logo_aresprensa_notas
PARAGUAY GANÓ BIEN LA PUNTA

Publicado el 31 de diciembre de 2007 a las 15.50 de Bogotá D.C./Archivado en febrero de 2008

PARAGUAY GANÓ BIEN LA PUNTA   

El cierre del año en el proceso de eliminatorias hacia Sudáfrica dio un resultado que, aunque no imprevisto, tampoco desdibuja la idea de que Brasil y la Argentina están un peldaño arriba en la posibilidad de clasificación. No obstante, el traspie de Argentina ante Colombia no puede ser visto como un simple resbalón deportivo, es mucho más que eso: es también un serio toque de alarma para los rioplatenses. Por lo pronto, los argentinos ya resignaron en favor de Paraguay la punta de la tabla entre los equipos de mayores méritos. Para éstos solo hay cuatro casillas disponibles hacia Sudáfrica 2010 y si Alfio Basile y la AFA no se pellizcan, la derrota de noviembre pasado en Bogotá será el anuncio de un futuro tormentoso y amargo para los planes del estratega argentino. Paraguay ganó con sobrado merecimiento su posición de relieve en esta primera etapa de Ëliminatorias.  

Escribe: Edgardo “Cuqui” LÓPEZ

 Edita: Marcela CUÉLLAR 

 Por eso los otros dos cupos que, en los papeles, aguardan a los acompañantes de Brasil y la Argentina están pintando para Paraguay en primer término y, en segundo plano en emergencia, para Colombia, Uruguay o Chile. Este último país, a pesar del tropiezo, gran tropiezo, con Brasil sigue apuntando alto. El trabajo de Marcelo Bielsa da frutos de a poco, para ello se aprovecha un momento en el cual hay buenos jugadores. Algunos son jóvenes con proyección, unidos con la experiencia de consagrados como Marcelo Salas. Entre los primeros están Humberto Suazo, Arturo Vidal, Matías Fernández y Hugo Droguett.Este grupo chileno peleará y tiene con qué llegar a Sudáfrica.  

Paraguay, a pesar de haber tenido una Copa América irregular como precedente, le quitó a la Argentina la cabeza en la lista clasificatoria y hace evidente que el grupo de jugadores de Asunción está leyendo bien la estrategia escrita por Gerardo “Tata” Martino para buscar su lugar entre los grandes de la región. Nadie ignora que el equipo guaraní le disputa desde hace mucho el tercer lugar histórico a Uruguay entre los tres mejores sudamericanos. En la actualidad tiene recurso humano para afinar la puntería hacia los grandes objetivos.  Seis de los hombres de ese equipo son luminarias donde se paren y eso es más de la mitad del conjunto. Ellos son: Salvador Cabañas, Roque Santa Cruz, Nelson Haedo, Claudio Morel, Julio César Cáceres y Aldo Bobadilla. La lista tiene puntos suspensivos,  pues es seguro que a medida que avance el torneo aparecerán otros astros en un conjunto en el que todos juegan para grandes cosas.         

Uruguay, por su lado, con la atinada dirección del “maestro” Oscar Washington Tabárez, ha dejado de ser una simple insinuación de mérito, tal como se vio en la Copa América y en los amistosos previos. Hay una saludable renovación en la “celeste”, aunque permanece la fortaleza de la experiencia que aportan Diego Forlán, Cristian Rodríguez, Vicente Sánchez y Sebastián Abreu. Los otros han llegado como nuevos nombres y la ardentía propia de los charrúas que siempre tienen hambre de gloria y sangre caliente para estas confrontaciones.  

LOS QUE SE DISTANCIAN 

  Aunque no se puede descartar a ningún equipo en un recuento como éste, los resultados mandan. Eso debe decirse tanto de ecuatorianos como de peruanos o bolivianos e, incluso, venezolanos. Estos últimos siguen progresando pero  sin dar el salto que hace la diferencia estratégica, esa de un antes y un después. Tanto Ecuador como Perú han evidenciado en la cancha los problemas internos de los equipos y los de administradores y conductores. Ecuador, al margen de sus derrotas en algún momento estrepitosas, se ha mostrado como un conjunto prolijo, herencia del paso de los técnicos colombianos. Ha exhibido también la presencia de jóvenes talentosos para el fútbol. Así, marcan la pauta en este certamen los nombres de Carlos Tenorio, Ulises de la Cruz, Agustín Delgado e Iván Caviedes, entre otros. 

