logo_aresprensa_notas
MADRID: ARGENTINA EN ARCO 2017

Publicado el 22 de febrero de 2017 / 14.25 horas, en Bogotá D.C.

MADRID: ARGENTINA EN ARCO 2017

Abre en Madrid sus puertas la tradicional feria internacional de arte, este año con la presencia de Argentina como invitada especial. Lo hace con la polémica de arranque que generó el apoyo económico del gobierno a galerías privadas, en medio de la crisis económica que vive el país que preside Mauricio Macri, pero con una cierta tendencia a la regularidad política, lo cual favorece incluso las dinámicas del mercado del arte local y de la región del Río de la Plata. Está previsto que los argentinos lleguen a la capital española con 12 galerías que arrastran a buena parte de la producción estética en artes visuales no solo del país invitado sino de su entorno geográfico.  Es cierto en ese marco, que Arco resulta la gran vitrina para América Latina con la intención de proyección sobre los mercados europeos. Ya Colombia participó de ese escenario como invitada especial no hace mucho, apenas dos años atrás. La vigencia de la feria madrileña es corta: entre el 22 y el 26 de febrero.

Por razones obvias, el continente americano relacionado con la península ibérica mantiene un estrecho nexo en las actuales circunstancias y en el plano de la producción de artes visuales. México fue el primer invitado especial de la región a la feria de arte de Madrid, en 2005, pero antes -en 1997-  los organizadores habían iniciado el vínculo institucional fuerte con la región continental del otro lado del Atlántico. En 2008 fue Brasil el invitado especial y después de la presencia de Colombia en el halago institucional, le correspondió el turno a la Argentina. Hay 23 artistas rioplatenses seleccionados, sobre un total de 40, que expondrán sus obras a consideración del público y de la crítica que se da cita en los espacios del Ifema madrileño. En la inauguración del encuentro, la presencia de la pareja que encabeza la monarquía y la presidencial argentina, le darán al pomposo despliegue la señal de la importancia que se otorga a este encuentro en los dos mundos presentes: el americano y el del llamado Viejo Continente.     

Al margen de lo que lleva Argentina a la gran exhibición, habrá en la suma 206 galerías de 27 países invitados. De estas, 164 son salas oficiales y 12 de ellas tienen comisariato argentino. Pero en los días previos, ya se anunciaba lo que venía en varios puntos de la capital española, con entrada gratuita. En el área de Callao -sitio que evoca la resistencia de la plaza militar española en el Perú durante la guerra de independencia- se mostrará en pantalla la obra de los vanguardistas argentinos Adriana Bustos, Eugenia Calvo y Sebastián Díaz Morales. En tanto, en el museo Reina Sofía se estrenó de Pablo Rotemberg “La Wagner”, una obra en escena sobre los problemas de la feminidad en los tiempos que corren. Este museo amplía sus presentaciones en este rubro de la estética como marco externo de la feria y en este plano también estarán presentes los invitados. En este programa paralelo se presentará la trama “Under”, que pretende desmantelar la ficción con base en elperformance”. 

Todas esas actividades paralelas y de marco del plan “Argentina plataforma Arco”, dirigida a tratar de consolidar la feria como un vínculo entre el arte que se produce en América Latina y que se proyecta a la hoy complicada Europa. En lo puntual de lo que se verá y con el precio más alto, estará a la vista “El Triunfo de nautilus”, de Salvador Dalí, con un valor cercano al millón y medio de euros. Lo más accesible en lo que hace a precios -unos 50 euros- es la obra gráfica, con frecuencia láminas fruto de la reproducción mecánica. Se estima que un 60 por ciento del movimiento español anual en mercado del arte se dinamiza en las operaciones de Arco. En esta edición 36 de la acreditada feria se apuesta por la recuperación de un área sensible del capital social de cualquier cultura: su producción estética en artes visuales. España ha sido uno de los países más golpeados por la onda recesiva mundial y en este caso a ello deben sumarse los problemas políticos recientes, que también resienten a esta dinámica, aunque en apariencia esté alejada de los vaivenes económicos cotidianos.  

GUILLERMO KUITCA ALBERTO GRECO 
Obras

La posibilidad optimista del repunte tiene un paréntesis en el número de galerías que asisten al llamado: el año pasado hubo 15 más, frente a las poco más de doscientas que estarán en Arco en este año. No obstante la alarma, se supone que habrá buenas ventas -por unos 100 millones de euros- con márgenes abultados para la mirada de los latinoamericanos, pero quizá no tanto para los europeos. El optimismo impostado lleva también a suponer que el aforo de visitas supere las 100 mil almas en los cortos días de exhibición programados. El modelo estadístico que afirma tal supuesto poco coincide con la sonrisa: son cifras parecidas a las de la edición anterior, a la cual no se consideró una secuencia de brillo en lo que hace números.  Las aprensiones son compartidas en este plano, pues las ventas mundiales de arte cayeron un 8 por ciento el año pasado y el único país que quebró de manera fuerte la caída fueron los Estados Unidos. En esa delgada tendencia positiva también Inglaterra y la China fueron solitarios ganadores con rango menor al primero, en una línea que mostró a Europa con sostenido estancamiento.  

El invitado de honor lleva algunos de sus grandes artistas bien conocidos en el mundo, eso es obvio, y también obras de representantes de las nuevas generaciones que emergen por su talento y por la representación que portan algunas galerías, léase las elegidas no siempre por méritos específicos.  Entre los últimos están Pablo Acinelli, Diego Bianchi, Osías Yanov y Luis Pasos, en lista más extensa. Entre los consagrados que tienen presencia en esta Arco 2017 la relación incluye a Alberto Greco, Guillermo Kuitca, Leandro Erich y Jorge Macchi. También tendrán lugar en la muestra nombres como Luis Pazos, Pablo Bronstein, Amalia Pica y Adrián Rojas. No son los únicos, pero sí los que más suenan en este despliegue de la gran feria madrileña, con los argentinos a bordo y en formación a la vista. Han pasado 35 años desde que Juana Aizpuru abrió la primera edición de la feria española, que pasó a ser la más representativa del mundo iberoamericano. Desde aquel febrero de 1982, aún se sigue insistiendo en la necesidad de fomentar el coleccionismo(aresprensa).

0.0
Actualizado: jueves 13 julio 2017 19:10
Related Articles: ARGENTINA SALVAJE II G-20: ARGENTINA SALVAJE CHAPUCERÍA ARGENTINA ARTEBA SORTEÓ CRISIS ARGENTINA ARGENTINA, AFUERA POR AHORA EL "NOVEDOSO" FUTURO DE ARCO 2018 ARTBO 2017, PINTA BIEN ARGENTINA, AL BORDE DEL ABISMO ARTEBA 2017: A QUEBRAR TECHOS COLOMBIATEX 2017, TIEMPO DE "JUEGO"
SE PRENDIÓ EXPOARTESANÍAS

Visitas acumuladas para esta nota: 698

¡SÍGANOS Y COMENTE!