logo_aresprensa_notas
SE BUSCA EMBAJADOR GRINGO II

ACTUALIDAD // LATERCERA OREJA  //  Publicado el 14 de noviembre de 2018 //  13.45 hotas, en Bogotá D.C. 

 

SE BUSCA EMBAJADOR GRINGO II

 

Pareciera que luego de meses de cabildeos podría confirmarse el nombramiento de Joseph MacManus para la embajada de Estados Unidos en Bogotá, más por sustracción de materia que por aceptación plena de parte de quienes tienen en sus manos la decisión que corresponde. En otras palabras, el candidato en proceso saldría por exclusión de otras posibilidades planteadas y no obstante una fuerte resistencia en el senado a su nombramiento, que no desapareció pero que apunta al fin a dejar paso a la propuesta de la Casa Blanca. Esto por física salida de lista de los candidatos que podrían haber reemplazado el nombramiento de la controversial propuesta y se encontraban de manera eventual en el partidor de candidatos. 

Lo apuntado debería definirse a fines de este noviembre 2018, pero en verdad la oportunidad de nombrar al nuevo representante de la Washington en la capital andina debería al menos haber coincidido con la visita a Sudamérica de Donald Trump. Aunque por asincronía de agendas esto parece ya poco probable, ante la inminencia del anunciado viaje del presidente a Buenos Aires, con ocasión del G20. La situación de Venezuela que incluye el riesgos de una fricción armada de imprevisibles derivaciones entre ambos países fronterizos, hace insoslayable el definir esa nueva representación en la urbe cafetera. Pero los trámites en el senado norteamericano aparecen ahora con una demora que no tiene en cuenta las necesidades de urgencia. El agregado a esas circunstancias es que ya quedan pocos días para tomar las ineludibles decisiones sobre el punto, después de los descansos que se toman los senadores, pasadas la recientes elecciones, la celebración del thanksgiving que se aproxima y las vacaciones, también obvias, del cercano fin de año. 

Fuentes cercanas a las dinámicas de poder en Washington han señalado a ARES que lo que parecía improbable hace pocos meses -esto es el nombramiento de Mc Manus- se abriría ahora camino de manera inexorable. Es cierto que lo imprevisible de las decisiones del presidente Trump dejan en suspenso cualquier afirmación contraevidente, pero la decantación de las mencionadas agendas, la legislativa y la presidencial, han dejado al candidato original con renovadas opciones. En todo caso, lo cierto es que las posibilidades dispuestas para reemplazar el nombramiento de Mc Manus se habrían desestimulado con un cierto ambiente de traumatismo, debido a las oscilaciones de temperamento en el entorno de la Casa Blanca. En esa línea, ya están fuera de juego tanto el puertorriqueño Juan Cruz como el general William “JerryBoykin. Ambos están ahora distanciados del presidente Trump, no obstante que hace poco tiempo tenían vínculos próximos, alguna coincidencia ideológica, o al menos no tenían la pugnacidad mutua o unilateral que ahora aparece entre ellos. No son los únicos en tal situación, en todo caso sólo se incrementa la suma de rispideces hacia un estilo de gobierno. 

Cruz se fue de la Casa Blanca con cajas destempladas, después de haber sido asesor de Seguridad para esta región del continente. En ese cargo el alto funcionario latino pudo en corto tiempo aportar algo de su experiencia y conocimiento de campo en la zona, esto es en Sudamérica. Pero como ya ha ocurrido con suficiencia durante el lapso transcurrido de la administración, al poco tiempo de estar en labores el funcionario de origen borinquén salió poco menos que por la ventana. Ahora es un crítico de los modos que Trump muestra para el manejo de los asuntos de Estado y en especial en lo que tiene que ver con América Latina. En realidad este espacio del mundo sigue siendo objeto de mirada en minusvalía por la Casa Blanca y salvo por aquello que tiene que ver con Venezuela y con las migraciones que llegan a las fronteras, en particular desde el sur, es poco lo que en tiempo y recursos puede llamar la atención del presidente y de sus colaboradores. Al margen de los dos puntos señalados, es probable que llamen la atención de Washington en el inmediato futuro, sólo México con su nuevo gobierno y lo mismo hacia Brasil, con el advenimiento de Jair Bolsonaro. 

