logo_aresprensa_notas
"GREEN BOOK", OSCAR INESPERADO

PATRIMONIOS CULTURALES  //  CINE  //  Publicado el 25 de febrero de 2019  //  12.50 horas, en Bogotá D.C.

 

 GREEN BOOK”, OSCAR INESPERADO

 

En un ambiente en extremo politizado por el contexto general del mundo y de manera específica de los Estados Unidos, la Academia se decidió por la menos opcionada como mejor película, entre los nominados de este Oscar 91. Uno  de los eventuales candidatos, que en definitiva no se presentaron por razones de calendario en lo que hace a exhibiciones, fue el célebre Clint Eatswood con su nueva realización, “La Mula”, que hubiese competido con pérdida asegurada, debido a la mencionada  trama desfavorable para una leyenda, como lo es este famoso director y actor de culto. Las curiosidades que suman a esta edición de la gala californiana presenta a una Glenn Close con siete nominaciones frustradas a la estatuilla y a un Viggo Mortensen con tres a mejor actor, también declinadas. En definitiva, ganó un filme que rinde tributo al encuentro interracial y a la no discriminación, que al tiempo sirvió como repudio tácito a la actual administración de Washington y en particular al presidente Donald Trump. Los liberales norteamericanos que fueron derrotados en la definición de los electores en 2016, se aventuran a castigar de manera clara al triunfador de la liza por la Casa Blanca con los filmes, escenarios y otros ámbitos de la estética escénica como arma de batalla política.  La película premiada también se llevó las estatuillas correspondientes a mejor actor secundario (Mahershala Ali) y a guión original. La selección previa que dio por  resultado al lote de nominados, venía bien aspectada.  

Esa lista de ocho nominadas a mejor película señalaba que al menos cinco de ellas pujaban con grandes posibilidades y que la lucha sería bastante equilibrada entre ellas, no obstante las tendencias y sesgos entre los numerosos votantes de la Academia que definen quiénes serán los  galardonados en cada uno de los  rubros, en especial los cuatro principales.  Esa puja de cabeza a cabeza la tenían desde el comienzo “Bohemian rapsody”, “Vice”,  “La Favorita” y “Roma”. Las otras tres tenían menos favoritismo pero, claro está, las condiciones y oportunidad del ya mencionado sesgo podían de antemano dejar el ambiente despejado para una sorpresa. Trabajos como “Black Panther”, “Infiltrado en el KKKlan”, “Green book” y “Nace una estrella” venían rezagados. Pero de las cuatro que defendían temas étnicos o de minorías como las tres primeras de estas últimas nombradas, más “Roma”, despertaban la ternura y el espíritu de militancia de un buen segmento de los electores. Fue una de estas la que triunfó y era en la que menos se pensaba. Eso dejaba el camino abierto para darle de nuevo una cachetada de facción al presidente Donald Trump y a sus políticas.

Esa es también la razón por la cual la leyenda de Eastwood y su “mula” no tenían posibilidades en esta puja, donde la derecha por buena que sea en el plano estético y fílmico, no tiene por ahora opciones de premios. En esa misma línea, las mejores opciones a la dirección preeminante favorecían Spike Lee, por su trabajo sobre el infiltrado, Yorgos Lanthimos por su realizacion con la favorita de la reina, el archifavorito Cuarón y Adam McKay, por lo hecho con el  vicepresidente. Pero ahí, en esa nómina, aparecía una rara  avis polaca no por ser poco conocida en ese mundo del séptimo arte, sino por el hecho de que dejaba por fuera de competencia al director de “Green book”, Peter Farrelli, o al de “Nace una estrella”, el archifamoso Bradley Cooper en su estreno como director. Entre los cinco nominados estaba Pawel Pawlikowski quien llegó con el suyo a ese puñado de nombres por su filme “Cold war”, que promete hacer historia en la pantalla.  Fue Cuarón quien se impuso y estaba cantado, aunque fue un consuelo pues perdió la opción máxima y también perdió en rubros en los que “Roma“ parecía tener las mejores cartas, como el de mejor actriz por ejemplo.  

