logo_aresprensa_notas
FICCI 2016: LUZ Y ACCIÓN EN PANTALLA

Publicado el 01 de marzo de 2016 / 21.30 horas, en Bogotá D.C.

FICCI 2016: LUZ Y ACCIÓN EN PANTALLA

En la grupa de un potro de pura sangre, tal como fue esa presencia estelar e histórica de la cinematografía colombiana de la víspera en Los Angeles, se abre el festival de cine de Cartagena en su edición 56. Es una cuota de vigor que habla de mejor manera y mejor pronóstico para la producción nacional, estimulada desde tiempos recientes por una legislación que obliga al Estado a apoyar el talento local. La llegada por primera vez de una película a la exclusiva lista de las 5 nominadas como mejor película extranjera, en la edición 88 de la entrega del Oscar, le imprime un brío inédito a este Festival en el interés de convertirse en el más importante de la región. Primacía que por ahora ostenta el encuentro argentino de Mar del Plata, pues ese austral gran encuentro del cine internacional es el único de esta zona que figura en la agenda anual de los festivales mundiales. Además, está calificado en la categoría “A” de la FIAPF, siendo el solitario de la región con ese cartel. Algo que ubica a Mar del Plata en el mismo nivel de Cannes, Berlín o VeneciaEl segundo peldaño en ese sitial de privilegios, aunque sin los referidos cartones, lo ocuparía el evento de Cartagena, que iniciará proyecciones el 2 de marzo y apagará luces el 7 de este mismo mes.

La exhibición cartagenera mostrará en sus 5 días de proyecciones una aquilatada selección de filmes y visitas especiales. Entre estas últimas estará Susan Sarandon y el filipino Brillante Mendoza, este último un verdadero icono de la filmografía del sudeste asiático. Esa presencia vale y por mucho, puesto que el Archipiélago es uno de los países que más produce en este arte e inició su historia en los años 30 del siglo pasado, con cine hablado haciendo uso exclusivo de la lengua española. Eran tiempos en los que el habla de Cervantes se esforzaba en no ser desplazada por el inglés que sentó reales en las islas a comienzos de la centuria anterior y el cine fue una de sus armas. De esos tiempos son títulos de obras como “Secretos de confesión” -la primera película filipina- “Muñecas de manila”, o “Las Dulces mestizas”, entre otras. Hoy ese cine asiático solo se produce en lengua inglesa o tagala.

El cine filipino es un nicho de producción al cual los latinoamericanos deberían prestarle atención no solo por los nexos culturales e históricos que nos vinculan con aquellas lejanas islas, también por la experiencia que existe allí en lo que hace producción y distribución en todo el Oriente distante. Algo muy importante en la buena hora que vive el cine colombiano. No debe olvidarse al respecto que en la reciente Berlinale, el director isleño Lav (Lavrante) Díaz ganó el “Oso de Plata Alfred Bauer”, uno de los principales, por la presentación de su obra “Hele sa hiwagang hapi” (“A Lullaby to the Sorrowful Mystery”), un filme de un intencionado outsider con marcado interés alternativo el cual, según su realizador principal, es opuesto de manera abierta al cine comercial. En efecto, la cinta del director asiático está referido a la lucha independentista de los filipinos ante el domino español, en la última década del siglo XIX y tiene 8 horas de duración.      

La norteamericana Susan Sarandon es una de las luminarias mundiales que llega a la cita de Cartagena en torno al cine.  Pero no es la única, pues está también prevista la presencia de otras figuras de lustre mundial. Una de ellas es la del iraní Jafar Panahi quien exhibirá su película “Taxi Teherán”, que ganó Oso de Oro en Berlín, el año pasado, y trata de las condiciones de vida cotidiana en una cultura teocrática ahogada en la represión del Estado y la autocensura que permite sobrevivir bajo el peso de una atmósfera asfixiante. Panahi tiene prohibido hacer cine en su país debido a una orden del gobierno de Teherán, y trabajos como el mencionado se realizaron de forma clandestina por las calles de la capital iraní. El realizador tiene también como antecedente en su currículo de director, películas reconocidas dentro de su temática insistente, entre ellas “El Globo blanco” y “El Círculo”.

