logo_aresprensa_notas
FERIA DEL LIBRO EN BOGOTÁ: ECUADOR ECHÓ LA CASA POR LA VENTANA

Publicado el 27 de mayo de 2011 / 11.45 hora de Bogotá D.C.

FERIA DEL LIBRO EN BOGOTÁ: ECUADOR ECHÓ LA CASA POR LA VENTANA

La evolución del grafiti como arte urbano y popular fue una de las notas atípicas de la última edición de la Feria del Libro de Bogotá, que concluyó hace casi dos semanas. En una convocatoria en la que estaba previsto el ingreso de más de 400 mil personas se presentaron más de un centenar de escritores y pareció que la fiesta anual del libro en la capital cafetera, la tercera de su tipo en importancia en América Latina, recuperaba el brillo de sus ediciones encumbradas. Brillo del cual existía memoria pero que parecía estar disminuyendo en sus últimas versiones. En todo caso Ecuador, el país invitado, literalmente “echó la casa por la ventana” y fue un animador de alto relieve en participación literaria local de gran espesor y en la selección de atractivos para el visitante de Corferias.  Ese relieve no se vio disminuido en absoluto por el hecho de la casi simultaneidad del encuentro andino del libro con su similar de Buenos Aires, éste último el más importante de la región.

Reporta: Martha ROMERO RICO

Ecuador el país fronterizo al sur de Colombia y que hasta hace pocos meses mantenía ruptura de relaciones con Bogotá, montó uno de los mayores y más lujosos pabellones vistos en los últimos años en la Feria del Libro. Esta presentación y el lanzamiento de la “marca país” que se hizo en febrero, durante la Vitrina Turística de ANATO, evidenció la importancia que tiene para Quito el convertir a Colombia en plataforma de lanzamiento de su imagen.

Además de la producción literaria vigente y de su tradición librera, Ecuador aprovechó la ocasión para divulgar su cultura en general y la idea de que es un país con interés en la atracción de inversiones y flujos turísticos. El espacio dedicado a los libros ecuatorianos exhibió más de dos mil títulos, en un contexto de muestras fotográficas, arqueológicas, gastronómica, de naturaleza y de producción artesanal.

En ese proceso llegaron a Bogotá, para el acontecimiento ferial, 33 escritores ecuatorianos -12 de ellos, mujeres- quienes participaron en la lectura parcial de sus obras, acompañados por los consagrados creadores locales Santiago Gamboa y Enrique Serrano.  El marco destinó un homenaje especial a Jorge Enrique Adoum y a su obra que abarca narrativa, poesía, ensayo y argumento teatral.

Un segmento especial de los invitados estuvo dedicado a “Matapalo Carbonera”, un proyecto especial que tiene a los niños de escasos recursos de la ciudad de Riobamba como referente principal, y que usa materia prima tomada y reciclada del cartón como desecho. Un grupo de escritores ecuatorianos apoya esta causa y ceden los derechos de sus obras para la viabilidad del proyecto. Entre los títulos surgidos de esta iniciativa, mostrados en la Feria del Libro de Bogotá, figuran: “Bóveda 66, “Respiración de Laberinto”, “La Cicatriz” y “La Bayeta Roja”.

EL PROGRAMA

Hubo en la programación un Congreso Internacional de Ilustración, el Primer Foro de Revistas Universitarias, la llamada Cátedra Pedagógica del Magisterio y el Seminario de Derechos de Autor. Pero no fueron los únicos encuentros principales de expertos de la nutrida agenda elaborada para esta edición 24 de la Feria del Libro de Bogotá.  También se desarrolló el décimo Congreso Nacional de Lectura y la dinámica lúdico-infantil “Crecer entre Relatos y Juegos”, que auspicia el ministerio de Cultura del país anfitrión.

En la cátedra magistral ya mencionada, el sociólogo suizo Philippe Perrenoud abordó el tema de los inconvenientes para la lectura que muestran los jóvenes contemporáneos. Un problema que no es un simple tropiezo generacional y que afecta de manera sensible a los latinoamericanos. El especialista europeo es autor del libro “Los Ciclos del Aprendizaje”. Otro especialista, en este caso de literatura en sentido estricto, fue el argentino Alberto Manguel quien mantuvo una estrecha relación profesional con Jorge Luis Borges, entre 1964 y 1966 cuando fue su lector, en pleno avance de la ceguera del laureado autor rioplatense.

El tema del grafiti como arte popular urbano fue tratado por Claudia Walde. La célebre grafitera germana dio una conferencia sobre el tema y una demostración de realización de grafitis.

Otro de los escenarios destacados de esta edición colombiana de la feria del libro fue la denominada Fiesta de las Lenguas que agrupó a poetas indígenas del país. Esto en el marco del 21 Pabellón Juvenil de poesía, género siempre destacado en las ferias colombianas del libro, dada la tradición local en este campo de la producción literaria. El sesgo poético alcanzó para un “encuentro de literatura y poesía” entre México y Colombia, a cargo del colombiano Federico Díaz Granados y la mejicana Nadia Escalante. En ese escenario se tributó homenaje a la desaparecida creadora del género, María Mercedes Carranza.

