logo_aresprensa_notas
MEDELLÍN: CIERRE DE LA FERIA DE LAS FLORES

Publicado el 09 de agosto de 2010 / 12.40 hora de Bogotá D.C.

MEDELLÍN: CIERRE DE LA FERIA DE LAS FLORES  

Un tradicional desfile de silleteros que congregó a unos 400 campesinos ataviados con la reconocida "sillleta" adornada con las flores que da la tierra antioqueña, cerró la Feria alusiva de Medellín, capital del departamento (provincia) de Antioquia, que se realiza todos los años por esta época. El encuentro cubrió más de una semana de programación y durante las celebraciones se desarrollaron un centenar de actividades específicas y unas 350 de contexto. El desfile final del domingo 8 de agosto se prolongó por más de cuatro horas.  

Estas jornadas de folclore y demostraciones típicas rurales y urbanas, cuyo centro es la ciudad de Medellín, recogen la memoria de los cargadores que recorrieron antes de la aparición de la tecnología del transporte, con mulas y también con tracción humana, la accidentada geografía montañosa del occidente colombiano. Las flores se recogen de predios de áreas circundantes de la mencionada ciudad colombiana, llamada también "capital de la montaña".  

Una particularidad de estos cargadores o "silleteros" es que una buena parte de ellos también son músicos, acervo que cargan junto con sus flores y costumbres campesinas regionales. Las zonas principales de la recolección de flores para estas jornadas son los municipios de Guarne, Envigado y Santa Elena, pero no son los únicos. Las variedades florales que llevan los silleteros están compuestas por calas, gladiolos, orquídeas, girasoles, heliconias y pomponios, entre otras. 

 

  silleteros en desfile  

 

Preparados para el desfile alegórico los silleteros deben vestir a la usanza del campo antioqueño. Esto es: para las mujeres, blusa blanca, pañoleta, falda negra y adornada con flores, delantal blanco, chalina y alpargatas; en tanto que para los hombres, pantalón negro, camisa blanca, sombrero, ruana negra (poncho corto), alpargatas, machete y carriel (cartera de cuero labrado que se cuelga cruzada sobre el hombro). 

Pero el elemento emblemático de esta caracterización es la propia silleta, elaborada en madera, es una estructura se amarra con cuerdas o cintas fuertes a los hombros y a la parte superior de la cabeza del cargador. Tiene además soportes para su apoyo en el piso que faciliten un manejo sencillo al levantarla como al depositarla.  

Se dividen en tres tipos, de acuerdo con el tamaño origen, destino e impacto que se busque: tradicional, emblemática y monumental. Sus tamaños oscilan proporcionados al cargador, si es niño, anciano o adulto joven. El promedio de las dimensiones es de 70 centímetros de alto por igual extensión de ancho. Las monumentales pueden llegar a medir hasta cinco metros de altura.  

El campesino antioqueño y en general lo que se llama la "cultura paisa" como parte específica del imaginario multivariado del colombiano, representa el espíritu pionero y emprendedor de esa identidad nacional latinoamericana. Los llamados "paisas" -apócope de paisano- han sido siempre orgullosos de su arraigo campesino, que no hace diferencias entre el hombre y la mujer de campo, que es el entorno extenso de Medellín, y las costumbres urbanas de esta metrópoli colombiana.  

 

niño silletero silleterita  campesina "paisa"

 

Los paisas fueron pioneros de la industrialización del país en los inicios del siglo XX y varios de los grandes conglomerados industriales colombianos tuvieron su nacimiento y siguen teniendo su sede en Medellín. Por otro lado, el paisano antioqueño fue el colonizador agrícola de extensos territorios colombianos, recorrido que hicieron sobre montañas y valles. También fueron determinantes en esa trashumancia colonizadora, del surgimiento de la economía del café, que fue la que signó la modernización del país en su conjunto, entre los dos siglos de su vida independiente. 

Esas familias campesinas y su epopeya pionera son reconocidas en la memoria colectiva de los colombianos y festividades como ésta de las flores reanima de forma simbólica esa historia sabida por todos las particularidades étnicas y culturales del país. Los niños y los ancianos también participan de este tipo de convocatorias y, con frecuencia, son parte de familias de silleteros y floristas. En cada edición de la Feria de las Flores, incluida esta de 2010 participan una cifra de variable de infantes, cuyo promedio es de medio centenar, cargando pequeñas silletas proporcionadas con su edad y estatura.  

Desde el año 2003 un decreto del gobierno nacional declaró a la Feria de las Flores y al desfile de silleteros como patrimonio cultural del país. La tradición del desfile anual de Medellín comenzó en 1957 (aresprensa.com).

 

  FLORES COLOMBIANAS  
0.0
Actualizado: -/-
Related Articles: FERIA DE LAS FLORES 2019 FILBA 44, ARRANCÓ LA FERIA GRANDE TRES PASOS PARA EL CIERRE BUENOS AIRES: AVANZA FERIA MAYOR DEL LIBRO BUENOS AIRES: CERRÓ FERIA MAYOR DEL LIBRO BUENOS AIRES: SE INICIÓ FERIA DEL LIBRO CARLOS E. BOTERO: "LAS FERIAS DE MODA EN MEDELLÍN NO TIENEN COMPARACIÓN" CERRÓ FERIA DEL LIBRO EN BUENOS AIRES ARRANCÓ FERIA DEL LIBRO EN BUENOS AIRES BOGOTÁ: AL FIN, PREMIO NOBEL EN FERIA DEL LIBRO
RÉDITOS DE LA FERIA DE LAS COLONIAS

Visitas acumuladas para esta nota: 1151

¡SÍGANOS Y COMENTE!