Brillante Mendoza Susan Sarandon

                                                                                                     

La presencia regional será tan fuerte como siempre lo ha sido, pues un área del festival se dedica a esta cinematografía, en especial la de habla lusa e hispana. En este segmento podrán verse 8 producciones. Brasil aportará dos filmes, uno de Gabriel Mascaro (“Boi Neon”), galardonada con un premio especial del jurado en Venecia. El otro trabajo es de Anita Rocha da Silveira, quien llega con “Mátame, por favor”, que se presentó -al igual que la anterior ganadora- en la sección Horizontes del festival veneciano. México también trae dos filmes: “Te Prometo anarquía” e “Historia de dos que soñaron”.  El primero, de Julio Hernández Cordón, completa la media docena de largometrajes realizados por el regista azteca.  El segundo lleva la autoría del novel director Nicolás Pereda quien codirigió la trama con Andrea Bussmann y, aunque joven, no se estrena en esto de producir cine pues ya tiene sobre su espalda la dirección de “Verano de Goliath”. Hernández Cordón, por su lado, tiene el antecedente de “Gasolina”.   

La contribución de Colombia tendrá dos obras iniciales de los noveles Juan Sebastián Mesa y Felipe Guerrero. Se trata de “Los Nadie”, aportada por el primero y “Oscuro Animal” que trae al Festival el segundo autor. En ambos casos se ponen de relieve los marcos conflictivos en que se alientan esperanzas, desesperanzas y proyectos de vida de las jóvenes generaciones de colombianos. Pero no es eso lo único que tienen los locales para mostrar, Colombia llega con 9 largometrajes que, por el espesor evidente al menos en el número de realizaciones, pone de relieve el vértice de fuerte actividad de la cinematografía cafetera. También revela la fortaleza de la asociación implícita, tejida a lo largo de décadas, entre la cinematografía colombiana y la tan veterana como cargada de lauros industria fílmica argentina Entre esos lauros están 6 nominaciones, el primero en 1974, y dos Oscar. El ya nombrado realizador Guerrero reside y produce en el país austral. Lo mismo ocurre con Juan Sebastián Quebrada, quien presentará en esta edición 56 del Ficci, su película “Días extraños”. Allí estará, además, el consagrado Ciro Guerra, para dictar un taller intensivo de lo que sabe hacer, cine.  

Vale referir que será una película argentina la que cerrará el Festival, el lunes 7 de marzo. Se trata de “El Rey del once”, que está en las antípodas de la colombiana que lo abrirá: la ya mencionada realización de Mesa.  La película de Daniel Burman trata de una situación cotidiana de la comunicad judía en la capital argentina. Por otro lado, también es argentino uno de los principales invitados especiales al festival cartagenero: Gaspar Noé, el “niño terrible” de los actuales directores rioplatenses, quien en la actualidad reside en Francia. Un día antes de la clausura del encuentro, Noé brindará una Master Class, a un núcleo de invitados y recibirá un homenaje con una retrospectiva de su filmografía, que incluye títulos como “Solo contra todos”, de 1998, “Irreversible”, realizada en 2002, “Enter the void”, rodada y distribuida en el 2009. También se podrá ver su última obra: “Love”. Esta pieza será exhibida no solo en el Festival sino también en las salas de cine de toda Colombia. Noé fue premiado por sus trabajos en los festivales de Sitges, Cannes y Estocolmo, entre otros (aresprensa).  

0.0
Actualizado: -/-
Articulos relacionados: PAVAROTTI, MITO EN PANTALLA EL FICCI APAGÓ LUCES LA ESTELA DEL FICCI 58 BOTTICELLI EN PANTALLA / CINE / PATRIMONIOS CULTURALES / A-P ARTE Y MODA, UNIDAD EN PANTALLA BOTTICELLI EN PANTALLA LAS MISIONES: APUESTA POR LA ABSTRACCIÓN CANNES 2016: PANTALLA ABIERTA "FICCI" A LO GRANDE BIN LADEN FUERA DE ACCIÓN Y EL TERRORISMO SIGUE
CINE COLOMBIANO EN MANILA

Visitas acumuladas para esta nota: 1370

Sin comentarios todavia...

Dejar un comenatio

Su email no sera publicado.

¡SÍGANOS Y COMENTE!