Un segmento especial de la Feria estuvo dedicado al Nobel de Literatura 2010, el peruano Mario Vargas Llosa, con una muestra fotográfica de homenaje que se presentó bajo el título de “La Libertad y La Vida”. Este fue uno de los puntos de visita más emotivo y transitado por el público que concurrió a la Feria del Libro de Bogotá.

En resumen, hubo más de 120 mil títulos disponibles y la posibilidad de interactuar entre los asistentes y sus autores favoritos, a través de dinámicas como el conversatorio, la firma de libros y el lanzamiento de títulos. Los espacios abiertos permitieron realizar también la Tercera Rueda de Negocios, a cargo de Proexport -organismo oficial de promoción de exportaciones- y la Cámara Colombiana del Libro. A esta parte de las convocatorias asistieron representantes de 17 países.

La llamada “Noche del Libro” puso un broche distintivo a la edición 24 de la Feria. En esa jornada se amplió en tres horas, el tiempo de apertura de las puertas de Corferias, hasta las 11 de la noche, con entrada gratuita y el atractivo de ofertas y actividades especiales. En ese lapso de tres horas accedieron al recinto ferial más de 26 mil personas.

TÍTULOS

Los autores invitados presentaron sus libros. La extensa lista elaborada para el Encuentro incluyó los siguientes nombres y títulos, en lista incompleta:

  • Rafael Argullol. Fue uno de los representantes de España y presentó el libro “Visión desde el Fondo del Mar”, una reflexión sobre el ser con enfoque subjetivista.
  • Javier Sierra. También de España, con “El Angel Perdido”.  
  • Roberto Ampuero. El escritor chileno presentó su reciente libro “La Otra Mujer”, con una trama de historias paralelas. Una en una sociedad austral signada por el gobierno militar del país y otra en el Berlín del siglo XXI. 
  • Alberto Fuguet. Otro chileno que presentó su reciente creación “Missing”. Homenaje a la “oveja negra” de una familia, escritor y cineasta, que un día desaparece y su rastro y búsqueda es abandonada por sus relacionados. El tema está vinculado de manera directa con la vida personal del autor. 
  • Antonio Skármeta. También del país de la estrella solitaria y autor de “El Cartero de Neruda”. El título que presentó Skármeta es “Los Días del Arcoiris”, en cuya trama se acude al recurrente tema de la estructura militar que gobernó a su país. 
  • Ana von Rebeur. Escritora argentina que presentó textos de autoayuda como “Todas Brujas” y “Las Ventajas de ser Mala”.
  • Javier Vásconez. Emblemático creador ecuatoriano quien en su obra “La Piel del Miedo” narra la vida de un joven signada por la violencia.
  • Gabriela Alemán. Un trabajo con ocho cuentos, bajo el título de “Album de Familia”, es lo que presentó esta joven escritora considerada por parte de la crítica literaria de América Latina, como una reveladora promesa de las letras regionales.La escritora es ecuatoriana pero nació en Río de Janeiro.
  • Mario Mendoza. Colombiano de Bogotá y uno de los grandes realizadores de la novela urbana en el país anfitrión de la Feria, presentó su libro “Apocalipsis”.
  • Guido Tamayo. Presentó su novela corta “El Inquilino”.
  • Alberto Salcedo. Uno de los más relevantes exponentes de la crónica en Colombia, el barraquillero Salcedo, presentó su reciente obra: “La Eterna Parranda”.
  • Fernando Soto Aparicio. “La Rebelión de las Ratas” fue editado en edición conmemorativa al cumplirse medio siglo de su aparición inicial.
  • Erika España. Nueva escritora oriunda de Manizales que lanzó su primera novela: “Diamantes al Desayuno”.

 Por su parte, la organización no gubernamental “Nuevo Arco Iris” lanzó su libro “La Economía de los Paramilitares”, un texto controversial surgido del estudio de especialistas de esa entidad. La Feria del Libro de Bogotá se desarrolló en su edición 2011 bajo el lema: ¡Ven a la Feria!, hay letras para todos (aresprensa).   

0.0
Actualizado: -/-
Related Articles: TURISMO, ¿UN DERECHO HUMANO? LIBROS PARA LOS QUE EMPIEZAN FILBA 44, ARRANCÓ LA FERIA GRANDE BOGOTÁ: ¡TELÓN ARRIBA! CHÍA: VIVENCIAS EN LIBRO ARTEBA 2017: A QUEBRAR TECHOS BUENOS AIRES: AVANZA FERIA MAYOR DEL LIBRO ECUADOR: UN PASO PARA QUE NADA CAMBIE BOGOTÁ: FOOTWEAR, AMANECER DE PASARELAS "CANOA", EL ÚLTIMO LIBRO DE BELISARIO
ÉXITO EN FERIA DEL LIBRO DE BUENOS AIRES

Visitas acumuladas para esta nota: 2303

¡SÍGANOS Y COMENTE!