logo_aresprensa_notas
ESCOLAS DE SAMBA SE DESPIDEN

HEDONISMO  //  TURISMO  //  Publicado el 06 de marzo de 2019  //  10.45 horas, en Bogotá D.C.

 

ESCOLAS DE SAMBA SE DESPIDEN

 

Otra vez como cada año y antaño Río de Janeiro vivió sus días de carnaval como lo ha hecho desde siempre, o eso es  lo que parece porque esta  festividad avanza hacia los dos siglos de aceptación oficial, no obstante que existió de manera marginal y por voluntad popular desde mucho antes, cuando Brasil era aún un imperio y los Braganza que reinaban lo permitían de hecho. La repercusión mundial de lo que ocurre por estos días en lo que fue la capital del dominio colonial portugués en Sudamérica, ha sido y es tan fuerte que el diseñador francés Jean Paul Gaultier se decidió a realizar el vestuario de los 120 integrantes de la escola Portela, la más renombrada y premiada en diferentes carnavales cariocas recientes.  No solo eso, también se engalanó bajo esta directriz de célebre  diseño la carroza de la escola privilegiada y sobre ella estuvieron en el desfile principal modelos internacionales como Lais Ribeiro, entre otras famosas de  esta brasileña farándula anual.

No fue la única novedad de peso que incorporó el carnaval de Río 2019. Por primera vez en toda la historia de esta leyenda pagana en modernidad que es la festividad de la metrópoli carioca, un hombre fue el portabandera de las marchas y cabeza del sambódromo marquês de Sapucaí, a despecho de que ese sitio de privilegio para las presentaciones fue siempre ocupado por mujeres. Esta ruptura de moldes la protagonizó Anderson Morango. Fue para nada fácil introducir estos cambios en un proceso previo que es de largo aliento y consume para los participantes y organizadores todos los meses del año. Es por ello muy apegado a sus tradiciones, de tal manera que cambios como estos no suceden sin fricciones internas, entre tantos que participan con tantos intereses acumulados, que no excluyen la discriminación, y la certeza de que los  yerros se pagan caro. Después de superar las resistencias, Morango, el integrante de la escola de samba Académicos do Sossego, pudo abanderar las celebraciones y romper con el hierro de las tradiciones afirmadas.

Es legítimo imaginar que cuesta quebrar lo que trae el carnaval de Río como inamovible en su organización y despliegue. La presencia multitudinaria de los festejantes se vuelve normal a partir de la segunda mitad del siglo XIX, aunque venía de atrás como actividad de los afrodescendientes mezclados con sus amos blancos y el agregado de los diferentes mestizos y, sobre todo, de los diferentes rangos sociales. Empezó a suceder cuando el Brasil monárquico aún no había abolido la institución esclavista, algo que ocurrió apenas en 1888, en tanto que el primer carnaval oficial se celebró en 1892. Antes de la aparición de las escolas de samba en tiempos de carnaval, se organizaban festejos por parte de clubes sociales y sociedades integradas de manera exclusiva para esta celebración. Ya por entonces los grupos rivalizaban en la extravagancia y exuberancia de la puesta en escena por las calles de la capital imperial, a través de marchas y desfiles. Aunque por entonces había otras festividades la evolución del proceso colectivo fue variando y absorbiendo al  resto de actividades similares, en la semana previa al miércoles de ceniza.  

Las escolas nacieron a finales de la segunda década de la centuria pasada y nombres como Deixa falar y Mangueira comenzaron a ser palabras cotidianas para referirse al carnaval. De esas dos escuelas iniciales solo queda la segunda, a la cual le resta una década para alcanzar su siglo de vigencia. La primera existió poco tiempo y nunca desfiló como una escola, tampoco compitió porque esta modalidad que hoy tiene vigencia se inició al comenzar la década del año 30, cuando Deixa falar ya se había disuelto. Mangueira es la más antigua de las escolas pero no la que más ha ganado campeonatos. En esto la primera es Portela, la que ahora cuenta con la colaboración del diseñador Gaultier, y la señalada como más vieja ocupa el segundo lugar con el mayor números de campeonatos de samba en carnaval obtenidos. Los trajes, las máscaras, el ritmo en desfile además de la música compuesta para cada carnaval es lo que prima para alcanzar el título de escola campeã.

La Deixa falar también impuso en coreografía y en el ritmo de marcha a instrumentos como la cuica, el surdo, el tamborín y el pandeiro. La introducción de estos elementos musicales fue imitada por los grupos que continuaron hasta hoy con la tradición de la carnestolenda y es en parte por eso que no resulta  fácil  el cambiar las cosas en el eje de lo que se hace de la misma manera durante tantas décadas. Algo similar ocurre con el paso en la marcha y con eso de crear canciones nuevas en cada edición del reino de momo porque algo cambia, de a poco, aunque nada cambie en lo básico o eso asoma en la apariencia que es propia del carnaval. En los 80 apareció el sambódromo, que es hoy el espacio central de la celebración carioca sobre una  avenida emblemática de la ciudad anfitriona, para gente que llega de todo el mundo con interés de ver y participar del jolgorio y del “todo vale” en el juego de la carne, las sensibilidades y las libertades a rienda suelta en esos días de antifaz y desenfreno, a veces controlado aunque no tanto como para arruinar el alcanzar lo que se desea.

De manera oficial el carnaval de Río terminó el martes 5 de marzo, pero el jolgorio había comenzado antes y terminará después de esta fecha. En barrios y calles cariocas todo estaba prendido en la previa de los desfiles en el sambódromo, que se iniciaron entre el viernes 1 el lunes 4. Aunque los más importantes -que son los de las escuelas especiales, vale decir aquellos en los que se compite por el campeonato- tuvieron posibilidad de mostrar lo que prepararon entre el domingo y el lunes. Fue en estos dos  días que desfilaron en un lapso de 80 minutos por cada grupo de aspirantes las llamadas escolas especiais. En otras palabras las que se consideran mejores y con más prestigio. Una de  estas recibirá el sábado 9 marzo el título de campeona y en esa ocasión habrá nuevos desfiles, los últimos de este año. En ese estertor postrero y definitivo de “Momo”, se presentarán las agrupaciones campeonas, que son apenas 6 de las 14 que iniciaron la marcha por el sambódromo. En este año la celebración cumplió su aniversario 127, con más de 60 mil sambistas que bailaron y marcharon por la avenida que rememora al marqués del viejo imperio (aresprensa).

--------

VÍNCULOMURIÓ EL REY "MOMO" EN RÍO
Actualizado: jueves 07 marzo 2019 04:02
carnaval río 2019

Visitas acumuladas para esta nota: 165

¡SÍGANOS Y COMENTE!