellas estuvo Paul Schrader, quien fue nada menos que el autor de los diálogos de “Taxi driver”, “Toro salvaje” y “La Última tentación de cristo”, entre otras. Otra presencia de lujo fue la de Claire Denis, como grande del cine francés, quien fue testigo de una retrospectiva de su obra, como plato especial del Festival. Por su lado, el filipino Kidlat Tahimik dio la vuelta al mundo para llegar desde su país en el Extremo Oriente y estar presente también en la retrospectiva de su obra, como padre del cine independiente del Archipiélago, además de dictar una conferencia magistral -Master Class- sobre su obra. Cabe recordar que, aunque ahora el rodaje del prolífico cine filipino se hace en inglés, la historia de esta cinematografía se inició en lengua española, allá por la década del 30 del siglo pasado.  

Y al respecto cabe apuntar que hubo una numerosa delegación de directores del cine español. Estuvo presente en Mar del Plata Carlos Vermut con su última obra: “Magical girl”, ganadora en la edición 62 del Festival de San Sebastián. También llegó Nacho Vigalondo con “Open Windows”, el largometraje sorpresa de esta muestra internacional marplatense, protagonizado por Elijah Wood y Sasha Gral. Este realizador también presentó “Confetti of the mind”, una suerte de recopilación de sus mejores cortometrajes. Por su lado, el director peruano Francisco J. Lombardi -“La Ciudad y los perros”- y el escritor argentino Osvaldo Bayer tuvieron a su cargo una disertación especial en la ya mencionada sección “Charlas con maestros”. Un espacio especial se dedicó a la conmemoración del centenario de la Primera Guerra Mundial, con la proyección de “El Gran desfile”, de King Vidor, como exaltación conmovedora al antibelicismo. Una película que fue musicalizada en vivo por Carmen Baliero.

El cine italiano tuvo su momento destacado en el Festival, con una selección de obras poco convencionales. También se realizó un repaso del trabajo del realizador Roberto Minervini, con filmes recordados, como “The Passage”, “Low tide” y “Stop the pounding heart”, la llamada “Trilogía de Texas”. Además, se saldó una deuda con el público, al realizarse una retrospectiva del ruso Aleksei German, con una visión no histórica del pasado de Rusia. En la muestra especial de este tema se incluyeron obras reconocidas del cine de culto como “Khrustalyov”, “My car” y “Hard to be a god”, esta última considerada una póstuma pieza genial.  También hubo una retrospectiva del español Basilio Martín Patiño y un homenaje al director de fotografía argentino Alberto Etchebere, aquel de “El Secuestrador” –que dirigió Leopoldo Torre Nilsson- y “Más allá del olvido”, del mítico Hugo del Carril, ambos fallecidos. La película colombiana que se ganó el Astor máximo fue dirigida por Ciro Guerra(aresprensa). 

--------

* Experto en artes escénicas y cinematográficas

0.0
Actualizado: -/-
Related Articles: COLOMBIA ANTÁRTICA COLOMBIATEX 2019, LLAMADO AL OPTIMISMO ESPAÑA GANÓ EN MAR DEL PLATA COLOMBIAMODA, EL BUEN CAMINO COLOMBIA, SE SIENTE UN FRESQUITO COLOMBIA, SORPRESAS TE DIO LA VIDA COLOMBIA: GRIETA Y APRENSIÓN COLOMBIA: SALAFISMO BUSCA NIDO MAR DEL PLATA: EL CINE INICIÓ EL VERANO LLEGA A COLOMBIA EL PAPA PERONISTA
EL PRINCIPITO: VISIBLE PARA EL CORAZÓN

Visitas acumuladas para esta nota: 783

Sin comentarios todavia...

Dejar un comenatio

Su email no sera publicado.

¡SÍGANOS Y COMENTE!