logo_aresprensa_notas
LA COPA AMÉRICA VA HACIA EL EPÍLOGO Y EL FÚTBOL REGIONAL SE MUESTRA EN BLANCO Y NEGRO

Publicado el 7 de julio de 2007 / 16:45, hora Buenos Aires

LA COPA AMÉRICA VA HACIA EL EPÍLOGO Y EL FÚTBOL REGIONAL SE MUESTRA EN BLANCO Y NEGRO

 

Escribe: Edgardo “Cuqui” LÓPEZ

Edita: Marcela CUÉLLAR

El presidente Hugo Chávez se esmeró con éxito para que este encuentro continental estuviese bien organizado y promoviese la imagen de la Venezuela que él desea. Eso más allá de las apuestas y la estridencia de sus opositores, que también se han hecho sentir. En poco más de un año acondicionó nueve estadios para los 26 partidos programados, lo que no es poca cosa. Este conjunto de despliegue en infraestructura tuvo un agregado: la escondida esperanza de que la bella Venezuela pudiese estar en cuartos de final e, incluso, disputar la final.

  

En esos escenarios de competencia Venezuela ha tratado de demostrar las respetables dimensiones que ha alcanzado su fútbol. Algo que ya ha demostrado a nivel de equipos, tal como se vio en la pasada Copa Libertadores, cuando eliminó al encopetado River Plate de la Argentina, con una relevante actuación del Caracas en el propio estadio Monumental del barrio de Núñez, en la capital federal argentina.   

 

Un detalle a señalar del anfitrión es la gran cantidad de personal de seguridad que rodea a las delegaciones, los lugares donde se hospedan y el sitio donde entrenan. Más allá de las lógicas previsiones sobre el punto, en verdad el despliegue aparece exagerado. En ese panorama, el agregado relevante fue una ceremonia de inauguración pomposa y alegre, como lo es el espíritu caribeño, con un presidente Chávez explosivo, como siempre, y los escoltas célebres que le agradan: Evo Morales y Diego Maradona.

 

EQUIPOS CON POTENCIAL REDUCIDO

 

El único equipo que llegó con todos los fierros  fue el de la Argentina, pues las demás selecciones han mostrado una mezcla de jugadores experimentados y jóvenes con proyección. Eso incluye al Brasil y éste es un detalle de minusvalía para el torneo que, por su tradición y peso continental, es una de las mejores vitrinas del mundo futbolístico. Otro equipo que llegó, de manera notable, con menor potencial fue el de Estados Unidos.

 

Los efectos de la pelota quieta sobre los marcadores  fueron evidentes en sedes como Maracaibo con fuerte brisa, agregada al clima caliente de todas las sedes.

 

 

Un conjunto de situaciones que incidieron dentro del cuadro descrito, con algunos resultados que podían preverse, y esto incluye a las sorpresas que se produjeron. Por ejemplo: la atropellada del Perú sobre Uruguay que, en la inauguración del certamen, dejó a los charrúas doblegados por 3-0 y sin brújula durante el partido. Si el árbitro del encuentro no les anula a los incas un legítimo gol, la goleada hubiese sido histórica, tal como de alguna manera lo fueron las restantes en esos primeros encuentros.

 

El equipo de Julio César Uribe presentó un esquema sencillo y muy efectivo: un 4-4-2, ordenado en línea hacia atrás, con dos puntas como Claudio Pizarro y Paolo Guerrero y el media punta Jefferson Farfán. Un posicionamiento al que no podía contraponerse un esquema como el de los orientales del Río de la Plata, con un 4-3-3 que no resulta funcional para el fútbol actual, pues no da resultados el jugar con tres delanteros si no se tiene elaboración de juego. Cuando se pierde el medio campo como les ocurrió a los uruguayos es casi un hecho que se perderá el partido. Eso ocurrió, en efecto, con una suma que no puede excluir la falta de garra distintiva de los uruguayos, como se vio en esta selección en los tramos iniciales.

 

CONTRADICIONES COLOMBIANAS

 

Otra sorpresa infortunada fue la selección colombiana. En su primer partido  ante Paraguay ya se anunciaba lo que sucedería en el resto de la ronda. Hacía mucho tiempo que los cafeteros no caían con marcadores tan abultados. Desde 1962, en el mundial de Chile, y lo acaecido en otra Copa América ante Brasil, no era sencillo doblegar por goleada a los equipos colombianos.

 

El técnico Jorge Luis Pinto tendrá mucho trabajo para levantar los ánimos de sus dirigidos, con vistas hacia su desafío cercano, las eliminatorias para el mundial de Sudáfrica. Colombia preocupa.  Antes de comenzar la justa de Venezuela se le oyó decir al conductor de la Selección que llamaría a los jugadores que “estuvieran en su mejor momento”. Así, llegaron a Venezuela Hugo Rodallega y Edixon Perea. El primero había hecho en México un solo gol en catorce partidos y  Perea, en la práctica, no ha sido titular del equipo francés donde cumple contrato.

 

La cadena de relaciones negativas puede seguir: en la Recopa sudamericana Miguel Calero tuvo una actuación negada en Brasil, cuando el Internacional de Porto Alegre le convirtió al Pachuca cuatro goles en una “noche negra”. En cuanto a Magnelli Torres, no puede pasar inadvertido que, en el Cúcuta, este jugador no puso sus quilates frente a Boca Juniors en aquellos célebres partidos finales por la Libertadores. A todo esto se le suma un grupo de laterales timoratos que no pasaron de la mitad del terreno y, por tanto, carecieron  de sorpresa y un volumen de juego que pudiese inquietar a las defensas, primero paraguaya y luego argentina.

 

 

LOS MEJOR DOTADOS

 

En el conjunto de equipos que se presentaron en la primera etapa eliminatoria, México y Paraguay merecen comentarios aparte. En el primer partido los aguerridos mexicanos frustraron la pretensión de camiseta que, con razón, siempre exhibe Brasil ante cualquier rival. La actuación de los cariocas no se puede limitar a Robinho para tener aspiraciones sobre el trofeo final. Es cierto que Carlos Dunga prueba nuevos elementos y que la estrella de este pálido Brasil se quedó sin socio, pues Diego, el partner de Robinho en el Santos  -ahora juega en el Bremen- no aparece todavía. México en todo este recuento avanza hacia sus objetivos.

 

Paraguay, por su lado, ha pasado la ronda sin apuros. El director de esta banda, Gerardo “Tata” Martino, ha hecho también una mezcla entre protagonistas experimentados y jóvenes. Ha demostrado tener un plantel sólido, con olfato goleador en su estrella: Roque Santa Cruz y con el otro que lo acompaña, con no menor brillo, Salvador Cabañas.   

 

Lo visto hasta ahora nos dice que Paraguay, México y Argentina apuntan hacia la cumbre (aresprensa.com).

0.0
Actualizado: -/-
Articulos relacionados: LA "CANARINHA" REINA EN AMÉRICA ESCANDALOSA COPA CURIOSA COPA AMÉRICA FÚTBOL MANCHADO SOL NEGRO PARA MACRI II SOL NEGRO PARA MACRI MARCELO ROFFÉ, PSICÓLOGO DE FUTBOLISTAS COLOMBIA HACIA EL ABISMO CASTROCHAVISTA / ACTUALIDAD CAMINO DIFÍCIL HACIA LA PAZ CARRERA HACIA EL OSCAR
Edgardo “Cuqui” LÓPEZ

Visitas acumuladas para esta nota: 976

¡SÍGANOS Y COMENTE!