logo_aresprensa_notas
LA MEJOR HORA DE HUGO CHÁVEZ FRENTE A UNA DEMOCRACIA GOLPEADA Y AMENAZADA

Publicado el 04 de junio de 2009 / 20.15 hora de Bogotá D.C.

La Izquierda de Venezuela Tiene una Cara Fea

 

LA MEJOR HORA DE HUGO CHÁVEZ FRENTE A UNA DEMOCRACIA GOLPEADA Y AMENAZADA

 

Los atropellos constantes del gobierno de Caracas al modelo de democracia que los latinoamericanos en general y los venezolanos en particular se han comprometido a respetar, no parecen inquietar a una buena parte de la izquierda de la región. Lo que ha dado en llamarse "la cara más fea" de la vertiente contestataria del Continente mantiene así una cuestionable complicidad con los mensajes autoritarios que de manera constante surgen desde la capital venzolana. El ominoso silencio señala a la mayoría de quienes desde el gobierno y desde la militancia aparecen cubiertos por el paraguas del conocido Foro de São Paulo, que fundaron Fidel Castro y Lula da Silva, a principios de los noventa. De muchas formas los venezolanos están invocando la solidaridad de sus vecinos contra el hirsuto y termocéfalo germen de dictadura que crece en Caracas.

Escribe: Manuel GAITÁN

En 1990 se selló la alianza de los restos del liderazgo de izquierda revolucionaria en la ciudad de São Paulo. Eran momentos muy complicados y retadores para esta visión radical del activismo político. Imperaba en buena parte de América Latina una percepción favorable hacia las posibilidades del crecimiento económico en el marco de la libertad de mercados. Se apoyaba esta visión en la satisfacción de las clases medias del subcontinente por la posibilidad de acceder al crédito bancario y tarjetahabiente en escenarios de baja inflación y decrecientes controles fiscales y legales para los inversionistas.

Eran los años posteriores a la caída del muro de Berlín. El fin de la historia (Francis Fukuyama dixit), el triunfo político del capitalismo con la primacía del lenguaje y la praxis económica libre de restricciones en conjunto con una propuesta democrática ligada en lo ideológico con el desarrollo del mercado, marcaban el ritmo de la cultura política en nuestro subcontinente. El eje de gravedad vital latinoamericano se había desplazado desde la caribeña ciudad de La Habana hacia la formal, agradable y en ese momento aún pequeña Santiago de Chile.

La firma del primer tratado de libre comercio entre los presidentes William "Bill"Clinton de Estados Unidos y Carlos Salinas de Gortari de México insinuaba la metáfora de la época por venir. Sin embargo, la sombra acechante de la máscara del Comandante Marcos, prefiguraban también y en el mismo instante, hacia dónde se iba a dirigir el humor político de América Latina en los próximos años. En aquellos momentos difícilmente alguien lo hubiese podido anunciar: los primeros años del nuevo siglo y milenio verían una América Latina con un fuerte viraje hacia la izquierda.

LOS PRINCIPALES

Veamos el line-up inicial del famoso Foro de São Paulo (1) desde aquellos primeros convocantes representativos:

  • Fidel Castro, secretario General del Buró político del comité Central del Partido Comunista de Cuba, presidente del Consejo de Ministros y primer secretario de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

  • Luiz Inácio Lula da Silva: en ese momento era el excandidato del Partido Trabalhista, PT, derrotado el año anterior (1989) por Fernando Collor de Mello. Sin embargo el PT ejercía en aquel tiempo el gobierno en varios estados del Brasil, entre ellos São Paulo, sede del Foro.

Lo que comenzó a gestarse en la gran ciudad brasileña cambió el panorama político, de tal forma, que no hubiese podido imaginarse en los primeros tiempos de gestación del conclave de izquierda militante por esos años de la última década del siglo XX. Hoy ya es posible hablar de los miembros fundadores del Foro de São Paulo que alcanzaron el gobierno. En otras palabras, al núcleo fundador debe ahora agregarse un círculo concéntrico de personalidades de la izquierda continental que están ocupando roles protagónico en la dirección del destino del Continente. Ellos son:

  1. Evo Morales, presidente de Bolivia, líder del MAS

  2. Luiz Inácio Lula da Silva, presidente del Brasil, líder del PT.

  3. Raúl Castro, presidente de Cuba, líder del PCC.

  4. Michelle Bachelet, presidente de Chile, líder del PS.

  5. Rafael Correa, presidente del Ecuador, líder del Movimiento País.

  6. Mauricio Funes, presidente de El Salvador, líder del FMLN

  7. Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, líder del FSLN

  8. Fernando Lugo, presidente del Paraguay, líder de la Alianza Patriótica para el Cambio

  9. Leonel Fernández, presidente de la República Dominicana, líder del partido Liberación Nacional.

  10. Tabaré Vásquez, presidente del Uruguay, líder del Frente Amplio

A ese círculo central debe sumarse otro, también concéntrico pero más externo aunque con fortaleza en sus expectativas inmediatas para el futuro. Ello tienen primera relevancia como fuerza política y representatividad en la oposición de sus respectivos países. La lista inicial se amplía así de la siguiente manera:

  • Carlos Gaviria, presidente del Polo Democrático Alternativo de Colombia

  • Otón Solís, líder del partido Acción Ciudadana de Costa Rica.

