logo_aresprensa_notas
ESCÁNDALO AGITA LA COPA

Publicado el 10 de junio de 2015 / 20.00 horas, en Bogotá D.C.

ESCÁNDALO AGITA LA COPA

Es uno de los torneos internacionales más antiguos del mundo y el de mayor edad en la región. Esta nueva versión de la Copa América que se celebra en Chile tiene el marco inquietante del escándalo que conmueve a la organización universal del fútbol, el cual toca también a esta zona del mundo y a la entidad organizadora del certamen, la Conmebol. El país austral tiene una larga tradición en este deporte, tanto como para haber organizado ya un Mundial, que se cumplió en 1962, y que coronó por segunda vez campeón a Brasil permitiéndole al anfitrión llegar a un tercer lugar. En esta ocasión los estadios chilenos verán jugar a 12 selecciones que, en la suma, son las diez locales y dos invitados especiales: Jamaica y México. Es natural que los locales pretendan estar en la final de Santiago y ese optimismo se basa en el crecimiento y ajuste que tuvo “La Roja” en los últimos años y en el excelente papel que se le observó en el paso por Brasil 2014.

Escribe: Edgardo “Cuqui” LÓPEZ

El actual campeón es Uruguay, que ganó su título hace cuatro años en la Argentina, luego de una épica lucha con Paraguay, por un marcador de 3-0. Los campeones llegan para ratificar el  porqué de esa titularidad y sus opciones las disputará en la primera ronda, en el grupo B, ante dos de los fuertes como es la Argentina y el tradicional rival de zona, que es Paraguay. Allí, en ese grupo,  estará uno de los invitados de la Concacaf, Jamaica. El enfrentamiento entre los tres de la cuenca del Plata será para alquilar balcones. Por el lado de Argentina llegan con el subcampeonato mundial ganado en Río de Janeiro, en tanto que Paraguay aparece en esta ocasión renovado y con interés por recuperar un protagonismo que fue perdiendo en tiempos recientes.

Tienen a la cabeza un entrenador de gran prestigio, como lo es el argentino Ramón “Pelado” Díaz, y tuvieron a otro de la misma nacionalidad hasta el anterior certamen sudamericano: Gerardo “Tata” Martino, quien también orientó a los guaraníes en Sudáfrica 2010. La banda de Lionel Messi estará en Chile con sus estrellas y con una dirección técnica inaugural en grandes certámenes: el mismo Martino que antes dirigió a los paraguayos. En los pocos partidos amistosos previos que dirigió este orientador, después del mundial brasileño, no se observaron grandes cambios en la nómina que dirigió Alejandro Sabella. Tampoco los hubo en la convocatoria a esta competencia histórica de la región

Martino demostró prudencia en sus primeros pasos después de la experiencia mundialista, pero ya se sabe que su filosofía del fútbol es bien diferente a la de su antecesor. Este último basa su concepción en las buenas defensas en tanto que Martino se acerca mucho más al pensamiento del también rosarino Marcelo Bielsa. Es por eso que, aunque con alguna demora, parece posible que esta selección argentina sea bien diferente a lo que exhibió aquella que se batió en las anteriores Eliminatorias y en el Mundial del año pasado, no obstante mantener la nómina básica de Sabella. Detrás de la escuela que quizá se deje atrás, está lo que se recuerda del emblemático Estudiantes de La Plata y dos cabezas imborrables en la memoria: Osvaldo Zubeldía y Carlos Salvador Bilardo.

MÁS ATAQUE

En esa visión histórica platense, el énfasis en la defensa le resta posibilidad a la ofensiva y la carencia de goles bien puede malograr las cosas en el momento final. Eso fue lo que le ocurrió a la Argentina del último Mundial. En la inferencia debe pensarse que un giro en la filosofía futbolística y pensando en que Argentina tiene hoy por hoy una alta calificación, con figuras de primer nivel para avanzar sobre la valla contraria,  se verá un equipo ofensivo. El regreso de Carlos Tévez a la albiceleste va dando una pincelada al respecto. Martino dirigió en tiempos recientes a All Boys de su Rosario natal y al emblemático Fútbol Club Barcelona, a este último con poco éxito. La característica de estos dos equipos en su planteo es el de salir jugando y defendiendo con el control de la pelota. El regreso de Tévez al conjunto produjo alegría a una parte importante de la afición argentina, que no le perdonó a Sabella el marginamiento de este delantero para Brasil 2014. En todo caso, es claro que Lionel Messi será el armador en Argentina y no tendrá papel defensivo, lejos del área de gol.

