logo_aresprensa_notas
ÉXITO EN FERIA DEL LIBRO DE BUENOS AIRES

Publicado el 13 de mayo de 2011 / 17.10 hora de Buenos Aires

ÉXITO EN FERIA DEL LIBRO DE BUENOS AIRES

Al cierre de la tradicional feria argentina, las cifras fueron generosas con los organizadores. La oportunidad, la polémica y la actualidad de las tensiones ideológicas en la región latinoamericana tuvieron escenario y reflejo en esta edición 37 del encuentro anual masivo con el libro, en la ciudad porteña del Río de la Plata. La discutida presencia del último Nobel americano, el peruano Mario Vargas Llosa, la muerte de Ernesto Sábato durante el desarrollo de la Feria y las también polémicas críticas al español Fernando Savater, por parte de autoridades del gobierno local, le dieron al festival del libro una tonalidad inédita, en tiempos electorales para ese país. Todo ese marco aumentó la presencia de público a la que se considera como la principal feria del libro latinoamericana.

La polémica la inició el director de la Biblioteca Nacional de Buenos Aires, Horacio González, quien a principios de marzo criticó y pretendió el veto para la invitación de Vargas Llosa a la apertura de la Feria, formulada por los organizadores de la misma. Fue González el primero de los funcionarios vinculados con el régimen dominante en la Argentina quien salió con unas declaraciones que despertaron severas críticas en el plano tanto interno como internacional por poner de nuevo en la mesa las tradicionales tendencias limitantes, represivas y autoritarias de sectores radicalizados del antiguo justicialismo, ahora venidos a más en el llamado “kirchnerismo” que gobierna a la Argentina.

Esos grupos que militaron en las filas del peronismo juvenil de la llamada “tendencia revolucionaria” de los años setenta, afín con las visiones militaristas y violentas de quienes entonces fueron conocidos como montoneros, han encontrado su nuevo cuarto de hora en el gobierno de Cristina Fernández, de la misma manera como también tuvieron cabida en la administración del fallecido Néstor Kirchner. A esos grupos maximalistas se refirió no hace mucho tiempo la presidenta Fernández, definiéndolos como “juventud maravillosa” en evocación a las violentas formaciones especiales de los años 70.  

El cretinismo intelectual de González fue seguido por otros voceros con salario oficial y culminado por el jefe de gabinete de la presidenta, don Aníbal Fernández, quien cerró la serie de estupideces con rango de Estado al señalar que tanto Vargas Llosa como Savater hablaban, precisamente, “estupideces”. En la seguidilla de declaraciones delirantes otra vocera del oficialismo, la diputada Diana Conti, señaló que Vargas Llosa era “un traidor” y que del Nobel latinoamericano 2010 sólo había leído “Las Venas Abiertas de América Latina”, un libro que en realidad escribió Eduardo Galeano.

La grotesca cadena de dislates hizo recordar a un predecesor de los señalados, también peronista, el expresidente Carlos Menen quien alguna vez dijo con autoridad que se entretenía con la lectura de Sócrates, el pensador griego que nunca escribió una línea, tal como lo recordó en su momento Ernesto Sábato, quien falleció en la víspera del homenaje que se le había preparado en esta edición 37 de esta Feria del Libro de Buenos Aires.  La presidenta argentina intervino para desautorizar a sus segundones, pero ya era tarde.

Nada fue mejor que el tinglado que le prepararon al Nobel peruano sus gratuitos contradictores para poder condenar a los noveles “inquisidores y comisarios políticos” de la opinión y libre circulación de las ideas, hoy empleados y beneficiarios del erario argentino. También fue la oportunidad para señalar que el marcado retroceso de esta sociedad argentina de  las últimas décadas quedaba bien evidenciado en la mentalidad tercermundista puesta de manifiesto por aquellos voceros de la exclusión al pensamiento diferente.

 Vargas Llosa dio a entender que el señalado repliegue del país del Cono Sur era una contracción  de la subjetivad colectiva persistente y difícil de erradicar, como matriz cultural. Le faltó decir que “el subdesarrollo está en la mente”, como lo ha señalado en su libro Lawrence Harrison. Es decir, trazando un paralelo entre el pensamiento de Harrison y lo afirmado por Vargas Llosa en la Argentina: la pobreza exterior que en ese país pasa del 30 por ciento de su población, no es otra que el reflejo de la miseria interior de su clase dirigente y eso incluye a los “neorrevolucionarios” del actual stablishment argentino.   

Además de lo prodigado a Ernesto Sábato, la Feria del Libro fue escenario para el homenaje de otros dos grandes escritores argentinos recientemente fallecidos: María Elena Walsh y David Viñas.  Sin embargo no fueron los autores recordados los que más vendieron libros en esta convocatoria internacional.

Por el contrario, los ejemplares con mayor demanda del público fueron los de actualidad política escritos por protagonistas locales y vigentes: entre ellos el ya nombrado Aníbal Fernández, el exministro de economía Martín Lousteau y José Pablo Feinmann.  Otros invitados internacionales a esta Feria fueron el chileno Jorge Edwards, el zambio Wilbur Smith y los ibéricos Rosa Montero y Antonio Muñoz Molina.  

En suma, la Feria del Libro de Buenos Aires cerró sus puertas con un récord histórico de asistencia: más de 1.250.000 asistentes, un incremento del 4 por ciento en relación con la edición del año anterior y un crecimiento superior al 10 por ciento en ventas. Los organizadores señalaron que a pesar de las polémicas no hubo desórdenes y que los once salones para reuniones que se disponen en los predios de la Sociedad Rural en el barrio de Palermo, ya no son suficientes para albergar a los actos culturales que en esta edición fueron casi 1.600, durante las dos semanas de Feria entre el 20 de abril y el 9 de mayo. Todo un éxito (aresprensa).   

0.0
Actualizado: -/-
Articulos relacionados: FERIA DE LAS FLORES 2019 LIBROS PARA LOS QUE EMPIEZAN FILBA 44, ARRANCÓ LA FERIA GRANDE CHÍA: VIVENCIAS EN LIBRO BUENOS AIRES: AVANZA FERIA MAYOR DEL LIBRO "CANOA", EL ÚLTIMO LIBRO DE BELISARIO BUENOS AIRES CERRÓ SUS LIBROS BUENOS AIRES ABRIÓ SUS LIBROS GUADALAJARA EN UN LLANO, CON LIBROS SEMANA DE LA MODA EN BUENOS AIRES
EDICIÓN 24 DE LA FERIA DEL LIBRO DE BOGOTÁ

Visitas acumuladas para esta nota: 2138

¡SÍGANOS Y COMENTE!