Los peruanos, en su escenario, no atinan a salir de sus crisis recurrentes. Eso ha empañado la exhibición de un juego preciosista, que en ellos es una tradición, y que hoy exponen hombres como Norberto Solano, Claudio Pizarro, Paolo Guerrero,  Santiago Acasiete y Jefferson Farfán.  Bolivia acude como siempre al arma de la localía y al temor religioso que en sus rivales despierta el jugar en La Paz.  El técnico Edwin “Platiní” Sánchez debió apostar a la audacia para sacarle todo el jugo a ese potencial que, al no hacerlo, lo obligó a resignar puntos, como le ocurrió ante Colombia. El onceno del altiplano muestra un juego rápido, de buena solvencia técnica que es fruto y herencia del trabajo de Sánchez, su legado futbolístico de incisivo jugador que fue. Hoy ese estilo se afirma en las virtudes de Joselito Vaca como estandarte

 LOS DEL PUNTO Y APARTE 

Brasil, bajo el esquema de Dunga  -Carlos Caetano Bledorn Verri-  sigue un estilo que le rinde, aunque no satisfaga a la afición de su país. El técnico brasileño, descendiente de europeos como buen gaúchoriograndense e hijo del fútbol italiano – través del Fiorentina- muestra su prolijidad en lo táctico y la solidez como equipo. Logró que su conjunto, donde brillan las individualidades, se acomodara a su estilo. Dunga   arma su grupo de atrás hacia delante y mantiene su base de jugadores con pocas incorporaciones nuevas. Seguirán ahí Ronaldinho, Robinho y Vágner Love, quien es su delantero estrella.  El equipo auriverde proyecta hoy fortaleza sin fisuras, con un esquema de juego moderno en el cual la floritura individual no tiene la misma importancia que en el pasado. Los jugadores brasileños han entendido, con la seriedad del caso, lo que les pide su técnico: todo hombre debe aportar esfuerzo y sacrificio personal en tributo al juego de conjunto. 

A diferencia de Brasil, el técnico Alfio Basile mantiene un esquema opuesto en giro diametral: confía sobre todo en las individualidades y en su libertad, por encima de la disciplina táctica, concepción  que en ese conjunto encabeza Lionel Messi. Pero ese esquema significa presentar flancos débiles cuando se enfrenta a equipos con, precisamente, fortaleza en lo táctico.  Ya se vio en la Copa América lo que le pasó frente al Brasil y  significó para Basile la pérdida del título. En el planteamiento, sucedió lo mismo ante Colombia, en el cierre de las eliminatorias sudamericanas de este 2007. Ese es el mismo esquema que le muestran a la Argentina, además de los nombrados, conjuntos como el paraguayo o el colombiano. Un trío de equipos al que bien podría sumarse, pues aún no puede descartarse, el Chile de Bielsa.     

 Los problemas de brújula se observan también en otros planos: la salida en falso de Tévez al responder a una provocación en el campo de juego, durante el encuentro con los cafeteros en El Campín,  le valió la expulsión y el desbalance para su equipo, que no presenta alternativas tácticas en los momentos difíciles, así como también muestras dificultades para remontar marcadores adversos o sostener los positivos, durante el devenir del juego. Mientras tanto, la variante estratégica de Hernán Crespo para reforzar una delantera cuando está en derrumbe, siguió en Bogotá postergada en el banco.    El resultado es: desmoronamiento anímico del grupo, anulación de las figuras, y derrota consecuente. Brasil en Caracas fue el primer campanazo de los problemas de Basile con sus dirigidos, Bogotá ratificó las prevenciones iniciales.

