logo_aresprensa_notas
MARADONA YA NO HACE MILAGROS PARA ARGENTINA

Publicado el 10 de octubre de 2009 / 13.30 hora de Buenos Aires

MARADONA YA NO HACE MILAGROS PARA ARGENTINA

La presente jornada final de Eliminatorias, en dos secuencias, muestra con relieve la angustia definitiva tanto de Argentina como de Colombia, ante la posibilidad de quedar por fuera de la cita a Sudáfrica 2010. Nadie les regalará nada. Los peruanos aspiran a reiterar que son capaces de dejar por fuera a la Argentina de otro Mundial, como lo hicieron en 1969. Los chilenos por su lado no renunciarán a tratar de clasificar a costa de las esperanzas cafeteras. En tanto los ecuatorianos buscarán aprovechar las debilidades acumuladas de Uruguay que, como le sucede a sus vecinos de la otra orilla del Río de la Plata, tienen grandes jugadores pero carecen de equipo. El corolario de ese panorama podría ser en Montevideo con la noche más negra para la Argentina. Allí, en la capital uruguaya, la gente de Buenos Aires ha perdido con frecuencia sus mejores anhelos.  

Escribe: Edgardo "Cuqui" LÓPEZ  

La historia dice que en Eliminatorias los peruanos le han arruinado la fiesta a los argentinos. Recuerdo como ejemplo la eliminación en La Bombonera para México 1970, con el gol de Oswaldo "Cachito" Ramírez sobre la hora. Después, en la víspera de México 1986, un gol agónico de Ricardo Gareca, previa "guapeada" de Alberto Passarela le permitió a la Argentina llegar al Mundial arañando la clasificación. 

En esas condiciones y con esos antecedentes el Perú se ha comportado como una suerte de azote de las aspiraciones argentinas. Aunque llega sin posibilidades para clasificar, esta vez el Perú se hará de nuevo fuerte para resistir y, si puede, volver a cachetear a la Argentina tal como lo han hecho otros aparentemente débiles en esta Eliminatoria, ante la otrora poderosa selección albiceleste.  

No es necesario ser adivino para anticipar que los peruanos se pararán en el campo con ese plus psicológico, el de los antecedentes, ante una Argentina lo suficientemente golpeada y anárquica a la que se supone debilitada y en aparente minusvalía, no obstante sus pergaminos que no han sido revalidados en esta ronda premundialista. Así lo ha señalado el técnico limeño José "Chemo" del Solar.  

Todos los jugadores peruanos entrevistados han señalado esos puntos débiles de los hombres de Buenos Aires -no nos animamos a hablar de conjunto en la confundida y siempre inestable selección de Maradona- y aprovechan el vacilante presente argentino. Los peruanos están dispuestos a complicarle aun más la vida al acosado director técnico argentino. 

La gente de Buenos Aires muestra una nómina renovada y se ven nombres que no han acumulado un solo partido de experiencia en la vigente y alicaída selección argentina. Es el caso de Martín Palermo, Rolando Schiavi o Gonzalo Higuaín, por citar a tres. 

Ese panorama indica una sola cosa clara: Maradona no tiene nada claro en su presente organizativo para cumplir con las obligaciones que asumió. Esto es, orientar a sus dirigidos. En suma, el orientador sigue desorientado y ni siquiera atina a sostener una nómina estable que le dé seguridad tanto a él como a sus jugadores. 

Al margen de lo anterior, un hombre como Juan Sebastián Verón no podrá aportar para apagar el fuego, pues debido a la acumulación de tarjetas pálidas estará ausente en la patriada que deben afrontar los argentinos. La ausencia de Verón se suma a la de otros nombres destacados y tradicionales entre los rioplantenses, desplazados por las lesiones. 

En todo caso, en estas jornadas finales importará poco el hacer partidos de calidad porque lo que interesa son los puntos y la posibilidad de encajar en la esquiva -para los argentinos- nómina de clasificados. En contra de los pronósticos peruanos aparece el hecho de que han perdido todos sus partidos de visitante. Después de Bolivia es el equipo más goleado: 32 goles en contra por nueve a favor. 

Si se repasan las últimas nóminas de los incas lo más probable es que el mejor hombre, Juan Vargas, aspire a ser una pesadilla para la zaga argentina con amenazantes apariciones por el costado izquierdo. Es casi seguro que a este muchaho se le sumará Paolo Guerrero y la Jefferson Farfán, en el que se anticipa nervioso partido del estadio Monumental del porteño barrio de Núñez, en Buenos Aires.  

Después a la Argentina le caerá Uruguay, quizá mordido desde Quito. Allí, en Montevideo, como casi siempre ha sido para los argentinos nadie descarta que la noche se haga más oscura. 