  • Andrés López Obrador, líder del PRD de México.

  • Ollanta Humala, líder del Partido Nacionalista Peruano.

Agregado a lo anterior hay otro círculo externo pero ligado en lo político e incluso, en algún caso, en lo ideológico. A ese grupo orbital lo componen:

  • Cristina Fernández del Frente para la Victoria ,en Argentina.

  • Álvaro Colom de Unidad Nacional de la Esperanza, en Guatemala.

  • René Preval del Partido Esperanza, en Haití

  • Manuel Zelaya, del Partido Liberal de Honduras.

LA CARA MÁS FEA

El balance que nos muestran estas listas, es particularmente inquietante y retador. Podemos suscribir la tesis del venezolano Teodoro Petkoff (2), quien observa la existencia de dos izquierdas en América Latina: una consensual y democrática y otra autoritaria.

Dentro de este conjunto de líderes y partidos políticos, sostiene el experto Antonio Sánchez García (3) Hugo Chávez representa la "cara más fea de la izquierda", en América Latina. Al respecto lo cierto es que basta detenerse en los pronunciamientos del Parlamento Europeo, el cual expresó hace un tiempo la ``enorme preocupación'' por el deterioro de la democracia en Venezuela.

En igual sentido se expresaron diarios como El País, de Madrid y Le Monde, de París que editorializaron sobre los excesos antidemocráticos del chavismo. En sentido contrario, en nuestra América Latina las voces que denuncian los excesos del Chávez en Venezuela y en el subcontinente, son significativas pero muy reducidas.

Desde el peruano Mario Vargas Llosa pasando por el colombiano Enrique Gómez Hurtado, y desde los editoriales de El Espectador hasta los pronunciamientos de El Comercio, de Lima, y El Mercurio, de Chile, son muestras de la excepción en la regla. Pero lo que resulta más grave es el mutismo del grueso de la izquierda, que en la región dice alentar la posibilidad de construir caminos democráticos, consensuales y racionales para buscar sociedades más equilibradas e incluyentes.

Pareciera que los intereses utilitarios, las conveniencias en formato de préstamos ventajosos, los muy favorables convenios energéticos, la compra de dudosos títulos de deudas externas, los superávits de exportaciones y los formalismos legales, pueden explicar las razones del vergonzoso mutismo de las dos vertientes de las izquierdas latinoamericanas, ante los rumbos arbitrarios y desmanes de su cara más fea, la cara venezolana.

UN TÁCITO LLAMADO DE AUXILIO

Ante esta autopista subregional que se muestra sin mayores obstáculos, Hugo Chávez hunde el acelerador de su proceso de radicalización. Gambetea la crisis económica con agilidad e inescrupulosidad sin precedentes en el país. Al mismo tiempo amenaza sin empacho con el cierre de Globovisión, el verdadero canal de oposición ante las arbitrariedades del régimen.


En paralelo, anuncia el carácter socialista de la economía venezolana y acorrala a los gobernadores y alcaldes de oposición. También, con similar encono, presiona la redacción de abusivas decisiones judiciales contra el alcalde de Maracaibo y los oficiales de la Policía Metropolitana en los sucesos de 11 de abril del 2002. Todas estas decisiones, las apura Chávez en medio de la aprobación mayoritaria de la población venezolana. Además, las refrenda exitosamente en el escenario continental con el aún reciente saludo amistoso del presidente Obama en la reunión de Trinidad-Tobago.

Estamos así en presencia de la hora más favorable para el presidente Chávez desde su primera elección como mandatario, el 6 de diciembre de 1998. Es también la hora más triste y peligrosa para la democracia y la tolerancia en el vecino país, que no cesa de señalar de muchas maneras que es necesario no dejarlo solo (aresprensa.com).

 

  1. http://www.blogigo.co.uk/Venezuela/Qu-es-el-Foro-de-Sao-Paulo/551/ Consultado el 5 de mayo del 2009

  2. http://books.google.com.co/books?id=jYnsxt0YIrMC&dq=las+dos+izquierdas+petkoff&printsec-Y8gSfnPmgBg&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=4Consultado el 17 de mayo del

  3. 2009http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/17468/la-izquierda-real-segun-antonio-sanchez-garcia/ Consultado el 18 de mayo del 2009.

0.0
Actualizado: -/-
Articulos relacionados: VENECIA, HORA DE LA MOSTRA ARTEBA 28, FRENTE A LA CRISIS IVÁN DUQUE: HORA DE AVENTAR ESPANTOS RUSIA 2018, EL MEJOR MUNDIAL PETRO, EN SU MEJOR MOMENTO II PETRO, EN SU MEJOR MOMENTO GOLPEADA CUMBRE ARGENTINA, AFUERA POR AHORA LA HORA DE NUESTROS TÉCNICOS PATAGONIA AMENAZADA
SOCIALISMO DE CONSUMO: CHÁVEZ FOR EVER

Visitas acumuladas para esta nota: 1801

¡SÍGANOS Y COMENTE!