logo_aresprensa_notas
SEGUNDA VERSIÓN DEL BOGOTÁ FASHION WEEK

Publicado el 17 de mayo de 2016 / 11.20 horas, en Bogotá D.C.

SEGUNDA VERSIÓN DEL BOGOTÁ FASHION WEEK

A diferencia de lo que se hizo en la primera edición, el año pasado, que fue una suerte de toma del aeropuerto de Bogotá, ahora hay otros dos escenarios emblemáticos de la principal urbe colombiana para el despliegue de formas y colores que dominan estos hombres y mujeres que intervienen en y con la moda. Es el Bogotá Fashion Week, en su segunda entrega. La edición anterior fue una toma discreta del terminal aéreo capitalino, con el arma del glamour como una forma de dar una bienvenida o también de despedida a quienes llegaban o se iban. En el total, el Bogotá Fashion Week tomó en esa primera edición parte del espacio y el tiempo del viajero para aliviar un posible estrés propio del viaje. ¿Quién no distraería unos minutos para apreciar la belleza de un diseño o la humana de una o un modelo, antes de entrar o salir de la capital colombiana?; esa fórmula sencilla fue lo que se propuso en esa pasarela inaugural de la principal urbe colombiana y que ahora se repite, con el agregado de dos museos de la ciudad. El proceso comenzó ayer 16 de mayo y concluirá el viernes 21, una semana de días laborales, con sus picos y momentos habituales de eso que llaman la rutina, alterada por las propuestas de los diseñadores y de quienes exhiben las piezas recién creadas y salidas de los talleres.

Reporta: Martha Liliana ROMERO

La inauguración del encuentro se efectuó en el Museo Nacional, pleno centro de la metrópoli, donde Amelia Toro presentó su nueva colección. Aunque el Museo del Chicó, al norte de la ciudad, es el espacio para la mayoría de las pasarelas.  El aeropuerto El Dorado tiene una programación diferente en esta segunda versión del fashion week, pues será una suerte de inicio de la “ruta dorada”, como performance fashion turística, destinada a conformar un nicho de la moda que, guiada, promoverá las compras en este rubro, con escalas en las principales boutiques y centros comerciales. Eso no excluye a las pasarelas en el mismo aeropuerto, aunque con mayor informalidad que las principales previstas en los museos. Para la ocasión, es España el país invitado de honor.  

Entre los invitados relevantes como creadores internacionales que participarán de la programación anunciada, figuran los españoles Roberto López con su sello “Etxeberria” y Ana Locking. Entre los locales están los nombres de María Luisa Ortiz y Diego Guarnizo. Este último presentará una serie de piezas que cruzan la manualidad con la artesanía.  El módulo de temporalidad para definir las colecciones es el otoño-invierno, que extrapola tendencias de otras latitudes, pues ya se sabe que en el trópico no hay estaciones. El acudir a la memoria étnica y al ancestro con aroma de terruño no tiene en Guarnizo a su único exponente. También Darío Cárdenas, creador oriundo de Santander, apostará por esta misma línea, con textiles de telar manual inspirados en la cultura incaica. Un panorama general compuesto por una grilla de 15 desfiles sobre los escenarios programados.

La caleña Isabel Caviedes dará un gran golpe al apartarse de su reconocida estrategia y opción por los clásicos tonos negros y la sobriedad de sus prendas. La elegancia informal de las formas saltará a un nuevo cauce y fuente de creatividad, pues mostrará una inspiración llena de tonalidades y estampados. Otros diseñadores de la programación son Isabel Henao, Natalia Londoño, Faride Ramos, Daniela Battle, Juan Pablo Socarrás y la joven Johanna Nodier. La programación académica tendrá su espacio el 20 de mayo, cuando se realice el Foro BFW “Moda y Negocio”, en la sede Salitre de la Cámara de Comercio de Bogotá. Allí tendrá una participación especial el diseñador español Fernando Lemoniez.  

AMELIA TORO MARÍA LUISA ORTIZ

                                                                                              

El panorama completo del encuentro busca reforzar la imagen de una capital cafetera conectada al mundo y no aislada en el altiplano del centro del país, muy alejada de sus dos costas. Eso siempre ha pesado en el imaginario de los propios colombianos que no dudaron alguna vez en llamar a su capital “El Tibet sudamericano”. La expresión, con algo de autodesdén, hablaba no de una situación geográfica irreversible sino de una mentalidad: la del aislamiento.  No pocos analistas del país han señalado que esa manera distante e inflexionadade ver las cosas y el acontecer el mundo, es una mirada corta que dio por resultado algunas de las grandes derrotas colombianas en su geopolítica, entre ellas la reciente pérdida de gran parte de su mar territorial en el Caribe, frente a Nicaragua.

Mucho de eso contienen, en reversa al señalado cuadro de situación y con algo de rebeldía hacia el mismo, las declaraciones realizadas a esta agencia de prensa, por parte de la directora del BFW, Paula Peña. La ejecutiva puntualizó en su momento que, “elegimos el aeropuerto como escenario porque es moderno y un icono maravilloso de Bogotá. No solo es emblemático a partir de su nombre, sino porque por ese terminal aéreo pasan más de 90 mil personas cada día”. Pero eso no es todo, Peña manifestó que esa es también una manera de que el ciudadano de diferentes esferas “tenga contacto y acceso a la moda”.  La orientadora del BFW no dejó de lado el horizonte estratégico de la propuesta: “Bogotá ya es una capital cosmopolita y una referencia para todo el continente, ya no lo es solo para Colombia” (aresprensa). 

0.0
Actualizado: -/-
Related Articles: ARTBO WEEKEND: TERCERA EXPERIENCIA SE AFIRMA EL FASHION DE BOGOTÁ SUBVERSIÓN ENCAPUCHADA BOGOTA FASHION WEEK 2018 BOGOTÁ: ¡TELÓN ARRIBA! SEMANA DE LA MODA - BOGOTÁ MERECE MUCHO MÁS 3ra. BOGOTÁ FASHION BOGOTÁ: FOOTWEAR, AMANECER DE PASARELAS UN BRITÁNICO DE MALVINAS EN BOGOTÁ 3ra. BOGOTÁ FASHION / MODA / HEDONISMO / LOM
"EL DORADO" AEROPUERTO DE MODA

Visitas acumuladas para esta nota: 1253

Sin comentarios todavia...

Dejar un comenatio

Su email no sera publicado.

¡SÍGANOS Y COMENTE!