logo_aresprensa_notas
LOS DESCABEZADOS DEL OSCAR 2009: GRITOS Y SUSURROS

Publicado el 07 de febrero de 2009 / 12.35 hora de Bogotá D.C. / Archivado el 18 de marzo de 2009

  LOS DESCABEZADOS DEL OSCAR 2009: GRITOS Y SUSURROS

Si se siguen las tradiciones de Hollywood en la expectativa y la entrega de los premios Oscar, es muy probable que la actriz más opcionada, Kate Winslet, quede descabezada en sus aspiraciones puesto que su sitio como mejor actriz principal por El Lector está en contradicción con la integralidad del proceso previo que incluye otras nominaciones y la situación marginal de la película de Sam Mendes, Sólo un Sueño (Revolutionay Road). Otro gran crucificado en esta carrera es Clint Eastwood quien sólo puede aspirar, como gran leyenda del cine que es, a algún disperso premio de consolación. Tampoco puede pasar inadvertido el castigo que la Academia le está propinando a Sam Mendes por volver a dudar en Revolutionary Road de la solidez del "sueño americano", tal como ya lo hizo en Belleza Americana. Eso es lo que piensa el experto y crítico chileno Maglio Garay sobre esta nueva versión del Oscar de Hollywood.

Escribe: Maglio GARAY

Como en la recordada película de Ingmar Bergman, este año las nominaciones al Oscar tuvieron sorpresas que produjeron gritos y susurros. Más de los segundos que de los primeros. Conocidos los nombres, las excepciones en la maquinaria industrial que se pone en marcha todos los años fueron la producción angloindia (Slumdog Millonaire) y El Lector (The Reader), las tres películas restantes representan  la concepción norteamericana del mundo y su forma de hacer cine. Así ocurre casi siempre con regular monotonía.

Un análisis con mayor filigrana hacia el grupo de nominadas puede hacer lectura de las sorpresas y gritos que generaron la no inclusión de Sólo un Sueño (Revolutionary Road). En todas las apuestas previas esta película figuraba como segunda de la lista. El trabajo, en su exclusión, no sólo ha sido sacrificado de manera ritual sino que, además, ha sido una exclusión con cierta displicencia. Se puede aventurar un porqué sobre esa inmolación.

Una de las claves es quizá el peso simbólico negativo que puede tener Sam Mendes, el autor de esta nueva realización, con crítica impugnadora en las consideraciones de los votantes a las nominaciones, por el ataque constante que hace Mendes a las formas de vida americanas y sus permanentes relatos cinematográficos erosionantes a ese sueño  social extenso, que para los estadounidenses es una de sus banderas.

Sam Mendes siempre se ha burlado del llamado "sueño americano". Ha sido consecuente con la impugnación estética a esas formas de vida y siempre ha señalado a la sociedad americana como un conglomerado enfermo, de doble moral, hipócrita y violento. Para los electores de la Academia ya fue suficiente con premiar una vez y para siempre a Belleza AmericanaMendesbajo este criterio, no podía ser tan ambicioso.

Su reemplazo,  El Lector, acude al expediente mil veces repetido del Holocausto provocado por las políticas alemanas contra los judíos durante el nacionalsocialismo, algo en verdad inoportuno después de lo que se vio en Gaza en las últimas semanas. No obstante, para la óptica de quienes deciden en la Academia es más cómodo encontrar salidas con ese recurso y no con la autocrítica de Sam Mendes.

UN CASO RARO QUE SE REPITE

Otra sorpresa la dio la señora Kate Winslet quien llegó a la nominación después de haber ganado, en caso inédito, los premios al Globo de Oro a mejor actriz principal por Sólo un Sueño y a mejor secundaria por El Lector (The Reader). Al ser omitida en su casi totalidad como realización, la obra de Mendes Sólo un Sueño, eso deja a la actriz como candidata a ser descabezada en su opción a la estatuilla más importante y sube de secundaria a principal, por su interpretación en El Lector. Ha sido un caso muy raro y objeto de susurros puesto que en todas las distinciones previas por nominación, figuró de manera inamovible como actriz secundaria.   

La Academia no permite la doble nominación y sólo el BAPTA en Inglaterra dio una razón que coincidió con el criterio de esta columna: Winslet merece dos nominaciones como actriz principal. Esta compleja situación de exclusiones y reconocimientos le abre la puerta de las posibilidades a Ana Hatheway por La Boda de Rachel, una protagonista que en las últimas semanas se ha posicionado, pisando fuerte. También hace visible a Melissa Leo por Frozen River  y Angelina Jolie por El Intercambio .

El accidentado paso al Oscar de este 2009 por parte de las actrices secundarias y su casi segura eliminación en la llegada a la cima, le dejaría también el plato bien servido a Penélope Cruz, por acumulación previa de galardones. Si ocurriese esta ecuación se presentaría algo que jamás ha ocurrido en la historia de la estatuilla, un español como Javier Bardem le entregaría el premio a su compatriota actriz.  

 

La situación incómoda de Winslet no es la primera que se presenta en la historia del Oscar y tampoco será la última. En 1974, Valerie Perrine había sido  nominada a mejor actriz secundaria por Lenny y perdió toda opción poruna situación similar a la que hoy se presenta.  Cabe advertir que esa ocasión también había estado precedida por el galardón del Círculo de Críticos de New York, que la premió en esa condición. En 1942, el mismo Círculo premió a Agnes Moorehead por Soberbia (The Magnificient Ambersons de Orson Welles) y quedó frustrada de premio en la estatuilla principal de Hollywood. Para el Oscar se nominó a Moorehead como mejor interpretación secundaria y hasta ahí llegó.   

