logo_aresprensa_notas
SEMANA DE LA MODA - BOGOTÁ MERECE MUCHO MÁS

Publicado el 26 de noviembre de 2004

Escribe: Rubén HIDALGO

Al finalizar octubre Bogotá supo de los tres días de la llamada Semana de la Moda que funge, por exclusión, como un cierre de un año de diversas pasarelas con mayor o menor trascendencia –más de  lo primero que de lo segundo- en la capital colombiana. 

Es un hecho que, después del derrumbe del Bogotá fashion,  la metrópolis del país cafetero se ha quedado sin un escenario de quilates para albergar y exponer el desborde de talento y creatividad que tienen sin mengua los diseñadores colombianos. Claro está que es Medellín el punto que cumple por tradición con el rol nacional de ámbito principal de despliegue de los logros en exposición del fashionPero Bogotá merece por peso específico una pasarela de relieve y no un divertimento que muestra más precariedades que fortalezas.

En todo caso, podría asegurarse sin riesgos que la fortaleza básica de este evento, si es que pueden contabilizarse otras, es el talento y competitividad sobresaliente de unos diseñadores que aportan prestigio y visibilidad a cualquier pasarela en cualquier parte donde se presenten.

RIESGO PARA EL PRESTIGIO

Ellos sacaron adelante un acontecimiento que, sin esas presencias, no hubiese pasado de ser una   opaca reunión tercermundista. Pudo ser que esa concurrencia de los creadores a la convocatoria del Círculo de la Moda fue más bien un gesto de solidaridad de colegas con uno de los organizadores (diseñador él también y educador en el área,  para más datos) en un encuentro que por su espesor simbólico poco tuvo para aportarle al ya bien ganado prestigio de esos diseñadores y que, de no haber  estado bien cimentado en cada uno de ellos, en verdad tal prestigio bien hubiese podido quedar menguado.

Lo anterior porque las falencias de la Semana de la Moda cubrieron un horizonte demasiado fuerte como para pasarlo por alto: desde un locutor que, durante el desfile, pretendió con poca fortuna por ignorancia decir costura en francés, o cabeza negra en alemán, hasta un servicio de refrigerio que cobra antes de brindar el servicio. La sensación generada por las flaquezas seguidas, eslabón tras eslabón, fueron rematadas por una clara percepción de hostigamiento a la prensa –la escasa prensa escrita que asistió- a través, entre otras cosas, de la alteración caprichosa del orden de ubicación señalado en los sitios de observación.

En efecto, fue un constante exigir, incluso en momentos con aspereza, desocupar los numerosos espacios visiblemente destinados a los hombres y mujeres de los medios  para poner allí a relacionados o invitados de los organizadores. Un gesto de precariedad protocolaria que desdijo y desdibujó la tesonera labor de los responsables de la oficina de relaciones con el periodismo, para poder extender las credenciales de trabajo a quienes ejercen este servicio público.

UN PREMIO DE PARROQUIA

El corolario de la sensación de subdesarrollo que dejó la plataforma organizativa del encuentro fue haber galardonado a una modelo como la mejor de la pasarela, dejando en evidencia la presunción de que  una supuesta relación afectiva de la joven con un familiar de un alto funcionario del Estado fue más contundente que la probabilidad de una destreza profesional merecedora de la mención.

A pesar de todos los puntos ciegos, la afirmación del escenario de pasarelas en Bogotá es una necesidad cultural insoslayable e impostergable. No es compatible la imagen de gran capital latinoamericana que ha comenzado a proyectar la ciudad de Bogotá con la ausencia de un espacio de muestra e intercambio de esta naturaleza. Bien sea que el Círculo de la Moda afine, o mejor, construya una puntería organizativa y de apoyo en contexto; o que otro grupo emprendedor asuma el desafío, lo cierto es que se tiene en Colombia materia prima, experiencia y capital humano para destacarse en el Continente, también en este rubro (aresprensa.com).

0.0
Actualizado: -/-
Related Articles: SERÍAN ARMAS ISRAELÍES COLOMBIAMODA, EL BUEN CAMINO RUSIA, MUCHO MÁS QUE UN MUNDIAL BOGOTA FASHION WEEK 2018 BOGOTÁ: ¡TELÓN ARRIBA! MÁS GLOBOS QUE ORO FRENCIE CARREÓN: DRAMAS DEL SUR FILIPINO COLOMBIAMODA: FRANCIA, PRIMERA INVITADA ADIÓS A LAS ARMAS ARTBO: MÁS ALLÁ DE UN FIN DE SEMANA
Rubén HIDALGO

Visitas acumuladas para esta nota: 1407

¡SÍGANOS Y COMENTE!