logo_aresprensa_notas
JORGE VOLPI: ESA HUMANIDAD CERCANA AL MAL

Publicado el 18 de abril de 2018 // 19.45 horas, en Bogotá D.C.

JORGE VOLPI: ESA HUMANIDAD CERCANA AL MAL

Vuelve a la Feria del Libro de Bogotá, en este 2018, y apenas coronado -por lo reciente de  lo  ocurrido- con el premio Alfagura de novela. Uno de los más cotizados galardones, quizá el más, de los escritores de habla española. Viene para hablar de su más reciente trabajo: “Una Novela criminal”. El mismo que le permitió alcanzar el lauro cercano. Lo escribió luego de cavilar varios años con el propósito de retratar en letra la tragedia que sufre su país, México. Se trata de Jorge Volpi, quien fue entrevistado de manera exclusiva por ARES en tiempos del tránsito por esas cavilaciones y cuando no hacía mucho que acababa de presentar a sus lectores una de sus principales obras escritas, hasta ese momento: “Oscuro bosque oscuro”. Para Volpi llegar a la literatura fue un descubrimiento, sucedió cuando apenas contaba con 16 años de edad y pensó que podía  aventurarse “en otras vidas”, a través de la palabra escrita. Uno de los hilos conductores de su empeño en lo que hace a las temáticas es el de la muerte, pero no solo la individual sino en particular la colectiva y en especial el genocidio, porque como lo señala, habla de la condición humana cercana al mal, que “a veces nos habita”. Ese último premio alcanzado al despuntar el año en curso, es parte de una sumatoria. Antes ya había llegado, en 2012, el Casa de las Américas, por “La Tejedora de sombras”, el segundo que le otorgó esa entidad cubana, además de otros previos como el primero alcanzado, en 1999, por “En Busca de Klingsor”.

Entrevista: Martha Liliana ROMERO

Pero la literatura no ha sido lo único que ocupó el tiempo de Volpi pues antes de las consagraciones. Fue diplomático en París, un sitio de privilegio para cualquiera. El escritor mexicano nació en 1968, es decir que está estrenando el límite de edad entre una madurez aceptable y los escalones mayores, insoslayables también para cualquiera. El resultado de su trabajo con “Oscuro bosque oscuro” fue controversial, al parecer no por el tema tratado sino por la estructura de la novela escrita. ¿Por qué, así?

Quería imprimirle el ritmo hipnótico que sólo podía brindarme el lenguaje poético -sostiene el escritor- no demoré mucho tiempo en escribirla, fue en algo más de un año. Pretendí dar una cadencia circular y obsesiva al escrito, que está más cerca de la poesía que de la  prosa. 

La obra aborda el genocidio como un punto extremo de crueldad de la que puede ser capaz el hombre,  con base en las ideologías o en otros propósitos inconfesables, sin importar cuáles sean. En lo puntual, se trata de la muerte de casi dos mil judíos ejecutados por una unidad militar alemana en la Polonia en guerra de 1942. El eje de la novela, ¿es sólo el genocidio o también el terror?

El tema es terrible y se ha repetido a lo largo del siglo XX - enfatiza Volpi- habla de esa condición humana siempre cercana al mal, que nos habita. En lo que hace al temor y el terror, bueno, siempre se teme al daño que puedan hacer otros seres humanos y hay terror hacia la destrucción que somos capaces de provocar Es una novela breve sobre el genocidio y su experiencia terrible, no solo de las víctimas sino también de los que se convierten en verdugos.

El terror es lo que determina desde hace décadas la vida de diversos conglomerados sociales en América Latina. El autor de estas obras que tienen a esa sensación límite como centro de la trama, ¿ha sentido alguna vez el terror en carne propia?

Nunca de esa manera que se plantea en mis escritos -precisa el escritor- sí he tenido miedos infantiles, que para nadie están jamás ausentes, pero por fortuna no los he vivido como se describen en la obra. 

Para publicar “Oscuro bosque oscuro” el autor debió a acudir a editoriales independientes, ¿cuál fue la razón?

No fue el tema -aclara el entrevistado- ocurrió que por estar escrito en clave de poesía las editoriales consideraron que era menos comercial. Fue un motivo de presunción y duda sobre la respuesta del lector. Supongo que a los grandes editores no les pareció un libro normal.

¿Cuál es su rutina de  escritor?

Intento escribir en mi casa, en mi estudio -dice Volpi- tranquilo y en compañía de la música, pero no siempre se puede así. Entonces, a veces también lo hago en otros muchos lugares, en la mañana. Esa es la rutina. 

JORGE VOLPI

Volpi es abogado y ese acervo le ha permitido aportes concretos en filosofía y meandros del derecho para  el manejo literario. La premiada “En Busca de Klingsor” es parte de una trilogía sobre las tragedias del siglo pasado, que ya fue traducida a casi tres decenas de idiomas. Otros de los títulos que lo hicieron acreedor a premios fueron “El Insomnio de bolívar”, la ya mencionada “La Tejedora de sombras” y “Páginas de espuma”. Su labor consolidada es considerada como dirigida al público culto. Sus autores preferidos, de la literatura rusa clásica, dejan por inferencia esa conclusión.

Tenía 16 años cuando descubrí que la  literatura me fascinaba porque uno puede vivir otras vidas a través de la  escritura -recuerda el autor- y hay clásicos  que siempre menciono como determinantes: entre ellos Dostoyevski y Tolstoi.

Pero además de su vida paralela al trabajo en literatura, que él cruza de  manera ineludible con la  obra, Volpi ha sido director del canal cultural 22, en su país. Ese México hoy cruzado por una violencia feroz y los vínculos tan refractarios como empáticos con diferentes poderes locales, incluidos los políticos, los judiciales y los de las fuerzas de seguridad, en escenarios en los que parece que sólo tiene vigencia el “todo vale”. Esos cruces contradictorios y con frecuencia estrambóticos de la violencia mexicana  están hoy presentes en el argumento de “Una Novela criminal”, en la que se aborda el montaje organizado por las autoridades para criminalizar a una pareja, en un drama de la década pasada que aún no se resuelve por completo.  ¿Cómo lo afecta la situación mexicana?

Me preocupa el futuro ante el terrible incremento de la violencia en México -precisa Volpi- y ante eso tarde o temprano el escritor debe decidir si toma o no como tema lo que ocurre en su entorno, tal como lo es este tremendo cuadro que nos afecta a todos (aresprensa).

----------

VÍNCULOS DIRECTOSTRES DÉCADAS DE LA FILBO // SE INICIA LA FILBO 2018

Actualizado: miércoles 18 abril 2018 20:09
Related Articles: JORGE BARRAZA: "COLOMBIA PODRÍA LLEGAR A CUARTOS DE FINAL" JORGE LANATA: DÉSPOTAS CONTRA LIBERTAD DE EXPRESIÓN MESSI Y PELÉ "PATRIMONIOS DE LA HUMANIDAD" LA RADICALIZACIÓN ESTRATÉGICA PONE EN RIESGO EL FUTURO DE LA HUMANIDAD
feria del libro 2018 bogotá

Visitas acumuladas para esta nota: 460

¡SÍGANOS Y COMENTE!