Tampoco el general Boykin tendría opción como para inquietar a esta altura de las circunstancias la lenta pero imperturbable marcha administrativa que transita la nominación de McManus en el senado de los Estados Unidos. El mismo general habría manifestado a fuentes bien informadas que no aceptaría una nominación de Trump para ningún cargo y por eso la candidatura oficiosa habría quedado descartada de manera definitiva. Ocurre que al quedar al margen ambas opciones más fuertes, las llamadas águilas que en el senado norteamericano se oponen tanto a la permanencia de Kevin Whitaker en Bogotá como al ascenso del primer nominado -ambos por ser considerados palomas- se quedan sin opciones a la vista. Claro que esos protagonistas que en la metáfora son considerados aves cazadoras, opinan lo mismo del presidente Iván Duque. De este último y a poco de iniciada su gestión, suponen que tiene poco músculo como para enfrentar con suficiente energía los desafíos que llegan desde las fronteras e incluso desde el interior, donde la oposición profunda ya le está tomando tanto el pulso como la capacidad de respuesta a los desafíos írritos. 

Lo cierto es que desde Caracas se siguen profiriendo vituperios contra las autoridades del país vecino y se mantienen las frecuentes violaciones de la quebrada línea fronteriza. Lo peor del cuadro es que, desde Venezuela, se siguen lanzando miles de ciudadanos al exterior, presionados por la miseria, la escasez o inexistencia de alimentos, atención médica y fármacos. Esto además de la inseguridad y la persecución contra su propio pueblo, que ejerce la camarilla bolivariana. El principal impacto de la prolongada estampida deja ya una población flotante en Colombia de más de un millón de personas expatriadas y acosadas por el hambre, problemas de salud y desarraigo estructural, quienes golpean el esquema de escasas respuestas posibles por parte del estado colombiano. Eso es lo que señalan día a día las autoridades en Bogotá y en la frontera, sobre todo en Cúcuta. La crisis vigente y, en especial los peligros latentes, no cesan y por el contrario se incrementan sin que se vea a la vista una posibilidad de normalización, no solo para Colombia sino para toda la región golpeada por el inaceptable fenómeno que arroja Venezuela hacia el espacio regional. 

Por el contrario, todo indica que la crisis aumentará y se agravará, al igual que los riesgos y lo imprevisto pero posible de un choque directo entre fuerzas de ambos países por la acumulación in crescendo de situaciones insostenibles y tensiones abiertas. A esta altura de estos grises y sombríos acontecimientos de panorámica que siguen adelante, ya quedó en claro que el presidente Trump no hará escala en Bogotá durante su visita a Sudamérica, con ocasión de la reunión del G20 en Buenos Aires. La sugestiva omisión del mandatario norteamericano, por segunda ocasión,  también impacta sobre la sumatoria porque en el cuadro descrito nada hubiese hecho más oportuno que su presencia en Colombia. Hubiese sido una señal política para descomprimir parte de la presión perturbadora y la intención desestabilizante que sufre la administración colombiana desde los frentes internos y externo. Mientras tanto, la designación del nuevo embajador de Washington sigue en veremos y a la espera de que la burocracia del legislativo ponga fin al calvario por la designación del representante de la potencia hegemónica en la capital andina (aresprensa). 

---------

VÍNCULOSSE BUSCA EMBAJADOR GRINGO  //  SERÍAN ARMAS ISRAELÍES  //  SOL NEGRO PARA MACRI
Actualizado: miércoles 14 noviembre 2018 12:58
Related Articles: SE BUSCA EMBAJADOR GRINGO VENEZUELA: ILEGÍTIMIDAD BUSCA AFIRMARSE COLOMBIA: SALAFISMO BUSCA NIDO CHILE BUSCA SU PRIMERA VEZ DOCE 00: EN BUSCA DE TALENTO JOVEN COLOMBIA: ES JUSTO BUSCAR MÁS GLORIA ROBERTO AMPUERO: TODO ESCRITOR ES UN EMBAJADOR BOGOTÁ BUSCA SITIO EN GRANDES LIGAS DEL TURISMO LATINOAMÉRICA BUSCA RELEVANCIA EN EL MUNDIAL DE SUDÁFRICA PUERTO RICO BUSCA POSICIONARSE COMO CENTRO DE DESTINO, ATRACCIÓN E INVERSIÓN EN EL ÁREA
embajador usa en colombia

Visitas acumuladas para esta nota: 174

¡SÍGANOS Y COMENTE!