logo_aresprensa_notas
MEMORIA DE MUNDIALES II

Publicado el 23 de julio de 2018  //  20.15 horas, en Bogotá D.C.

MEMORIA DE MUNDIALES II

En el último tercio del siglo XX el hilo de los mundiales se inició con Alemania 1974. Periodistas de la época llegaron a afirmar que el equipo anfitrión, por entonces la República Federal Alemana, se dejó vencer por su similar de Alemania oriental para no enfrentarse en los primeros tramos con el equipo que fue sensación a partir de ese torneo, Holanda. Los Países Bajos habían formado un conjunto que trascendió el relato del momento bajo el nombre de “la naranja mecánica”, en alusión y paralelo con la famosa película de la época que dirigió Stanley Kubrick. Apareció con el equipo holandés un esquema de juego que se denominó “fútbol total”. Consistía en la táctica de que todos atacaban y todos defendían el terreno. La final enfrentó a teutones y neerlandeses en lo que Alemania concibió como el mejor camino a transitar para alcanzar como resultado su segunda copa mundial. En ese partido en el cual los dueños de casa se impusieron a los desafiantes holandeses por 2-1, se encontraron dos leyendas del juego: Franz Beckenbauer y Johann Cruyff. El primero fue uno de los pocos que fue campeón mundial en el campo de juego y DT de su país en el momento de alcanzar ese logro. Después del 74 el “Kaiser” alcanzaría al frente de su país otro título frente a la Argentina, en Italia 90.

Escribe: Carlos DUITAMA OCHOA *

Los otros dos que alcanzaron ese mérito doble, fueron Mário “Lobo” Zagallo de Brasil y el último campeón de Rusia 2018, Didier Deschamps con los franceses. Johann Cruyff decidió no asistir a la celebración de Argentina 78, en protesta contra el gobierno militar del anfitrión y debió contemplar cómo el equipo local obligaba a un nuevo segundo lugar a los holandeses, para que la Argentina se coronase campeón por primera vez, de la mano de Mario Alberto Kempes. Aquella final en el Monumental de Buenos Aires produjo el segundo sinsabor en seguidilla para un grupo que cambió la imagen y la manera de generar buen fútbol, además de reiterar lo que ocurrió con Hungría 54 o Portugal 66: no siempre los grandes astros en solitario de este deporte garantizan que sus equipos alcancen el campeonato. Cruyff se sumó a la lista que que ya integraban Puskas, Eusebio y a la que ahora se aproxima Lionel Messi.                                             

El mundialito de fútbol realizado pocos meses antes del mundial de España de 1982, realizado en Uruguay, mostró una selección de Brasil que se llevó el favoritismo frente a lo que mostraba Europa. Sin embargo, el equipo de Zico y compañía caería derrotado ante  una Italia práctica encarrilada por quien fue goleador de aquel mundial, Paolo Rossi. Este equipo italiano también dejo en el camino a la selección Argentina, que ya contaba en sus filas a Diego Armando Maradona. La final deja un resultado 3 a 1 a favor de los italianos sobre Alemania Federal. El mundial siguiente fue en México. En el año de su realización, 1986, el equipo de Dinamarca realizó un gran mundial hasta que el conjunto que entonces se llamó La Furia española” frenó a los daneses en octavos de final, Lo mismo ocurrió con el equipo de Bélgica que ca derrotado 2 a 0 frente a la Argentina, en semifinales. En la otra llave de ese mundial, Alemania Federal encontró en la misma fase a un talentoso equipo francés comandado por Michel Platini, al cual logró derrotar por idéntico marcador al que logró el conjunto sudamericano.

La Argentina de Maradona y compañía, que en cuartos de final había eliminado a Inglaterra gracias a dos goles que hicieron historia -uno de ellos hecho con “la mano de Dios”- y el que para muchos ha sido el mejor gol de todos los mundiales, logró su segundo título máximo al derrotar al poderoso equipo alemán por 3 a 2. Este último conducido en el terreno de juego por Karl Heinz Rummenige, que presentó fiera batalla al equipo gaucho. En la siguiente convergencia mundialista, la de Italia 1990, se repit la final de 1986, pero en esta ocasión el equipo que aún dirigía Carlos Salvador Bilardo se presentaría diezmado a la final, y el poderoso equipo teutón, dirigido por Franz Beckenbauer consigu su tercer título orbital, al derrotar a los argentinos con marcador de 1 a 0. En el camino quedó la selección italiana -eliminada precisamente por Argentina- que era la dueña de casa y en la que figuraba un astro como fue Salvatore Totó Schilaci, quien realizó un gran mundial. También en aquella justa italiana resignó pretensiones la luchadora alineación inglesa de Gary Lineker.

