logo_aresprensa_notas
QUEDARÁN 8

Publicado el 29 de junio de 2018 // 21.00 horas, en Bogotá D.C.

QUEDARÁN 8 

No es este un mundial defensivo como lo fue Italia 90, por lo tanto el aburrimiento no es la norma de estos partidos que se jugaron en la primera ronda. En realidad, ha sido un mundial de sorpresas y situaciones no imaginables, como eso de la temprana eliminación del campeón aún vigente, Alemania. También ha generado signos de interrogación el rutilante inicio de España y Portugal y el relativo opacamiento de ambas selecciones en el curso de estos primeros partidos que definieron las primeras eliminaciones. Ninguna de ambas selecciones quedaron por fuera pero resulta de difícil pronóstico asegurar algo sobre la continuidad de estos dos candidatos europeos si se mantiene el ritmo discreto que tuvieron después del primer partido. Todo vuelve a fojas cero luego de concluida la primera ronda y es necesario barajar para de nuevo emprender la puja que deben sostener los 16 que quedaron en la liza. Ya no hay lugar para parpadeos en lo que resta del certamen, tal como le ocurrió a la Argentina o al mismo Brasil, que empató con Suiza en su primer cotejo. El parpadeo desde los octavos inminentes significa quedar por fuera de toda posibilidad y volver a casa en la mitad final del torneo.

De los sudamericanos quedan con vigencia para una oportunidad más, tres de los de siempre. Perú en su segmento perdió posibilidades más por el infortunio que por la gran calidad de su fútbol, que volvió a hacer presencia en un mundial después de más de tres décadas de ausencia. Un fútbol inca pundonoroso y de delicado toque y movimiento en sus líneas, con un equipo que no es un tope como el que tuvieron conjuntos históricos -contando con figuras como Juan Carlos Oblitas o Teófilo Cubillas- pero que es suficiente con jugadores como Jefferson Farfán o Paolo Guerrero. Eso fue suficiente para imaginar que en la evocación el talento no se pierde y que el trabajo efectuado por un entrenador como Ricardo Gareca no ha sido en vano. El infortunio de Perú fue la consecuencia de los dos primeros partidos Perdió por la mínima diferencia ante Francia y Dinamarca para quedar relegado y como candidato a una eliminación irreversible, pero se marchó con el honor de haber ganado el partido postrero por dos goles ante Australia. En ambos cotejos ante los europeos, los incas tuvieron unas pelotas que parecían con voluntad propia para negarse a entrar en el arco contrario y eso terminó condenando a los sudamericanos, sometidos a la impotencia por el gol que no compensó el esfuerzo realizado. 

Pero sí hubo compensación para la región porque de los cinco que llegaron a Rusia 2018, sobrevivieron cuatro y eso incluye a una Colombia que no se dejó avasallar por el golpe que dejó una derrota casi inexplicable como la que sucedió en su amanecer ante Japón. Nadie podría olvidar que en el inicio de ese compromiso una expulsión por una falta sobre el área propia de mayor riesgo, dejó al equipo de Pékerman con un hombre menos durante el resto del partido y debió soportar la desventaja de un penal que Japón cobró por ventanilla. En el resto de la puja los japoneses mantuvieron su desbalance a favor, pues no llegó un gol compensatorio para Colombia que permitiese equilibrar la ventaja de los nipones quienes llegaron al final del encuentro con un segundo tanto por encima. Los cafeteros se sobrepusieron al infortunio y en el segundo encuentro ante Polonia mostraron de lo que son capaces, apabullando a una Polonia que no pudo descifrar el juego planteado y leído en la previa por la dirección técnica colombiana. El esfuerzo de los muchachos de camiseta amarilla dejó vivas las ilusiones que se cristalizaron en el último encontronazo con la potente Senegal, que no ahorró patadas para reducir el ímpetu de los sudamericanos. 

