logo_aresprensa_notas
RUEDA LA BOLA EN LONDRES

Publicado el 26 de julio de 2012 / 22.00 horas, en Bogotá D.C.

RUEDA LA BOLA EN LONDRES 

En la tarde del jueves 26 de julio de 2012 comenzó el certamen futbolístico olímpico tradicional. En la víspera, las “chicas del fútbol” ya habían iniciado su carrera, con la sorpresiva derrota de Colombia ante Corea del Norte y el también sorpresivo giro que tomó el partido Francia-USA, en el cual las norteamericanas dieron vuelta un marcador que les era desfavorable y que no era cualquier marcador: 2-0 para Francia, en un partido que terminó 4-2 a favor de las perdedoras iniciales. El incidente por las banderas equivocadas que puso en riesgo la presentación de las orientales ante las sudamericanas no sólo fue engorroso y enmarcado en el nerviosismo, sino que apareció como una torpeza intencionada.  Esas son parte de las sorpresas, ya no del fútbol a secas sino del fútbol olímpico. Estas incidencias y marcadores extraños no deberían repetirse en los juegos de sus compañeros varones. Hay mucha diferencia física y de despliegue técnico, entre otros factores, si se compara el fútbol tradicional con el novel que practican los equipos femeninos. Sin embargo, igual se esperan sorpresas tal como siempre ocurre en este deporte desde su comienzo histórico en olimpiadas, cuando de manera inesperada el Uruguay se alzó con la primera presea dorada contra todo pronóstico, en 1924, y anticipándose en cuatro años a otra medalla del mismo metal y quilate, además de llevarse la primera copa mundial, en 1930. 

El certamen que reúne a 16 equipos de todos los continentes se abrió con la derrota española ante Japón. Importante partido desde el arranque, pues los españoles están entre los tres candidatos favoritos a llevarse el oro olímpico en fútbol. Esto a pesar del tropezón en la largada.  

Otros dos favoritos son las potentes selecciones de Uruguay y Brasil.  Ese favoritismo es caprichoso como cualquiera en estos temas, pero más lo es en competencias olímpicas en las que tanto experiencia como inexperiencia juegan demasiado para definir los resultados.  

España por ejemplo, no es el único que tiene apostadores a su favor al margen de los dos grandes sudamericanos. También Egipto es visto como un equipo candidato a la máxima medalla y esto porque se tiene en cuenta que ya Nigeria, en 1996, le dio al África esa alegría mayor para un continente que ha crecido mucho en lo futbolístico, en las últimas dos décadas.  

Marruecos, Senegal y Gabón componen el resto del cuadro de los africanos que participan de esta competencia orbital y todos tienen pergaminos regionales como para pensar en grande. Una curiosidad en el arranque: estos tres últimos africanos empataron sus partidos iniciales. 

De todos los  nombrados, tres de ellos arrancaron bien en esta primera jornada: Uruguay, Brasil y Japón alcanzaron victorias. Tanto España como Egipto resignaron marcador en sus compromisos de largada y los actuales campeones del mundo, en lo que hace selecciones mayores, deben mirar con preocupación este paso en falso inicial de un proceso corto, en el cual una derrota de partida puede cancelar oportunidades del futuro inmediato. 

Entre los europeos, además de España, el Reino Unido es otro candidato a tener en cuenta: no sólo es anfitrión de la olimpiada sino el inventor del deporte. Es cierto que esa última condición nunca le ha servido de mucho a los ingleses, visto el escaso rédito que han obtenido a lo largo de más de un siglo de competencias internacionales, pero nadie debe creer que no sea candidato a cualquiera de los tres rangos de medallas y eso incluye la áurea.  

El viejo continente tiene también a los bielorrusos como representantes de los europeos orientales y éstos ganaron, a diferencia de los británicos. En efecto, los dueños de casa se fueron masticando un empate  con gusto a derrota frente a un discreto Senegal.  

Los otros latinoamericanos invitados a la fiesta olímpica son los hondureños y los mexicanos. Es bien sabido que los aztecas y su “tri” es un equipo de temer y figuran como los segundos de Norteamérica y el Caribe, después de los Estados Unidos que no está en esta cita. Una ausencia sentida, como lo es la deArgentina, el otro gran ausente de esta parte del mundo. 

Mexicanos y hondureños también largaron con empates, pero los centroamericanos metieron dos goles al igual que sus rivales marroquíes, en tanto que los aztecas pasaron hambre con un lánguido cero por cero frente a Corea del Sur. Lo concreto es que después de estos primeros 8 partidos, los juegos se desarrollarán hasta el 11 de agosto de agosto cuando en la gran final se decida quién ostentará el oro por cuatro años y quién se llevará la presea de plata, un consuelo que al tiempo es un castigo por haber perdido el último partido.  

A nadie le gustaría desde este continente que ese segundo peldaño lo ocupase un latinoamericano. Esto aun cuando ninguna medalla olímpica es despreciable, de las casi 5 mil que se repartirán en el curso de las competencias y entre las que están las tres a distribuir en ese puñado de equipos de fútbol que participan de estas olimpiadas londinenses (aresprensa).  

0.0
Actualizado: -/-
Articulos relacionados: GIRA LA RUEDA EN SUDAMÉRICA RUEDA LA BERLINALE REINALDO RUEDA: UN MESÍAS PARA HONDURAS
BRASIL SE APRESTA PARA LA CITA MUNDIALISTA

Visitas acumuladas para esta nota: 944

Sin comentarios todavia...

Dejar un comenatio

Su email no sera publicado.

¡SÍGANOS Y COMENTE!