logo_aresprensa_notas
SIETE ESPERANZAS DE AMÉRICA LATINA

Publicado el 11 de junio de 2010 / 07.50 hora de Bogotá D.C.

SIETE ESPERANZAS DE AMÉRICA LATINA 

Aparte de las expectativas habituales con el favoritismo de Brasil para llegar a las finales, tanto Chile como Paraguay y México llegan a Sudáfrica con antecedentes que pronostican una buena figuración en este Mundial 2010. Uruguayos y argentinos tienen menos favoritismo, sobre todo el equipo de Diego Maradona, pero no debe olvidarse que ambos cuentan con una historia mundialista sólida y una tradición de fortaleza para enfrentar las adversidades de clasificaciones y malos pronósticos. Los "catrachos" del colombiano Reinaldo Rueda llegan con una exposición mediática fuerte y precedidos de una gran disposición táctica que les permitió clasificar. Para ellos todo lo que alcancen en Sudáfrica será ganancia. 

Escribe: Edgardo "Cuqui" LÓPEZ  

Los locales sudafricanos, con un Carlos Alberto Parreira llamado en el último minuto para apagar el fuego que envolvía a los anfitriones, son un equipo de gran fortaleza y choque físico como lo son todos los africanos. Tienen a su favor el ser locales pero les ha faltado tiempo de preparación, un ingrediente con pocas posibilidades de reemplazo. Aunque, debe decirse, la mayoría de las selecciones tienen ese problema que es básico para el acople de juego entre sus integrantes como conjunto.  

Para el partido inaugural de Sudáfrica frente a México, es bueno señalar que el equipo latinoamericano de Javier Aguirre tiene ventajas que están más allá de las angustias sufridas en la etapa de clasificación. La preparación de los mexicanos está por encima de las de sus rivales y también en la imagen previa a la competencia, así como en la historia acumulada.  

Los aztecas, o el "Tri" como se conoce a este equipo, han tenido un proceso de ensamble de un bimestre antes de llegar a Sudáfrica y eso le da favorabilidad ante sus rivales, con poco o ningún roce en este tipo de jerarquías competitivas. En todo caso, el "vasco" Javier Aguirre ha manifestado que quiere llevar a México "a lo más alto". 

En los preliminares recientes los altibajos no son demasiado importantes para México, aunque todo el mundo se fija en el valor simbólico de esos resultados. Pero el sellar esa instancia de umbral ganando el partido frente al campeón del mundo, Italia, no es poca cosa. Además, en los preparatorios prefirió enfrentar a los más fuertes, todos ellos candidatos. Eso demuestra que este México de Sudáfrica sacó los dientes desde antes de confrontar en suelo sudafricano.  

En el otro extremo de América Latina, los uruguayos que llegaron a la clasificación de la zona con el último suspiro y por "repechaje", aunque ellos siempre confían en sus individualidades como factor de desequilibrio llegaron a Sudáfrica con expectativas no demasiado fuertes por parte de la afición y también de ellos mismos. Los orientales -de la banda oriental del Río de la Plata- conducidos por Óscar Washington Tabárez sufrieron demasiado ante los costarricenses en su último partido de clasificación americana. El coraje tradicional de "la celeste" que, en la ocasión, no fue menor al que exhibieron los centroamericanos, los puso en Sudáfrica.  

Echaron sobre el campo de juego en aquella ocasión, entre el 14 y el 18 de noviembre de 2009, toda su histórica de "garra" pero ese no puede ser el único "plus" para hacer un buen papel en el Mundial de Sudáfrica. Allí encontrarán en el grupo A al igual que los mexicanos, a una Francia de capa caída por la forma en que ganaron la clasificación y porque los partidos amistosos preliminares han mostrado fuertes baches del conjunto galo, con difícil explicación. Una Francia golpeada puede convertirse en un hueso demasiado duro para los equipos latinoamericanos que enfrentarán a los de Raymond Domenech en la primera ronda. 

MISTERIOS DE ARGENTINA 

Los argentinos de Diego Maradona tampoco llegan con las mejores expectativas a este mundial de Sudáfrica. Al menos no en los papeles ni en los antecedentes inmediatos. No debe olvidarse que consiguieron la clasificación directa con un gol agónico de Martín Palermo sobre Uruguay en el Centenario de Montevideo. La tarea de armonizar el conjunto en su trama interna en ese equipo ha tenido un aura de misterio. 

Diego Maradona tiene un buen manejo de vestuario y él sabe que esa es su fuerza. Es con eso con lo que el orientador argentino aspira a compensar su demostrada impericia en el campo de la conducción. En todo caso, el equipo en sus individualidades llega con excelente nivel técnico y físico. Eso podría ser otra fortaleza de los argentinos en sus primeros compromisos del grupo B.  

La apuesta por individualidades de gran figuración internacional, tal como lo son Lionel Messi y Juan Sebastián Verón, le da a los argentinos un margen de relativa tranquilidad que nunca será plena si se observa que el primer partido será con los nigerianos. La afición argentina no le perdona a Maradona, con razón, el haber dejado por fuera de la convocatoria final a valores fundamentales, pivotes del equipo, tal como han sido en esa selección Javier Zanetti y Estéban Cambiasso, ambos flamantes campeones de la Champion League, con el Inter de Milán, que dirige José Mourinho.  

