logo_aresprensa_notas
TERROR CIEGO EN VIERNES 13

Publicado el 19 de noviembre de 2015 / 12.25 horas, en Bogotá D.C.

TERROR CIEGO EN VIERNES 13

Más allá del lógico estupor por la sucesión de ataques que dejaron cuatro centenas de víctimas mortales, entre lo ocurrido con el avión ruso en Egipto hasta las masacres de París y Beirut, debe señalarse que lo sucedido no fue una sorpresa y mucho menos una novedad. Todo el mundo sabía que las alertas previas no eran un juego en las principales ciudades del mundo, incluso también en aquellas que sin ser tan importantes tienen el trágico privilegio de ser elegidas como blanco del nuevo terrorismo internacional que es característico de este siglo, con pretendido matiz religioso y con la misma crueldad de que es capaz y necesita exhibir el terrorismo de siempre.  Fue París el blanco principal y por segunda vez en menos de un año, en buena medida porque la capital francesa es el símbolo de la sociedad secularizada, las libertades y la idea de que el hombre puede transitar por la vida sin someterse a ninguna autoridad superior a sus propias convicciones éticas, ni sujección a alguna metafísica opresora.  Lo evidente es que la ola no ha pasado porque es continua y seguirá llevándose vidas no solo por la ofensiva reiterada sino también por las retaliaciones consecuentes y los daños colaterales que sobrevendrán, como si fuese una plaga tanto bíblica como provocada por el hombre.

Lo que sucedió en Buenos Aires fue un laboratorio y el anuncio preliminar de lo que sobrevendría: el terror ciego e indiscriminado, tal como busca su estratégica naturaleza, para generar el repliegue y el miedo de la sociedad, con abundante espesor de acción mediática.  En 1992, la colusión entre el extremismo musulmán y la razón de Estado de la República de Irán, en conjunto con aliados locales, hizo estallar un coche bomba en la sede la mutual judía porteña, en pleno centro de Buenos Aires. La muerte violenta de casi un centenar de civiles y un número similar de heridos abrió las páginas de este libro de grueso volumen, que se seguirá alimentando de hechos. Nadie debe dudar de la evolución en continuidad de este siniestro proceso en el que los hechos de París y la periferia del Mediterráneo complementaron tan solo como un fragmento más.

Las repercusiones inmediatas señalan que la continuidad de la escalada no es una hipótesis sino una verificación concreta: el presidente francés François Hollande ya declaró a Francia en estado de guerra y llamó al exterminio a los componentes activos del origen de la ola de terror: el estado islámico que se asienta en el autodeclarado califato que ocupó a sangre y fuego territorios en los desestabilizados Irak y Siria. Los autores de la ofensiva, según ellos mismos lo declararon, han señalado que sus acciones continuarán en los mismos sitios de sus ataques y también en Roma y otras grandes urbes de Occidente. Ese es el tamaño de la desmesura atroz que está asolando al mundo, pues también el África se encuentrbajo asedio y ya se vio que América Latina de ninguna manera deja de estar expuesta y a salvo.

La acción de estos impugnadores pretende mellar de manera radical los valores y el acumulado histórico de la visión judeo-cristiana del mundo, con los que construyó una civilización que alcanzó a Rusia y al Extremo Oriente. Se propugna un retorno al pasado con sociedades cerradas, controladas por élites que deciden incluso en la vida privada de la gente y que para alcanzar el propósito deben conculcar todo tipo de libertades, incluida la del pensamiento divergente y la emergencia de la mujer como sujeto. Es el retorno al pasado como un evocado tiempo de pureza y virtudes, con exaltación y honra a una divinidad imaginada que absolvería cualquier exceso y barbarie, si se hace a nombre de la fe. Algo que ya intentó Hitler con su retorno al horizonte de los ancestros germanos y antes lo había hecho el romanticismo en su impugnación al Iluminismo y su visión de progreso con énfasis en la transformación material del mundo. Todo esto es pecado en la visión mesiánica del extremismo musulmán.

