logo_aresprensa_notas
SE AFIRMA EL FASHION DE BOGOTÁ

HEDONISMO  //  MODA  //  Publicado el 29 de marzo de 2019  //  21.30 horas, en Bogotá D.C.

 

SE AFIRMA  EL FASHION DE BOGOTÁ

 

El anuncio oficial del tercer capítulo del Bogota Fashion Week dice de tres jornadas de pasarela y actualización académica con lo cual se pretende que la capital colombiana se convierta en un futuro cercano en  una gran urbe de creación y estímulo con un renglón de la industria cultural -también como industria propiamente dicha- que tiene tradición por sí misma en la capital del país cafetero. Se supone que las cifras que muestra el soporte de esta celebración es parte de lo que ha dado en llamarse “economía naranja”, que además de significar  un valor agregado a las cosas y objetos de intercambio en la vida cotidiana también tiene contenidos simbólicos vinculados con la autoestima y la identidad del colectivo social que representa y se presenta ante el mundo.  La actividad se ofrece  en su tercera versión desde que tomó la posta la Cámara de Comercio de Bogotá, para dar un nuevo impulso que ya venía marchando con diferente fortuna desde hace al menos dos décadas. La secuencia de pasarelas, sesiones de negocios, espacios de  reflexión y despliegue de otros segmentos de programación se llevará a cabo entre el 2 y el 4 de abril.

Por lo anunciado en las semanas previas a  la realización del fashion de la capital andina, la principal desarrolladora colombiana de este rubro  del diseño y la creatividad, la señora Silvia Tcherassi, será la invitada destacada en la versión 2019 del encuentro. Entre los protagonistas de las veladas, además de diseñadores, modelos y los otros vinculados directos con la cadena de valor que de manera generalizada se denomina moda, estará en presencia medio centenar de compradores que en su mayoría llegarán del exterior, estimulados por el gobierno del país a través de su servicio diplomático, la alcaldía capitalina y la entidad oficial de promoción de exportaciones. Estos arribarán desde las fronteras vecinas, Estados Unidos, Europa, Medio Oriente y Asia. El cálculo previo a las reuniones de negocios estima que se realizarán operaciones por encima de los 600 mil dólares. No es una cifra para el asombro pero se entiende que es solo el comienzo de un proceso de largo aliento.

El escenario sobre el que se extenderá el programa previsto tendrá el tinglado de complemento que está representado por aquello se integra en el vestir: calzado, marroquinería, joyería, bijouterie, en buena parte realizado en el área que se conoce como “Bogotá-región”, zona que reúne a la mayor parte de los talleres y plantas que dan curso a su producción. Está previsto que participen en el fashion bogotano medio centenar de diseñadores  locales, la mayor parte bien afirmados y reconocidos en el oficio y a ellos se sumarán los emergentes que están tentando ocupar primeros planos y tienen en estas jornadas la posibilidad de ser mejor conocidos. Se espera que el destape de talento de los creadores reunidos y expuestos al criterio de los asistentes -los especializados y los que solo van a mirar- pueda generar algo más allá de lo previsto en las 350 citas de negocios ya tabuladas. Para  la buena vista de  los asistentes habrá 15 sesiones de pasarela y dos performances.

Las veladas de la programación se realizarán en lo que se conoce, aunque es de reciente construcción, como Ágora Bogotá del Centro de Convenciones, adjunto a Corferias, en el occidente de la capital. Las jornadas académicas denominadas “Conversaciones Bfw”, con el agregado de coyuntura “tejiendo futuro”, tendrá 20 disertantes, entre locales y del exterior.  La  estrella en este segmento será también Silvia Tcherassi, quien expondrá en la apertura del módulo -a partir de la segunda jornada- sobre su experticia con el tema “El Negocio creativo de la moda”, en un segmento que se prolongará con otros disertantes hasta la tercera jornada. Otras temáticas que se abordarán en el área son: “Los Retos que existe en el liderazgo empresarial e industrial”, “La Huella ambiental en el siglo XXI”, “Cómo proteger los derechos de propiedad intelectual en el diseño” y “La Realidad de las ventas en espacios on line y análogos”.   

F. Ramos                    J.P. Socarrás                   B. Spitz

Se sabe que hay del sector en la zona-región más de 35 mil empresas registradas, de las cuales alrededor de un 80 por ciento tienen como línea de producción las prendas de indumentaria personal, en tanto que casi 7 mil se dedican a la manufactura del cuero, el calzado y elementos conexos. Otro número superior a los mil quinientos talleres está dedicado a  la joyería y relacionados. Bogotá concentra casi un 40 por ciento de la industria dedicada a este mercado y su aporte al Pib que se genera en la principal ciudad del país está cercano al 1.3 por ciento. Tales cifras señalan que todo el sistema es un escenario importante para la ocupación de mano de obra especializada y de apoyo, con un gran potencial exportador por la vía de las plataformas electrónicas y la experticia en las estrategias promocionales de frontera, las cuales  pueden ayudar a estimular la comercialización exportadora que surge de la capacidad creativa en moda y diseño, no pocas desarrolladas en vínculo con las destrezas y fama de los artesanos tradicionales.

En la página oficial del encuentro aparece una lista de 40 diseñadores, algunos con nombre de pila y otros con nombre de la marca que constituyeron. Pero la información de prensa dice de 48 comprometidos con sus propuestas, una contradicción de casi un 20 por ciento que sin embargo no empaña el proceso en su conjunto. Aparte de la Tcherassi aparecen otros nombres ya con tradición acreditada. Entre ellos, y en lista reducida, están consagrados como Adriana Santacruz -una de las que teje la ya mencionada conjunción entre tradición artesanal y diseño moderno- Bettina Spitz, Faride Ramos, Isabel Henao, Jorge Duque y Juan Pablo Socarrás. Entre los diseñadores con marca representativa están Divina Castidad y Flor Amazona. Entre los emergentes, aunque no el único, aparece Cubel que es un acrónimo de un apellido compuesto muy colombiano. Entre los que llegarán para comprar -eso dicen las gacetillas oficiales- llegan Five  Story NY, de Nueva York y Maison Mode, también de los Estados Unidos. Una curiosidad en este punto es Al Tayer Group, que arribará desde la lejana Dubai. No son los únicos (aresprensa). 

Actualizado: viernes 29 marzo 2019 22:45
Related Articles: BOGOTA FASHION WEEK 2018 VENEZUELA: ILEGÍTIMIDAD BUSCA AFIRMARSE BOGOTÁ: ¡TELÓN ARRIBA! SEMANA DE LA MODA - BOGOTÁ MERECE MUCHO MÁS 3ra. BOGOTÁ FASHION BOGOTÁ: FOOTWEAR, AMANECER DE PASARELAS SEGUNDA VERSIÓN DEL BOGOTÁ FASHION WEEK UN BRITÁNICO DE MALVINAS EN BOGOTÁ 3ra. BOGOTÁ FASHION / MODA / HEDONISMO / LOM EL TEATRO ENGALANA A BOGOTÁ
moda bogotá

Visitas acumuladas para esta nota: 210

¡SÍGANOS Y COMENTE!