Los albicelestes no llegan esta vez como favoritos y tienen a la siempre complicada Nigeria que ya puede exhibir una historia bien construida frente a la selección argentina. Nadie podría olvidar a los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, en 1994, cuando privaron a la Argentina del título dorado y se lo llevaron para África. 

Derrota que los argentinos le cobraron a los nigerianos en otro olímpico, el de Pekín 2008. Los argentinos de Maradona han llegado con una estrategia que prolonga el misterio sobe sus posibilidades: evitaron partidos amistosos en los días previos al Mundial, apostando a la estimulación de puertas hacia adentro y evitando la exposición a lesiones de sus jugadores en partidos de fogueo pero sin trascendencia estratégica, más allá de la movilidad de conjunto.  

DIFÍCIL APUESTA CHILENA 

En el grupo H se encontrarán dos latinoamericanos: Honduras y Chile. Ambos tienen por delante un obstáculo muy fuerte en los papeles: España. Los centroamericanos hicieron un buen papel en las eliminatorias de la zona pero clasificaron con angustia aunque se lo merecían. 

El continente americano ha hecho suficientes elogios sobre el orientador del equipo "catracho", el colombiano Reinaldo Rueda. Todo lo que pueda hacer Honduras en los campos de juego sudafricanos será ganancia y aportará a la convivencia de ese país muy golpeado en sus relaciones políticas internas e internacionales, durante los últimos meses.  

Los chilenos en su espacio también tienen misterios. Bielsa ordenó restricción total a sus hombres: nada de sexo, comunicaciones por internet o de otro tipo. Más que una concentración parece una unidad militar en acuartelamiento. Pero eso no es extraño en el estilo de manejo de Marcelo "el loco" Bielsa, a quien se considera un trabajador obsesivo en lo táctico y con la disciplina de conjunto.  

El equipo andino no tiene buena estatura entre sus individualidades y eso en lo físico puede ser un contrapeso negativo en sus aspiraciones. Sin duda que el táctico Bielsa buscará compensar esa debilidad de su equipo, pero aún no se sabe cómo lo hará. Tiene adelante a los suizos y a los españoles, buena talla y juego sólido. Además España, al igual que los ingleses, aparece como uno de los europeos candidatos al título. Es difícil la apuesta de Chile, desde la primera ronda.  

Paraguay, por su lado al igual que el Brasil de Dunga, es un equipo que llega con una excelente hoja en el manejo de eliminatorias y con una baja fundamental en su delantera. La ausencia de su atacante, Salvador Cabañas, podría ser un obstáculo para las aspiraciones del conjunto de Gerardo "Tata" Martino. Sin embargo, en este grupo F, tanto Paraguay como Italia son los candidatos más opcionados para pasar a la segunda ronda. 

BRASIL, EL MISMO Y MÁS  

Es mejor dejar a Brasil para el comentario final porque lo que se diga sobre el siempre favorito es como golpear de manera repetida en el mismo sitio. Tuvo Brasil la mejor eliminatoria entre sus rivales de zona y viajó a Sudáfrica con la crítica acerba de sus hinchas: había dejado afuera de la convocatoria a estrellas como Ronaldinho, Ronaldo y Adriano. El orientador técnico de Brasil nunca es bien visto por sus compatriotas y Dunga no ha sido excepción.  

El esquema táctico de este Brasil combina tradición de talento y repentismo latino con solidez europea que comienza en la estatura y fortaleza de sus hombres. A continuación, su esquema de juego se inicia por la defensa, seguido de la presión y el contraataque.  

Este sistema es una de las razones de la exclusión de algunos de los astros del scratch. En los preliminares, Dunga ha tratado de apartar dudas sobre las condiciones físicas con que ha llegado Kaká a este grupo mundialista.  

El jugador más carismático y con mayor exposición mediática de esta selección brasileña no está con un rendimiento pleno y es el pivote de la concepción futbolística del orientador gaúcho quien complementa el sistema con Luis Fabiano. Pero como siempre ocurre, Brasil es Brasil y por encima de fallas y críticas siempre hace lo suyo, que es llegar a lo máximo. Una verdad de perogrullo que en este tipo de encrucijadas es normal que se cumpla para los de la verde amarelha(aresprensa.com). 

0.0
Actualizado: -/-
Related Articles: LA "CANARINHA" REINA EN AMÉRICA CURIOSA COPA AMÉRICA GIRA LA RUEDA EN SUDAMÉRICA ESPERANZAS FUTBOLERAS EN RÍO 2016 15ª. EDICIÓN DEL IBEROAMERICANO DE TEATRO OSCAR: DI CAPRIO TIENE ESPERANZAS SUDAMÉRICA VUELVE A LA CANCHA HACIA LA COPA AMÉRICA 2015 FUERTE PRESENCIA LATINA EN BERLÍN IXEL 2013: APUESTA POR UNA ESTÉTICA LATINA
INGLATERRA Y ESPAÑA VAN POR MAYORES GLORIAS

Visitas acumuladas para esta nota: 1339

¡SÍGANOS Y COMENTE!