Pero allí no termina la condena a la “degradación” de Occidente. La eclosión del hedonismo como culminación del desarrollo de las sociedades en el siglo XX, esa suerte de “fin de la historia” en la concepción de Francis Fukuyama, es otra de las razones de condena de la visión conservadora, hasta el feudalismo, que promueve el estado islámico y su maximalismo aglutinante. Es por eso que pensadores como Khalid Durán, hablan de “islamofascismo”, en tanto emergencia de un pensamiento justificador de la violencia santa, legitimada y presuntamente absuelta por una deidad en el ultramundo y por la cual la ejecución del acto criminal quedaría justificado, sin discusiones, con una posibilidad de ascesis perversa que blanquea el asesinato y lo redime. Algo que los grupos terroristas colombianos y argentinos, entre otros, en el último tramo del siglo pasado y el inicio del vigente, utilizaron bajo la cobertura del metarrelato, en este último caso basado en la presunción de injusticia social del sistema político vigente. Debe ser por todo eso que la desaparecida Unión Soviética tuvo tantas prevenciones al ascenso de un gobierno de ayathollahs en Irán.

La elección del día para la acción criminal múltiple y la inmolación de los operadores tiene además otro tipo de vínculos que debieron pesar en su planificación. Ocurrió un viernes 13, día de esparcimiento para los parisinos, en particular los jóvenes, en sitios donde la cultura hedonista encuentra su centro de culto: un estadio deportivo, un sitio de satisfacción gastronómica y un espacio de reunión para la sintonía con un ritmo “demoníaco”: el rock pesado. Pero ahí no terminan las coincidencias, el viernes 13 anida en la memoria ancestral como jornada de culto pagano, para las tradiciones en el norte de Europa. Es una jornada de tragedias y mala suerte en la matriz cultural de remoto pasado celta. Bajo ese criterio y en el sincretismo que impuso el dogma cristiano, fue un viernes cuando fue crucificado su Dios hecho hombre. Demasiadas conjunciones simbólicas para ignorar la trascendencia de un hecho terrible por parte quienes tienen al mundo por trinchera, para atentar contra todos aquellos que son “infieles”. Vale decir todos en su concepción, y eso no excluye a los propios musulmanes que no comparten sus métodos y que son mayoría no siempre silenciosa.

Es por eso que las retaliaciones de esta guerra, si se sigue la línea esbozada por el presidente francés, no pueden ser indiscriminadas y sí deben estimular a quienes, usando el mismo lenguaje religioso de los terroristas, actúan de modo tolerante, tal como lo muestra la evidencia que tiene el Islam en su haber e historia. No puede olvidarse que fue Saladino quien propició el retorno de las peregrinaciones cristianas a los lugares sagrados del Oriente Medio, después de las Cruzadas. Tampoco puede olvidarse la tolerancia musulmana con cristianos y judíos en la España mora, hasta 1492. Menos puede olvidarse la tolerancia de los palestinos con la inmigración hebrea a su tierra, hasta la creación del Estado de Israel, en 1947.

Es bueno diferenciar entonces a quienes dinamitaron las estatuas de Buda en Afganistán, o la destrucción de otros lugares históricos en Irak y Siria, con quienes dentro del propio Islam propician la concordia y la convivencia. Ahora, esa mayoría del mundo musulmán debe buscarse de la misma, manera, dirección e interés acucioso, y en igual medida, a como se pretende “exterminar” a los operadores del terror. Esa brújula no puede perderse, entre otras cosas porque después de las Cruzadas aquellos guerreros cristianos sublimaron parte de su propia barbarie en el Oriente islámico y de allá trajeron, el clavel y el ritual del amor romántico, que es parte de la tolerancia que Occidente insertó en sus propios valores como acervo de su cultura(aresprensa).

------------ 

EL EDITOR

0.0
Actualizado: -/-
Related Articles: TERROR Y,... ¿VACÍOS DE INTELIGENCIA? EL TERRORISMO APRIETA TODOS CONTRA TODO TERROR AQUEL DÍA DE TERROR EN NEW YORK BIN LADEN FUERA DE ACCIÓN Y EL TERRORISMO SIGUE EL APOYO DE UN ESTADO AL TERRORISMO LO PONE FUERA DE LA LEY Y EXIGE DE LA COMUNIDAD INTERNACIONAL SU CERO TOLERANCIA CON EL TERRORISMO
BARBARIE EN LA FRONTERA

Visitas acumuladas para esta nota: 943

Sin comentarios todavia...

Dejar un comenatio

Su email no sera publicado.

¡SÍGANOS Y COMENTE!