Colombia terminó primera en la serie de grupos y sacaron al último africano que quedaba con posibilidades de permanecer en Rusia para las instancias definitivas de octavos de final. Si el partido con Polonia fue un juego de estrategia y diseño previo, el que disputaron con los senegaleses fue el resultado de un triunfo elaborado por los muchachos colombianos con corazón, piel y glándulas. Eso que hay que tener en situaciones límite. Antes de esa disputa postrera el conjunto cafetero era el que menos posibilidades tenía en los papeles y terminó en la cabeza de la lista de dos clasificados. Al tiempo que el verdugo japonés del primer partido terminó por decapitar a los africanos por acumulación de tarjetas amarillas. Esto no les evitó el ser censurados por jugar al “bobito” en el último encuentro, ante Polonia, negando el fair play que les abrió la clasificación. En el peldaño de octavos los jugadores de Pékerman tendrán enfrente a Inglaterra, uno de los tres europeos que disputarán el paso a cuartos con los sudamericanos. Si bien estos jugadores ya no tienen miedo escénico para afrontar compromisos de este tipo, los ingleses siguen siendo aspirantes a la copa. Ello no obstante el haber perdido su último partido de la serie, ante Bélgica. 

Uruguay y Argentina pasaron su ronda con perfil bajo, pero por motivos bien diferentes. Los charrúas se impusieron en los tres partidos de su serie alcanzando un puntaje perfecto: nueve sobre nueve posibles. Ganaron los dos primeros cotejos por la mínima diferencia y en el último se impusieron por tres tantos sobre el local, que estaba también clasificado a la siguiente instancia. El conjunto del veterano Óscar Washington Tabárez apareció en escena mundialista con un equipo mezcla de experiencia y sangre nueva. Esta última no le dio por ahora grandes satisfacciones pero no había más que pedir. Hasta el momento hizo lo justo para pasar a los nuevos desafíos. Su próximo rival será el Portugal de Ronaldo, con exigencias mayores a las que tuvo en la etapa previa. Los argentinos por su lado alcanzaron a pasar bajo circunstancias milagrosas, como fue el favor que les hizo Nigeria al desahuciar a Islandia de sus ínfimas posibilidades parta clasificar. Los argentinos terminaron imponiéndose a sus salvadores africanos con un gol inesperado y de último minuto que logró Marcos Rojo, negando la máxima aquella que dice “favor con favor se paga”, a los nigerianos. El equipo del otro desahuciado, Jorge Sampaoli, deberá ahora medirse con Francia. 

La manera como quedaron conformadas las llaves de octavos, dice de un partido fratricida entre latinos. Es la que dejará a México o Brasil por fuera de aspiraciones, en el choque que se definirá el 2 de julio en Samara. Si bien todas las apuestas se inclinan por los de habla portuguesa, no debe olvidarse que México ya venció a los de Tité en las olimpiadas de Londres, en 2012. Además, fueron los mexicanos de Juan Carlos Osorio los que iniciaron el calvario sufrido por la eliminada Alemania en el grupo F, cuando los aztecas vencieron al hasta hoy campeón del mundo por un tanto, que rompió todo lo imaginable y se convirtió en una de las primeras grandes sorpresas de este mundial. El criticado director técnico colombiano definió para sus muchachos una fina estrategia que le sirvió para doblegar al campeón sorprendido y ya pocos recordarán, después de la hazaña, que perdió su último partido de serie por tres a cero ante la clasificada Suecia. Brasil, por su lado, hizo de las suyas después de un primer partido decepcionante en el que empató con Suiza por el marcador mínimo. Pero luego salió del paso ante Costa Rica y Serbia, relegando a Suiza como segunda del grupo. En las ocho llaves armadas hay cinco equipos latinoamericanos y cuatro son de Sudamérica. De los 16 que pasaron la primera ronda, en la tarde del 3 de julio apenas quedarán 8 (aresprensa).

--------

VÍNCULOS DIRECTOSRUSIA, MUCHO MÁS QUE UN MUNDIAL // CHAPUCERÍA ARGENTINA  
Actualizado: viernes 29 junio 2018 22:07
mundial rusia 2018

Visitas acumuladas para esta nota: 203

¡SÍGANOS Y COMENTE!