LAS CUENTAS OPTIMISTAS DE CHILE 

La selección chilena de Marcelo Bielsa está a un tiro de asegurar su clasificación, con veintisiete puntos y con la convicción de que es Colombia la última barrera para consagrarse entre los elegidos, pues recibirá Ecuador en su campo de Santiago para el último compromiso. Esos tres puntos que le faltan para cruzar la línea definitiva, pretenderá arrancarlos en Medellín.  

Ya lo habíamos anticipado con suficiencia y los muchachos que llegaron de Santiago así lo presienten: Chile está entre los privilegiados que asistirán a Sudáfrica 2010. Pero Colombia es local en Medellín, donde los cafeteros sacaron un triunfo muy importante ante sus vecinos ecuatorianos y también aspiran a los tres puntos que pretenden los chilenos. Dos de sus arietes están en un excelente momento, ellos son Radamel Falcao García y Teófilo Gutiérrez. Vale decir lo mismo para otro hombre del equipo de Eduardo Lara: Jackson Martínez. 

La selección colombiana muestra un hecho sorprendente para la ocasión: el regreso de Óscar Córdoba, con casi 40 años a sus espaldas y un presente opaco en el bogotano club Millonarios. Esto debido a la lesión Agustín Julio, el titular en el arco colombiano. Ese regreso no significa certeza en la defensa en la valla colombiana pues también el joven David Ospina podría ser el guardián del honor en el arco cafetero.  

A Colombia sólo le sirve ganar y el planteamiento de Eduardo Lara se hará con base en lo que se sabe que presentará Chile, por eso se anticipa que el partido de Medellín será vibrante desde el primer segundo. La estrategia de Bielsa para el compromiso ya es conocida: presionar desde el comienzo y buscar de entrada el gol que marca la diferencia, sin especulaciones. 

El lunar es la hinchada colombiana que, en las horas previas a un partido definitorio, parece haber perdido la ilusión por el pasaje a Sudáfrica. En esto cabe una crítica para el público colombiano: no debe olvidarse que el apoyo del hincha hace al jugador número 12.  

ECUADOR QUIERE MORDER 

El sólido equipo ecuatoriano hará prevalecer su localía y tratará de desgastar a los orientales de Óscar Washington Tavarez en las alturas de Quito. Es allí donde Ecuador ha logrado la mayoría de sus puntos, los que acumulados mantienen vigentes las expectativas de Sixto Vizuete sobre Sudáfrica. Tienen 23 puntos y querrán asegurar el cuarto lugar y último para los citados directos al Mundial del año que viene. Eso es lo mejor a la vista de que el último rival será Chile, en Santiago. 

El equipo charrúa ha marchado con altibajos en esta Eliminatoria y las caídas han dejado marcas que hacen que el grupo de Montevideo no sea vea bien para disputar las últimas trazas de esperanza para estar en Sudáfrica. Las bajas también están en la nómina, entre expulsados y lesionados. Tienen estrellas de relieve entre sus hombres, entre ellos Diego Lugano, Cristian "Cebolla" Rodríguez o Diego Forlán. Pero, al igual de lo que ocurre con los argentinos, Uruguay no tiene equipo.

Es de suponer que Tavarez tratará de apaciguar el vigoroso ritmo de los ecuatorianos. Para ello acudirá a la lateralización del juego, fuera del área de riesgo, y sostener el balón procurando no cederlo a Ecuador. Buscará oportunidades con la pelota detenida y con la estatura de sus delanteros. Contra ese plan probable Vizuete propondrá un juego rápido y arrollador, que no deje pensar a su agrietado pero fuerte rival de turno. 

Ecuador sabe que potencialmente puede clasificar desde este partido y no debe esperar a la cita de Santiago. Por eso intentará morder a Uruguay y viajar tranquilo a Chile. 

Para ese fin el orientador de Quito tiene como carta de triunfo el buen momento de hombres como Christian Benítez, Antonio Valencia y Walter Ayoví, además de la garantía en el arco de un veterano como Francisco Ceballos. De Brasil y Paraguay no hay nada para decir, ya están clasificados (aresprensa.com).

0.0
Actualizado: -/-
Articulos relacionados: SAN ANDRÉS, CONTRACARA DEL PARAÍSO SOL NEGRO PARA MACRI II ARGENTINA SALVAJE II G-20: ARGENTINA SALVAJE LIBROS PARA LOS QUE EMPIEZAN SOL NEGRO PARA MACRI UN VIRAJE PARA MÉXICO CHAPUCERÍA ARGENTINA ARTEBA SORTEÓ CRISIS ARGENTINA SANTA ANA ESCRIBE PARA INTERPELAR
DIEGO MARADONA DEBE MARCHARSE AHORA

Visitas acumuladas para esta nota: 1685

¡SÍGANOS Y COMENTE!