La selección revelación en el pasado Mundial fue Colombia. Los dirigidos de José Néstor Pékerman llegan a esta instancia con jugadores en excelente condición y otros con bajas o incógnitas en lo que hace a rendimiento. El arquero David Ospina, James Rodríguez y Radamel F. García están afilados para cumplir las misiones que les encargue el estratega, pero hay dudas persistentes sobre las condiciones definitivas de Pablo Armero o Camilo Zúñiga, por citar a dos de los principales marcadores en este equipo. El primero no es titular en su equipo brasileño y la carencia de suficiente fogueo puede impactar las condiciones para la exigencia inminente, en tanto que Zúñiga llega a Chile después de superar una delicada lesión. Algo parecido en lo que hace minutos de juego o lesiones recientes, ocurre con otros jugadores de peso específico, entre los seleccionados de Pékerman: Cristian Zapata, jugador del Milan; Juan Guillermo Cuadrado, de la liga inglesa, o ese buen jugador del medio campo que es Carlos Sánchez.

Las apuestas principales al lucimiento cafetero apuntan a los renombrados Ospina, García, Rodríguez y el infaltable Teófilo Gutiérrez. También están allí disponibles Bacca y Jackson Martínez, para hacer la diferencia. En todo caso, la afición colombiana no debe apostar ni al exitismo sin retorno ni al pesimismo tempranero. Brasil, en tanto, llega con una segunda oportunidad para Dunga, quien en los amistosos previos ha tratado de dejar atrás el bochornoso Mundial protagonizado en casa propia. Mal hizo la organización brasileña en alejar después de Sudáfrica al capacitado técnico gaúcho y ahora trata de enmendar el desliz. El scratch luce optimista pero será esta Copa América la verdadera prueba de fuego para pulsar los ánimos luego de la salida por la puerta de atrás en el Maracaná, hace un año. Los equipos de Dunga son de “ir y venir”, con fuerte defensa y rápida ofensiva, al estilo europeo. Eso, que poco le gusta a la afición brasileña pero que da más garantías de buenos resultados y resta riesgos a la mala sorpresa, sin importarle tampoco el “jogo bonito” que ya parece ser historia y leyenda en el Brasil reciente. Todos esperan que la férrea disciplina que impone el orientador riograndense sea entendida por los díscolos al interior del equipo, como el recién convocado Robinho, por citar un ejemplo

SIN ARRUGARSE

El titular de la localía, Chile, sigue confiando en la estrella de Jorge Sampaoli y de sus buenos jugadores, quienes ya le dieron alegría en el pasado Mundial. Repiten los australes con sus grandes astros: Arturo Vidal, Gary Medel, Charles Aránguiz, Alexis Sánchez, entre otros,  y un portero excepcional como Claudio Bravo. Aunque en los últimos días se han incentivado rumores sobre los recordados actos de indisciplina en los que con frecuencia han caído las luminarias chilenas del fútbol, debe esperarse que la madurez profesional y roce internacional de buena parte de sus principales jugadores haga entender que la responsabilidad del seleccionado chileno es mayor frente a sus iguales, por jugar en casa.  Esa localía obliga además a plantarse en la cancha para cumplir un papel decoroso y afinar el esfuerzo para ponerse en los primeros lugares. El primer compromiso, que es inaugural para los chilenos, lo tendrá Sampaoli y su banda ante un hueso duro, como es ese Ecuador que juega sin arrugarse y  de igual a igual ante cualquiera desde hace mucho tiempo.

Lo que viene de los patios vecinos es una incógnita. Se espera que Paraguay recobre su gloria de siempre y que Ramón Díaz haga los milagros de cirugía y reconstrucción que siempre hizo en los equipos que dirigió, entre ellos el River Plate de su país. El riojano ha impuesto una paulatina renovación para un equipo cuya tradición es la rudeza franca en la acción, la buena defensa y un juego aéreo certero. Los guaraníes esperan ser la sorpresa de esta justa a la que llegan como segundos de la anterior Copa, celebrada hace cuatro años en la Argentina. Los peruanos, también con técnico argentino, ratifican que la sorpresa serán ellos. Aunque siempre lo hacen, con magros resultados hasta ahora. El estratega Ricardo Gareca se estrena en estas lides de alto rango y, por ahora, lo sorprendente estuvo en la lista de convocados, entre los que figuran los inesperados Gustavo Dulanto, Rinaldo Cruzado y el conocido Edwin Retamoso. Otra incógnita son los de la “vinotinto”, pues de su nómina actual hay pocas noticias y lo visto en tiempos recientes no es demasiado alentador dado que se advirtió un estancamiento de Venezuela en las últimas grandes justas regionales, aunque con presunción de renovación, como para no desentonar en la cita chilena (aresprensa). 

0.0
Actualizado: -/-
Related Articles: ESCANDALOSA COPA CURIOSA COPA AMÉRICA COPA CENTENARIO: BOFETADAS IMPREVISTAS INICIO DE LA COPA CENTENARIO COPA: ÚLTIMOS TRAMOS COPA PLANA HACIA LA COPA AMÉRICA 2015 ARBITRAJES ESCANDALOSOS COPA AMÉRICA: ANTECEDENTES SORPRESIVOS EL PODER ECONÓMICO DETRÁS DE LA COPA AMÉRICA
COPA AMÉRICA CHILE 2015

Visitas acumuladas para esta nota: 684

Sin comentarios todavia...

Dejar un comenatio

Su email no sera publicado.

¡SÍGANOS Y COMENTE!