logo_aresprensa_notas
PREMIOS SAG, AUSENCIA DE "ROMA"

PATRIMONIOS CULTURALES   //  CINE  // Publicado el 28 de enero de 2019  //  19.30 horas, en Bogotá D.C.

 

PREMIOS SAG, AUSENCIA DE “ROMA

 

A diferencia de lo ocurrido en las premiaciones previas inmediatas por la producción cinematográfica del año pasado, la consagrada “Roma” de Alfonso Cuarón no apareció en las listas de aspirantes y, como es natural, tampoco en los lauros entregados en la velada del Sindicato de Actores que se realizó en la víspera. Los premios SAG (Screen Actors Guild) están dedicados de manera excluyente a la actuación y era natural que no figurase el director mexicano, pero tampoco estuvieron allí Yalitza Palacios ni Marina de Tavera, dos de las grande aspirantes a todos los premios en este 2019, por el controversial filme rodado en blanco y negro, con el agregado de que no está hablado en inglés. En lo demás no hubo novedades previas porque sí estaba en la lista de aspirantes la nueva versión de “Nace una estrella”, a través de sus aspirantes. Esa película en su primera versión de hace 4 décadas consagró a la múltiple Barbra Streisand. También estuvieron en esta competencia el emergente Rami Malek, quien ya se alzó con el Globo de Oro por su interpretación de Freddie Mercury, en “Bohemian Rapsody”. Al final, los premios a mejor actriz y actor principales correspondieron a la inefable Glenn Close por “Wife” y al ahora consagrado Malik.

Además de ser estimados como una antesala al Oscar, estos galardones son considerados como un reconocimiento cerrado y de alguna manera austero, en el sentido que es el acatamiento de la manada -la de los actores- a los propios, a la comunidad. Empero, por ser un palmarés entre protagonistas con cierta presuntuosidad, no pocos señalan que se trata de un pronóstico aunque con bastante margen de error, de lo que ocurrirá con el otorgamiento de la estatuilla de la  Academia. Esa razón se constituye en una variable a considerar sobre los últimos pasos hacia el Oscar y la sugestiva ausencia de Cuarón entre los nominados al lauro mayor de Hollywood. Esta puja entre pares, para la ocasión, se parece a una suerte de maniobra conspirativa frente a los pasos que vienen. El premio fuera de competencia en esta edición 25 fue para el legendario Alan Alda y el sello a “toda una vida” (en este caso la trayectoria) desde aquel “Mash” de fines de los años 60 y la recordada “garganta profunda”, que como rótulo alusivo sirvió después para definir al informante anónimo del escándalo político que se conoció como Watergate.

Eso último ya en la década de los 70 del siglo pasado. Todos los restantes vienen en carrera desde el Globo de Oro. Allí aparecían, entre las nominadas, Glenn Close, Lady Gaga, Olivia Colman y Emily Blunt. Esta última también por una reedición de la recordada cinta de Mary Poppins. Entre los competidores a mejor actor también estaban los que ya vienen pujando, además de Malik: Bradley Cooper, Christian Bale y Viggo Mortenssen. Bale ya tuvo un toque afortunado en esto de los premios con su increíble caracterización Dick Cheney en “Vice”, y esa leyenda que es Mortenssen todavía esperaba lograr algo con su papel en “Green Book”. La versatilidad de Mortenssen  es otra caracterización que amerita cotas más empinadas de reconocimiento por los méritos de sus trabajos vigentes y los previos. Ha sido nominado tres veces al Oscar y  cuatro a los Globo de Oro. Tiene además una relación especial especial con la Argentina, pues su infancia y primera juventud transcurrió en ese país y habla un diáfano español, con acento rioplatense. Es además fanático del fútbol soccer e hincha San Lorenzo -al igual que el papa Francisco- y de la selección albiceleste.

La sorpresa del lauro al mejor  elenco para “Pantera negra”, fue relativa. Este trabajo no había tenido una gran relevancia en las etapas previas  pero no le faltaron nominaciones. Ahí venía y este galardón es un preanuncio no asegurable de mejores réditos hacia el final de esta carrera que culminará con el Oscar. Debe reiterarse que ninguno de estos ciclos de premiaciones garantiza que la áurea figura de la Academia recaiga en alguna de las ya galardonadas, pero así se señala desde la tribuna optimista, aunque sin demasiada certeza. Ese es el caso Glenn Close que ya ganó el Globo de Oro, compartió con Lady Gaga la categoría de mejor actriz en el reciente Critic´s choice awards -los premios de “los que saben”- y ahora se lleva el acatamiento con trofeo de sus colegas actrices y actores.  Nadie podría negar el mérito de esta veterana protagonista que ha realizado en “La Esposa” un papel impecable y de fuerte carácter, en una película en la cual la trama la ubica con un papel secundario y abnegado ante un marido que gana un premio Nobel de Literatura.  Por ahora, quedaron en espera de  las últimas oportunidades Emily Blunt y Olivia Colman, porque Lady Gaga ya compartió los honores de los críticos, con Close.

Algo similar sucede en esta marcha con Rami Malek, quien levantó el premio de sus pares por su aparición protagónica en “Bohemian Rapsody”. Ha sido sin dudas  una magistral interpretación de un mito de la canción “pop”, como lo fue Freddi Mercury, con su trágica saga final y las extravagancias de su vida personal. Los temas controversiales de Mercury fueron tratados con fuerza interpretativa, pero sin perder el respeto a su memoria e intensa vida privada. Lo que fue talento vivo de Mercury encontró un buen reflejo en la versión que hizo Malek en esta película inesperada porque no acude a la facilidad del culebrón latino ni a la tentación de caer en excesos de guión, que el personaje real en la  historia referida podría haber incurrido, pues se trata de un mito vigente, tal como lo ha sido Queen y su paso por la saga más alta del rock. El nuevo premio al mejor protagónico masculino para este norteamericano de ascendencia egipcia,  suma a lo ya alcanzado con idéntico logro en el Globo de Oro. Ahora Malek puede esperar tranquilo lo que venga, si llegase.

Van quedando en la zaga hacia la aspiración máxima en lo que viene, figuras como las de Christian Bale, por “Vice” y el mismo Mortenssen, este último tantas veces nominado. Ello no obstante de que Bale ya se llevó el reciente premio de la crítica. Es también una frustración acumulada para Bradley Cooper por su participación principal en “A Star is born”. Cooper es un consagrado y  pareciera que este remake en el cual él repite lo que hizo Kris Cristofferson junto con Barbra Streisand, hace algo más de 40 años, en verdad no da para  más. También quedó atrás John David Washington por su interesante participacion en “BlacKkKlansman”. Entre las actrices, la postergación golpeó a la famosa, por otras virtudes escénicas, Lady Gaga quien comparte rol de primera línea con Cooper. Tampoco pudo tocar la gloria Emily Blunt la protagónica de esta otra revisión fílmica de Mary Poppins. Pareciera que el giro comercial a secas de los estudios por estas revisiones fílmicas de lo que fue grande ayer, no han pegado demasiado en el ahora. Otra relegada aquí fue Olivia Colman y “La Favorita” (aresprensa). 

----------

VÍNCULOESPAÑA GANÓ EN MAR DEL PLATA
Actualizado: lunes 28 enero 2019 19:49
premios sag rami malek glenn close

Visitas acumuladas para esta nota: 453

¡SÍGANOS Y COMENTE!