logo_aresprensa_notas
SILLETEROS DE MEDELLÍN

Publicado el 11 de septiembre de 2011 / 21.15 horas, en Bogotá D.C.

SILLETEROS DE MEDELLÍN 

Medellín, la emblemática ciudad colombiana que es la otra capital del tango por fuera del Río de la Plata y que también tiene un marcado reconocimiento por su condición de pionera en el desarrollo industrial y empresarial de los colombianos, realizó a fines de julio su tradicional Fiesta de las Flores que incluye su famoso “desfile de silleteros”. La característica marcha de campesinos de a pie, cargando pesados arreglos florales sobre sus espaldas, tuvo por escenario -como es costumbre las calles de la metrópoli del occidente colombiano- con una fuerte participación de público regional y de otros que llegaron, tanto colombianos como extranjeros. La última presentación anual de esta pintoresca muestra se realizó en simultánea con el inicio del campeonato mundial de fútbol Sub-20 que tuvo como anfitrión a Colombia. Medellín fue una de las sedes del pasado certamen futbolero mundial. 

El desfile de los silleteros cierra las fiestas anuales de Medellín. En este país son tradicionales las fiestas que bajo la denominación de “ferias” o festejos patronales, se celebran en la mayor parte de las ciudades y regiones colombianas, cada año. Varias de ellas tienen relieve nacional e incluso internacional, por las particularidades de la cultura local que dan un perfil sobresaliente a cualquier festividad regional.  

En el caso de Medellín, esa  particularidad la expresan los rituales y tránsito de arreglos florales conformados en pesadas cargas que se movilizan sobre las espaldas de seres humanos. Eso es algo que no puede pasar inadvertido. Es en suma, un detalle especial al que se agrega a la memoria campesina de esta zona de pioneros y colonizadores, de la cual los ciudadanos de Medellín siempre se han sentido orgullosos. 

Lo anterior no obstante de que es esta ciudad del centro occidente colombiano la que encabezó el proceso de industrialización del país y la vocación exportadora de materiales con valor agregado, al margen de la comercialización del café que ha sido el producto por el cual se conoce a Colombia desde el siglo XIX. 

Los silleteros refuerzan el bautismo que se ha hecho de Medellín como ciudad colombiana de “la eterna primavera” y, por extensión, como ciudad de las flores que es un calificativo un tanto injusto si se considera que Colombia en general es una gran productora y exportadora de especies florales y adornos de ese origen. Tiene además en esa producción una gran fuente de ingresos, ahora en crisis por los contextos internacionales poco favorables. Esa condición de “ciudad de las flores” lo comparte con la filipina Zamboanga, al sur del insular país asiático.  

No es esa la única particularidad que tienen en común la urbe filipina y la colombiana, también la identidad de lo “latino” como impronta cultural común que las relaciona. En efecto, ha sido Medellín un punto de culto del tango y también de los modernos ritmos tropicales que atraviesan los gustos de las distintas generaciones de “paisas”, tal como se conoce en gentilicio a los oriundos de Medellín y su zona de influencia. Esa condición de cruces y asentamientos culturales y simbólicos  “latinos” es distintivo de esta ciudad. 

VENTANA TÍPICA
SILLETEROS EN MARCHA SILLETA EMBLEMÁTICA

Los zamboangueños son los únicos que de manera extensa hablan en Filipinas una lengua criolla bllamada “chavacano”, heredera del español clásico y más o menos comprensible por cualquier hispanohablante. Esta forma de habla local hispana en el Asia se ha mantenido incólume en las formas verbales de comunicación cotidiana tanto en las clases populares como en las dirigentes, no obstante el esfuerzo hecho durante un siglo para reemplazarla por el inglés. Esta intención de aculturación fue emprendida primero por los norteamericanos entre 1898 y 1945 y luego por el mismo gobierno de Manila.  

La relación viene a cuento debido a que también a Zamboanga se la conoce como la “ciudad de las flores”, al tiempo que “ciudad latina del Asia”. Los paisas, por su lado, tienen una forma característica de cadencia y vocablos típicos en su particular forma de hablar español.  

El desfile de silleteros es también competencia que premia el mejor arreglo floral. En este 2011 los ganadores de las tres grandes categorías establecidas por la organización auspiciada por la alcaldía de la ciudad, fueron Edilberto Londoño Atehortúa, Jesús Alonso Ruiz Londoño y Héctor Atehortúa Soto. El primero lo ganó en la categoría Monumental, el segundo en el rubro Tradicional y el tercero en la opción Comercial. La tradición de este acontecimiento se inició en 1957 y en esa primera aparición y desfile participaron 40 silleteros. En la edición de este año desfilaron 450 arreglos florales  en silleta y fueron admirados por casi medio millón de personas. 

El trabajo de las silletas –así se les llama de manera coloquial, aun cuando no son para sentarse sino para cargar- suele ser una tradición familiar y de ella participan campesinos de áreas relativamente cercanas a la ciudad anfitriona. En particular, de la zona Santa Helena que es un territorio de lo que en Colombia se conoce como “tierra fría”, en contraposición con la temperatura de Medellín, templada en toda época del año.

La capital del departamento de Antioquia, jurisdicción de la que es capital Medellín, ha sido parte de los más importantes desarrollos urbanísticos colombianos, como evidencia del espíritu emprendedor de las gentes de ese parte del país colombiano. El metro de Medellín es uno de esos ejemplos, en un país con severos problemas de concentración poblacional y débiles servicios de transporte masivo. También es esta capital la que realiza el mayor encuentro de diseño y moda –Colombiamoda- del país andino.  

La particular forma de las silletas y su manera de cargarlas en la espalda recuerda de manera amable lo que fue una forma de transporte de personas en la época colonial y primeros tiempos de la república en el siglo XIX y hasta la aparición  de los transportes mecánicos y aéreos. Este servicio fue parecido a los llamados “palanquines” asiáticos que al tiempo representaban una forma de sumisión y degradación humana, también en tiempos de coloniaje al otro lado del mundo.  

La quebrada geografía colombiana exigía que el tránsito se hiciese a lomo de mula o utilizando a las personas de baja condición social como cargadores. Hoy los silleteros subliman con su folclore lo que fue una dura trama de sumisión como relación social entre señores y personas semiesclavas (aresprensa).   

0.0
Actualizado: -/-
Related Articles: PASARON LOS SILLETEROS ART MEDELLÍN Y SU 3ª. MUESTRA SILLETEROS: TRADICIÓN "PAISA" SILLETEROS: TRADICIÓN "PAISA" / TURISMO / HEDONISMO / LOM CARLOS E. BOTERO: "LAS FERIAS DE MODA EN MEDELLÍN NO TIENEN COMPARACIÓN" MEDELLÍN: NUEVA EDICIÓN DE COLOMBIAMODA MEDELLÍN: COLOMBIATEX ABRE AÑO ANDINO DE FERIAS DE MODA Y TEXTILES MEDELLÍN: CIERRE DE LA FERIA DE LAS FLORES MEDELLÍN: VIENE COLOMBIAMODA
FIESTA DE LA VENDIMIA EN MENDOZA

Visitas acumuladas para esta nota: 1307

Sin comentarios todavia...

Dejar un comenatio

Su email no sera publicado.

¡SÍGANOS Y COMENTE!