logo_aresprensa_notas
MAR DEL PLATA: EL CINE INICIÓ EL VERANO

Publicado el 03 de diciembre de 2017 // 16.40 horas, en Bogotá D.C.

 

MAR DEL PLATA: EL CINE INICIÓ EL VERANO

En el último domingo de noviembre se conocieron los ganadores del Festival de Cine  de Mar del Plata. Una película palestina se llevó el Ástor de Oro en esta edición 32 del afamado festival argentino. Fue una premiación significativa para la creación artística de una sociedad del Medio Oriente acosada por un conflicto sin fin y eso al tiempo ratifica para Mar del Plata una tendencia a reconocer un cine que a veces desafía los circuitos comerciales tradicionales y el trabajo de los grandes productores. Ese encuentro internacional alrededor de la pantalla grande se desarrolló en una sociedad conmovida por la tragedia  del submarino “ARA San Juan”, que tenía su base en la ciudad balnearia. Con algunos recortes en la programación debido a la dimensión de la tragedia, el encuentro siguió adelante hasta el otorgamiento de los premios, los cuales se entregaron de manera discreta, dadas las circunstancias.

Es el ceremonial de cada año para esta época significativa, en el principal balneario argentino. Se inicia el verano y se prepara la ciudad para recibir a los turistas, pero antes y como gran lanzamiento internacional se celebra el renombrado festival de cine que es también marca para la ciudad. En esta edición 2017, la lista de estrenos y de visitas internacionales tuvo un desfile discreto de luminarias, pero es claro que el modelo de cine que exhibe Mar del Plata no se presta para ese tipo de lucimiento.  Hubo una lista de trescientos filmes para la exhibición que se prolongó desde el 17 hasta el 26 de noviembre.  Debe decirse que el número de obras de esta edición fue inferior de manera sensible al que se proyectó en la versión anterior, el año pasado, que fue de cuatro centenas. No dejó de llamar la atención esa baja, pero los organizadores hicieron un esguince a las críticas asegurando que la calidad del Festival no ha bajado y que las estrategias al respecto se mantienen firmes. Es un decir.

Aunque debe decirse además frente a la crítica eventual, que tampoco en esta ocasión hubo en la ciudad balnearia del sur de la provincia de Buenos Aires una orfandad de grandes figuras para estar en presencia durante la convergencia de realizadores, artistas y público. Allí estuvieron la británica Vanessa Redgrave, el director galo Claude Lelouch y el guionista norteamericano Kenneth Lonergan. El director artístico del Festival, Peter Scarlet, en el tiempo previo de esta edición ya había dicho que había una distancia entre su concepción del cine y los premios que otorga la Academia norteamericana, pero que no dejaba de ser revelador para el buen nombre del festival marplatense que la película “Moonlight” y el actor de reparto Mahershala Ali, antes de ganar el Oscar, ya habían sido premiados en Mar del Plata.  La película que abrió la jornada inaugural fue “Madame hyde” de Serge Bozon, interpretada por Isabel Huppert y Pierre Léon; en tanto que en el cierre se presentó a “Last flag flying”, de Richard Linklater.

En lo que hace  al espesor de argumentos cinematográficos, la muestra de películas que no se circunscribe a las salas principales de la ciudad sino que se desplaza incluso a las áreas del conurbano marplatense, presentó las  obras más recientes de directores de la talla de Guillermo del Toro, Todd Haynes y Agnès Varda, entre otros. En la ocasión, el cine de Corea  del Sur fue el invitado especial y la presentación de trabajos como el del realizador Hong Sang-soo le dio un realce  de particular impacto al desarrollo del contenido programado. El festival de Mar del Plata le brinda atención destacada al cine latinoamericano y la presencia de la colombiana Carolina  Sandino, como  parte de uno de los jurados calificadores,  tuvo un realce marcado durante el curso de este festival, considerado como el único latinoamericano en la lista internacional de encuentros cinematográficos de primera magnitud. Es por eso que se mantuvieron prestigiosas secciones propias del evento, tal como lo es “Charlas con los maestros”.

La palestina “Wajib” se llevó dos premios mayores: mejor película y mejor actor. Dos astor  -nombre que rememora la figura de Ástor Piazzola, como marplatense que fue- para un país como Palestina que existe por milagro, y una cinematografía como la de Medio Oriente que sigue siendo exótica  para América Latina, donde de vez en cuando aparece alguna obra  de gran factura, en especial del mejor cine iraní. Sin embargo, no puede decirse que la concepción estratégica del Festival se incline por el cine militante, cualquiera sea el género de esa militancia. Si ganó esta producción palestina es porque se trata de una realización de calidad, no obstante que es improbable que sea visto de manera masiva en las salas de la región. En el jurado principal, el que seleccionó al ganador, estaba Sandino acompañada por Edouard Waintrop y Boyd van Hoeij, entre otros pocos. Ellos también eligieron a Valeska Grisebach como mejor directora por su película “Western”. El premio a mejor actriz fue para Eli Haboe, por “Thelma”, en tanto que el Ástor para el mejor guión fue  para el coreano Kim Dae-Hwan, por “The First lap”.

La tragedia de los submarinistas argentinos obligó a suspender algunas de previsiones finales de programación. Entre otras la ceremonia postrera de entrega de los premios y el despliegue de la alfombra roja, junto con la cancelación de la apertura anunciada del Teatro Auditorium para las entregas, que son el broche  final, aunque los galardones se pusieron en manos de los ganadores de manera privada. También se canceló el homenaje a Piazzola al cumplirse el 25 aniversario de su muerte, que incluía la proyección de fragmentos de la película “Piazzola, tango nuevo”, de Daniel Rosenfeld, y un recital del Quinteto Piazzola. El hundimiento de la nave de guerra del país anfitrión y el misterio hasta hoy de su localización, fue un hecho propio de un argumento cinematográfico que acongojó a buena parte de la ciudadanía argentina y convocó la solidaridad del mundo. Incluso de quienes mantienen distancia y fricciones por los intereses geoestratégicos y navales en la zona de hundimiento de la nave. Esa fue la otra película  que vivió Mar del Plata durante los días del Festival (aresprensa).

-----------

VÍNCULO DIRECTO: "LOVING VINCENT", UNA OBRA MAESTRA       
Actualizado: domingo 03 diciembre 2017 16:21
Related Articles: CÉZANNE EN CINE, GOZNE HISTÓRICO EROS Y ALMA EN CINE OSCAR 90, IMPUGNACIÓN AL BUEN CINE BOTTICELLI EN PANTALLA / CINE / PATRIMONIOS CULTURALES / A-P TIEMPO DE DEFINICIONES II TIEMPO DE DEFINICIONES LAV DIAZ, RARA AVIS DEL CINE LEONARDO DA VINCI, EL GENIO REVIVE EN CINE INICIO DE LA COPA CENTENARIO CINE COLOMBIANO EN MANILA
festival cine mar del plata

Visitas acumuladas para esta nota: 373

¡SÍGANOS Y COMENTE!