Estados Unidos en 1994 celebró su primer mundial en territorio propio. La final se jugó con los favoritos brasileños, comandados por Romario y Bebeto, y el inexpugnable equipo italiano orquestado por Roberto Baggio. Este fue el primer partido de máxima definición que exigió tiros desde los doce pasos ya que la el partido, que duró 120 minutos, terminó empatado sin goles. Finalmente, los “cariocas” se alzaron con el título por cuarta vez al dejar el marcador 3 a 2. Cuatro años después Francia organizó su segundo mundial de fútbol y alcanzó su primer título orbital, guiado en el terreno por Zinedine Zidan y venciendo de manera clara al campeón reinante, Brasil, por un inobjetable 3 a 0. En el camino se quedó el fuerte equipo holandés y la Croacia de Davor Suker, equipo que recogía las banderas de la otrora animadora de los mundiales: Yugoslavia. Después, en el año 2002, se realizó un mundial organizado por primera vez en Asia y por dos países: Japón y Corea.

En la final se encontraron la favorita Brasil de Ronaldinho, Rivaldo, Ronaldo y la fuerte, como siempre, selección teutona de Michael Ballack y Miroslav Klose. El campeón Brasil se alzó con su quinto título, después de un triunfo de 2 a 0 con dos goles de Ronaldo. En el camino se quedaron la sorprendente Turquía y la selección española, que ya empezaba a mostrar un fútbol realmente importante. Alemania en el año de 2006 organizó su segundo mundial, y el mundo vio reinar nuevamente a los italianos, que con un equipo de grandes figuras como el arquero Gianluigi Buffon y jugadores como Francesco Totti y Andrea Pirlo acompañados de jugadores muy fuertes en marca, lograron derrotar por tiros desde los doce pasos al equipo galo de Zinedine Zidan (salió expulsado en esta final) por marcador de 5 a 3, después de 120 minutos con resultado de 1 a 1. En las siguientes posiciones quedaron Alemania y Portugal derrotados por Italia y Francia, respectivamente.

El mundial de Sudáfrica en 2010 mostró a un equipo español de la mano de Andrés Iniesta, David Villa y de Xavi Hernández que, en la final, logró ganarle por un 1 a 0 al conjunto de los Países Bajos que, con Arjen Robben, realizó un gran torneo el cual sin embargo dejó a Holanda nuevamente a un paso de las mieles del triunfo. En ese mismo certamen la sorprendente selección charrúa encabezada por Diego Forlán terminó en la cuarta casilla, detrás de la siempre temible Alemania. Brasil, organizador del mundial 2014, de nuevo sufrió la frustración de no poder alcanzar el título mundial en su propia casa luego de una contundente derrota que le propinó Alemania, a la postre campeón. Lionel Messi, para algunos uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, no logró evitar en Río de Janeiro que su equipo argentino cayese derrotado por 1 a 0 en la final frente a los germanos de Anton Toni Kroos y compañía (aresprensa).  

-----------

* Académico colombiano, con experticia en disciplinas esadísticas

-----------

VÍNCULOS DIRECTOSRUSIA 2018, EL MEJOR MUNDIAL // MEMORIA DE MUNDIALES
Actualizado: lunes 23 julio 2018 20:32
Related Articles: MEMORIA DE MUNDIALES SAMARA: MEMORIA DE UN GENOCIDIO NISMAN, MEMORIA VIVA ARGENTINA: MEMORIA PARA UNA VÍCTIMA CLAUDIO BRAVO, IN MEMORIAM
mundial rusia 2018

Visitas acumuladas para esta nota: 426

¡SÍGANOS Y COMENTE!