logo_aresprensa_notas
KEIKO KASZA, UNA RESPETABLE NIÑA GRANDE DE LA LITERATURA INFANTIL

Publicado el 16 de mayo de 2008 / 19.00 horas de Bogotá D.C./Archivado el 24 de septiembre de 2008

KEIKO KASZA, UNA RESPETABLE NIÑA GRANDE DE LA LITERATURA INFANTIL

Hace tres décadas la escritora y diseñadora japonesa Keiko Kasza comenzó a recorrer el camino de la literatura. En realidad su trabajo es una filigrana entre letra y dibujo, un conjunto que entraña una doble tarea y un talento diverso. Para ella todo comienza en la letra, la ilustración sólo  completa el proceso.

Hoy sus historias de animales que se comportan como humanos y remedan, aunque también remiendan las desviaciones que comete la condición humana, han sido traducidas a lenguas como el francés o el coreano, sin olvidar el español, y que componen un universo de casi una decena de hablas nacionales alrededor del mundo. La escritora japonesa visitó la Feria del Libro de Bogotá que concluyó hace pocos días y concedió una entrevista exclusiva a la Agencia de prensa ARES. 

 

 

Entrevista: Martha Liliana ROMERO RICO

 

Keiko Kasza empezó a escribir siendo aún joven y se profesionalizó en este oficio cuando iniciaba su camino de adulta. Tiene hoy dos hijos que rondan los veinte años. Reside en Estados Unidos con su familia y un breve lapso de su vida transcurrió en Ecuador. No fue suficiente su capacidad expresiva para hacer la entrevista en español y la editorial que la patrocinó para estar presente la XXI Feria del Libro de Bogotá, Norma, facilitó el escenario y la traducción para hablar con ella. A la escritoria no le interesa ningún otro público para sus libros diferente al infantil, solo los niños tienen su atención para la elaboración de su trabajo literario.

Para mí la literatura infantil es diversión -dice con énfasis Kasza- ese es el centro de un relato literario para niños. No importa lo bella que pueda ser la ilustración que complementa la letra, ni siquiera lo profundo del texto en cuanto a significaciones. Si no incluye el elemento lúdico, ese texto dirigido a los niños, será un fracaso. Esto, más allá del hecho de que  yo amo los libros infantiles con buenos dibujos.

La escritora considera que los animales pueden asumir lo grotesco sin traumatismos. El animal puede personificar con universalidad un sentido literario dirigido a los niños. Pero, además, Kasza confiesa  que tiene dificultad para construir en dibujo a la figura humana. 

Los animales introducen de inmediato al lector en el espacio de la fantasía, en la ficción. Cuando un elefante camina en dos patas en un dibujo -afirma Kasza- y se sigue el texto que guía el dibujo como si fuese algo normal, en ese momento el lector ya está en otro mundo. En ese tramado ya es posible que el marranito le tome prestada la cola al zorro y la melena al león, sin que le moleste caminar así por el mundo. Además, no dibujo muy bien a los seres humanos, me salen mejor los animales.

Ese salto simbólico de humanizar a los animales y aprovechar la elasticidad de la representación de los seres no humanos pero humanizados, obliga a perseguir al personaje y arroparse en él. No es una transformación gratuita, de alguna manera el escritor debe convertirse en niño, por decirlo así.

 Cuando me dispongo a  escribir necesito ponerme en los zapatos de los personajes -dice Kasza- porque tengo que estar sintiendo lo que imagino que siente y piensa el personaje, pues ese es mi estilo para construir el hilo narrativo. A eso es lo que yo llamo "ponerse en los zapatos del personaje".

 

 

Keiko Kasza vivió en Ecuador un breve lapso de vida. Eso la motivó a aceptar la invitación de la editorial Norma a visitar por primera vez a Colombia. Fue esa institución editoral la que facilitó no sólo la visita sino también la tarea de traducción. No obstante haber residido en un país de habla española la escritora se comunica en inglés, además de hacerlo también en su lengua materna, el japonés.

Quería volver a esta parte del mundo -afirma Kasza- y además me dijeron que los niños colombianos son fanáticos de mis libros. Usted sabe, mi nombre incluso tiene que ver con ellos, Keiko significa en japonés "niña respetable" (aresprensa.com).

0.0
Actualizado: -/-
Related Articles: FILBA 44, ARRANCÓ LA FERIA GRANDE UN BUEN NOBEL DE LITERATURA LA INFANTIL MARCA DE ANDRUETTO HOLANDA: LITERATURA POR LA PAZ "FICCI" A LO GRANDE DOS GRANDES AFUERA ARMANDO VILLEGAS, EL ADIÓS A UN GRANDE LEONARDO FAVIO: EL ADIÓS A UN GRANDE DEL CINE LATINO ARGENTINA: UN GRANDE ARRINCONADO BOGOTÁ BUSCA SITIO EN GRANDES LIGAS DEL TURISMO
Martha Liliana ROMERO RICO

Visitas acumuladas para esta nota: 6730

¡SÍGANOS Y COMENTE!