La base del equipo argentino establece su bisagra en Juan Román Riquelme quien, si no es anulado en su cansino desplazamiento por el campo, hace las maniobras de enganche y apuesta a la confianza con la pelota quieta. Basile sostuvo al jugador no obstante la oposición mostrada a esa elección y en estos primeros partidos de la Eliminatoria el jugador le respondió a su director con creces.  Riquelme se ha mostrado fundamental en esta Selección que, si es responsable, debe comenzar a estar preocupada desde su cabeza a la que, por coincidencia, le dicen “Coco”. En efecto, es el momento de ponerle coco a un situación que podría convertirse en grave, cuando los hombres de Basile enfrenten en sus territorios a Uruguay, Paraguay, Brasil e, incluso, Chile, que exhiben planteamientos de juego coherentes con los tiempos que corren y no dejan espacios sin límite al viejo romanticismo de la gambeta como carta de triunfo, bello, pero ingenuo y frustrante.     

UNA OPCIÓN FUERTE   

Colombia es la opción fuerte que apareció en el último momento de este primer tramo. A pesar de los altibajos que se vieron en el grupo de Jorge Luis Pinto entre la Copa América y las Eliminatorias, resulta claro que Colombia tiene condiciones sólidas para enfrentar y salir airosa ante los dos grandes históricos de Sudamérica . Tiene para ello a hombres como Wason Rentaría, un delantero con concepción moderna del juego, dos perfiles de tiro y gran definición.  

Es Rentaría el típico jugador de área al que  siempre temen los defensores. Acompaña a Rentaría el ídolo de River Plate, Radamel Falcao García, quien en esta etapa, aun cuando no pudo mostrar su óptimo nivel, está allí listo para brindar su reconocido espíritu de sacrificio y lucha hacia el conjunto. Estíven Vélez es otra gran revelación en esta línea que incluye a la experiencia de Freddy Grisales y al goleador, antes postergado, Dayro Moreno, quien se encargó de amargarle la noche a la Argentina en el encuentro de El Campín. 

En aquel juego se ratificó el crónico doblegarse de los equipos de Basile ante los colombianos. El técnico argentino, como nadie olvida, es el que carga sobre los hombros, el karma del 5-0 de Colombia sobre Argentina en el Estadio Monumental de Núñez, ocurrido en septiembre de 1993, durante las eliminatorias para USA 1994. Aquel hecho dividió en dos las historias de ambas selecciones y, en especial, comenzó a reescribir la autoestima del fútbol colombiano.        

El partido de Bogotá en noviembre de 2007, convirtió a Jorge Luis Pinto de técnico cuestionado a director indiscutido, en tanto que encendió las luces rojas para los argentinos. Así, a los primeros cuatro de la élite ya posicionados en esta primera etapa, hay que sumarle a Colombia. En total, si se hacen cuentas amplias, son seis los candidatos fuertes a la clasificación. Por eso, sobran dos en esas cuentas hechas, además, a un lado debe agregarse la suerte del candidato que quedará por descarte en el repechaje.        

 Hace 14 años Alfio  Basile, luego de perder frente a una sorpresiva Colombia dirigida por Francisco Maturana,  debió irse humillado al repechaje, pero en esa época aún podía contar con Maradona y lo llamó como recurso extremo, al borde de la eliminación. La historia ya nos dijo lo que pasó después (apresprensa.com).  

0.0
Actualizado: -/-
Related Articles: BERLINALE: ISRAEL GANÓ OSO DORADO ESPAÑA GANÓ EN MAR DEL PLATA EL REY NORUEGO DECIDIÓ BIEN ARTBO 2017, PINTA BIEN LA HABANA: TRES DÉCADAS DE BIENAL A PARAGUAY, "TENÉS QUE SENTIRLO" "PELO MALO" PINTA BIEN VENECIA ABRE SU BIENNALE EL DESASTRE AMBIENTAL EXIGE RESPUESTAS COLOMBIA QUIERE LA PUNTA
Edgardo “Cuqui” LÓPEZ

Visitas acumuladas para esta nota: 1201

¡SÍGANOS Y COMENTE!