En esta dimensión el caso más curioso lo dio el actor Barry Fitzgerald quien fue candidato al tiempo como mejor actor y actor secundario por la misma película, El Buen Pastor, en 1944. Aunque los electores de la Academia de esa época ya no están, nada indica que quienes están hoy no sigan esa tradición de cortar las aspiraciones de esos casos raros, que forman en su aspiración una complicada madeja de contradicciones.

 

OTROS DESCABEZADOS

Clint Eastwood ha sido otro de los sorprendentes descabezados en esta carrera al Oscar. Perdió toda posibilidad en cualquiera de las variantes: actor, director, banda sonora, todas bajo su nombre. No puede aspirar a nada ni por El Gran Torino ni por El Intercambio. Este último título del antes laureado y hoy decapitado Eastwood, sólo tiene nominación para Angelina Jolie a mejor actirz y los rubros artístico, fotografía, dirección artística y vestuario, verdaderos premios de consolación que, a veces, sería preferible que ni se concretasen cuando se toca a leyendas como la que enmarca a este nombre. Para el recio Eastwood el Oscar 2009 le deja tan sólo desconsuelo y marginación.

Tras la prematura muerte de Heath Ledger, se aprovecha la ocasión para postergar varios meses el estreno de Batmanel Caballero de la Noche y alabar en forma excesiva su presunta premiación como mejor actor secundario. Los comentarios al respecto señalan, incluida la prensa inglesa y los mejores portales de internet expertos en el tema, que estamos ante una de las películas más importantes de las últimas décadas y quizá la que más lo es. Por encima, incluso, de El Padrino.

El filme ya se había asegurado la nominación a mejor película y director, Christopher Notan, entre los que opinan, analizan y critican sobre el tema. Pero la Academia sólo tiene para ella una nominación importante: Ledger como mejor actor secundario y algunos premios técnicos que, como ya se señaló, dejan sensación de consuelo y al tiempo de desconsuelo. Se dejó de lado la posibilidad de apostar a la premiación por mejor película y también a su director. Lo nominó el Sindicato de directores, cuyos miembros son parte del grupo que decide en la Academia, pero el resto de los que votan lo ignoró, si así pudiese decirse, de manera olímpica.

En buena medida, esta película y los pormenores de su tránsito al Oscar repiten -es necesario reiterarlo- lo ocurrido con el mítico James Dean. La industria decidió retener  el estreno de Gigante durante dos años, para aumentar el aura mítica alrededor del malogrado actor y asegurar mejores ingresos de taquilla.

Estas historias truculentas son parte de la lógica que maneja la Academia y en ese plano caben las expectativas de la película que parece ganará las presas más valiosas de la premiación. Es una producción imposible de valorar fuera de los criterios de la Academia. Se trata de El Extraño Caso de Benjamin Button  que tiene el mayor número de nominaciones: 13. Allí, dentro de los candidatos aparece el chileno Claudio Miranda, por su responsabilidad en la fotografía.

Algunos informadores mal informados de América Latina dieron como "palo" (vocablo que en el lenguaje cotidiano de Colombia designa a la gran sorpresa) la aparición en lista a un actor como Richard Jenkins, quien ya arrastraba nominación del Sindicato de Actores y del cine independiente y por tanto no podía su aparición no podía causar sorpresa alguna. Es el mismo caso de Melissa Leo, ya mencionada, que hizo abrir los ojos y las expresiones en las columnas a quienes hablan y escriben, pero poco saben de cine. 

Si la evolución y tendencia del proceso persiste tal como va, todo estaría dado para galardonar a un filme cuyo escaso mérito es que su guión se basa en un cuento corto de Scott Fitzgerald.  El trabajo del David Fincher se enmarca dentro de lo que le gusta a Hollywood y bien se sabe que es normal que a la meca del cine no le guste premiar lo mejor.

Debe recordarse y se debe estar preparado: el adaptador de este relato cinematográfico es Eric Roth, quien ya fue premiado por  Forrest Gump uno de sus anteriores trabajos, el cual como se sabe no ha dejado nada en la memoria. Ahora, el esquema del guión sobre Benjamín Button repite en autoplagio lo que se vio en Gump, ese histórico ladrillo. No es extraño que esa trama, como las otras, vuelva a repetirse también en los premios. En esas condiciones Hollywood se prepara para que sus mujeres vistan otra vez de largo para presenciar el premio de producciones con calidad corta (aresprensa.com). 

0.0
Actualizado: -/-
Articulos relacionados: "GREEN BOOK", OSCAR INESPERADO OSCAR 90, IMPUGNACIÓN AL BUEN CINE PAPELONES DEL OSCAR YA VIENE EL OSCAR CARRERA HACIA EL OSCAR OSCAR: DI CAPRIO TIENE ESPERANZAS OSCAR A LA MANO CAMINO ABIERTO AL OSCAR ODIOSO CANNES, ODIOSO OSCAR HUBO BUENAS SORPRESAS EN EL OSCAR 2013
UN AÑO DE NOSTALGIAS EN EL UMBRAL DEL OSCAR

Visitas acumuladas para esta nota: 1495

¡SÍGANOS Y COMENTE!