logo_aresprensa_notas
NAVIDAD TEMPRANA EN LAS ISLAS

Publicado el 30 de septiembre de 2011 / 20.50 horas en Bogotá D.C. // 09.50 horas del 01 de octubre en Manila, República de Filipinas

NAVIDAD TEMPRANA EN LAS ISLAS

En América Latina esto produce asombro: la Navidad filipina comienza al despuntar septiembre. Para los escasos latinoamericanos que seguimos la vida actual y aspiramos a conocer las tradiciones isleñas que nos vinculan en ambos lados del Pacífico que fue español, nos llama la atención que en ese país cercano del Extremo Oriente, las celebraciones de fin de año se inicien tres meses antes de lo previsto.   Empero, el asombro debería ser relativo dado que la presión del mercado, también en los países de este lado del mundo con raíces católicas, hace que la Navidad y sus festejos se inicien también mucho antes y, cada vez más, se amplía el lapso de celebración en el cierre del año. En Colombia por ejemplo, la celebración del Día del Niño  (Halloween), al concluir octubre, abre la compuerta del inicio concreto de las fiestas navideñas.

Escribe: Rubén HIDALGO

Lo que coloquialmente se conoce como aparición del “parol” en Filipinas en el primer día de septiembre  es el arranque para los católicos de aquel país -90 por ciento de sus casi cien millones de habitantes- de las fiestas de Navidad. Parol”, en lengua tagala es el equivalente a “farol” en español clásico

No es un simple acontecimiento, tiene connotaciones emocionales colectivas y se asemeja en disposición afectiva, aunque con diferencias de tiempo, a lo que se conoce en el Caribe y parte de la zona andina americana como “noche de las velitas”, el 7 de diciembre, en la cual los protagonistas son los niños y que es previa al comienzo de las llamadas “Novenas de Navidad”, nueve días antes del 24 de diciembre.

En la ocasión, para los latinoamericanos, los cristianos  -en particular católicos- salen a las calles con luces en sus manos, una costumbre  que los distintos gobiernos locales estimulan con profusa iluminación callejera. Ese es el inicio de la Navidad en los países latinoamericanos de tradición romana. 

"PAROL" (FAROL) FILIPINO
DA INICIO A LAS FIESTAS DE NAVIDAD
NOCHE DE LAS VELITAS EN COLOMBIA

Eso mismo ocurre en Filipinas en la apertura de sus fiestas de fin de año. Lo que antes eran detalles para iluminación hechos con bambú y aceite dejan paso ahora a elementos modernos y propios del mercado, pero con los mismos fines y en sostenimiento de las mismas tradiciones.  

En Bogotá, por ejemplo, la Alcaldía Mayor de la ciudad capital de Colombia ya ordenó y comenzó a disponer de la iluminación callejera propia de la época. Claro está, aún no se encienden ni se encenderán en lo inmediato los dispositivos pero la actitud festiva ya comienza a manifestarse.   Lo que sucede en la principal metrópoli colombiana se proyecta al resto de las ciudades y pueblos del país y acontecimientos previos similares ocurren en los países de la región.

Aun cuando estas formas de conmemoración anual que sincretizan costumbres religiosas católicas con usos ancestrales  incluso prehispánicos, sufren embates de otros usos y tradiciones ligados con las redes del mercado, el eje es el mismo. Las nuevas formas de celebración de raíz protestante se han mezclado con las maneras de celebración previas que trajo la herencia hispanomediterránea y la gente las adopta con naturalidad y poca resistencia. Es por eso que junto al pesebre aparecen desde hace varias décadas tanto el Árbol de Navidad, como la media para los regalos, detrás de la puerta o la chimenea, en espera de lo que pueda traer Papá Noel,  conocido de igual forma como Santa Claus. 

POLICÍAS FILIPINOS CON LAS PISTOLAS SELLADAS EN LA
JORNADA DE NAVIDAD (circa 2009)

También son similares los problemas derivados y sus consecuencias. En Colombia es casi un problema de orden público el controlar a ciudadanos que con estado de embriaguez, o no, tienen la arraigada costumbre de hacer disparos al aire en la Nochebuena o en la víspera de Año Nuevo. Eso, año tras año, genera víctimas inocentes por causa de balas perdidas. En el mismo sentido hace dos años, la autoridad policial de Manila selló las bocas de las pistolas de dotación de sus policías, para evitar que los efectivos de bajo rango repitiesen la costumbre de los ciudadanos del común, con las mismas consecuencias (aresprensa).   

0.0
Actualizado: -/-
Related Articles: EXPOARTESANÍAS PRENDIÓ LA NAVIDAD 2015
LENGUA ESPAÑOLA EN FILIPINAS

Visitas acumuladas para esta nota: 1113

Sin comentarios todavia...

Dejar un comenatio

Su email no sera publicado.

¡SÍGANOS Y COMENTE!