Nada diferente a lo expuesto podría agregarse frente a los roles principales que estaban nominados, como se señaló en lo que hace a la mejor actriz. Ahí aparecían la emergente Yalitza Aparicio por su papel de doméstica en “Roma”. Estaba a la cabeza de las opcionadas, entre la decena de nominaciones que tuvo la película de Alfonso Cuarón. La acompañaban Glenn Close por su imperdible papel en “Wife” y parecía que esta vez a ella no se le negaría el alcanzar la anhelada estatuilla. También tenía buena chance Olivia Colman, por su rol en “La Favorita”. Menos opciones mostraba Lady Gaga por su presentación protagónica en cine con “Nace una estrella”, al lado de Cooper, en ese remake de hace cuatro décadas que hizo más famosa a otra leyenda: Barbra Streisand. Esto sin olvidar que en esa lista aparecía otra rara avis, era Melissa McCarthy quien arañó el penúltimo peldaño antes del otorgamiento del Oscar, por su aparición principal en “¿Podrás perdonarme algún día?”; pero se impuso la lógica relativa pues ganó una excelente Olivia Colman de “La Favorita”, quien dejó por fuera a la verdadera gran favorita de “La Esposa”, en la primera gran sorpresa negativa.

                    R. MALEK         ------            A. CUARÓN                         

                         O. COLMAN                  ------                            V. MORTENSEN                      

Entre los actores aspirantes al dorado premio de la Academia de artes y ciencias cinematográficas tuvieron sus mejores opciones astros como Christian Bale y Bradely Cooper, ese último también con aspiraciones a mejor director. Pero Rami Malek estaba por encima de todos en los pronósticos preliminares, por lo hecho en su representación de Freddie Mercury y la saga de Queen, en “Bohemian rapsody”. Ahí también aparecía el consagrado Viggo Mortensen por su trabajo en “Green book”. Aunque si bien el hecho no ganar el Oscar deja el premio agridulce de al menos aparecer entre los nominados, para el reconocido Willem Dafoe haber quedado enlistado e irse con las manos vacías fue, más bien, un consuelo amargo. Lo mismo podría decirse de un actor de primera línea como lo es Mortensen, quien carga con una nueva carrera al Oscar sin resultados, esto aunque también con suficientes posibilidades futuras para probables nuevas aspiraciones. Ganó Malek y aquí no hubo quejas ni sorpresas pues ese triunfo estaba más que anunciado y sin contradicciones .    

En lo que hace a la mejor película en  habla no inglesa llegó punteando en todos los pronósticos, con viento de cola, la obra mexicana de Alfonso Cuarón que barría en varios de los rubros tanto principales como complementarios, con diez nominaciones. En esa lista le hacía sombra con “Guerra Fría”, del también ya mencionado y nominado a mejor director: Pawlikowski. El resto conformaba el grupo de los menos conocidos en nombres de filmes y de artistas. Estaban, “Cafarnaum” por el Líbano, “Obra sin autor” de Alemania y “Asunto de familia” de Japón. Triunfó esa “Roma” cuyo galardón aparecía asegurado desde la primera hora, no obstante que también apareciese para la ocasión como un logro menor, pues estuvo apostando en simultánea y por primera vez en un filme de esta naturaleza, para mejor película al tiempo que a lo más grande en dos renglones principales para un trabajo en lengua española e indígena de este continente. Dos grandes perdedores fueron Christian Bale (“Vice”) y Glenn Close y en el extremo opuesto estuvo Viggo Mortensen, haciendo de nuevo alusión en la gala de fanático del fútbol y del argentino club San Lorenzo, con su logro de gran consuelo por el “Libro verde(aresprensa).

----------

VÍNCULOSMUNCH GRITA EN CINE  //  CUARÓN VA POR TODO 
Actualizado: lunes 25 febrero 2019 12:26
Related Articles: OSCAR 90, IMPUGNACIÓN AL BUEN CINE PAPELONES DEL OSCAR YA VIENE EL OSCAR CARRERA HACIA EL OSCAR OSCAR: DI CAPRIO TIENE ESPERANZAS OSCAR A LA MANO CAMINO ABIERTO AL OSCAR ODIOSO CANNES, ODIOSO OSCAR HUBO BUENAS SORPRESAS EN EL OSCAR 2013 ÓSCAR CÓRDOBA: "TENEMOS POSIBILIDADES"
oscar 2019

Visitas acumuladas para esta nota: 208

¡SÍGANOS Y COMENTE!