logo_aresprensa_notas
VENECIA, HORA DE LA MOSTRA

PATRIMONIOS CULTURALES  //  CINE Y ARTES ESCÉNICAS  // Publicado el 28 de agosto de 2019  //  18.15 horas, en Bogotá D.C. 

 

VENECIA, HORA DE LA MOSTRA

 

Abre luces y exhibiciones el célebre festival de cine en la italiana ciudad de los canales y de las góndolas. Una visión romántica de la urbe que tiene tradición en esto de las artes y del comercio. Ancestro en el que se monta esta revista de grandes producciones fílmicas mundiales a donde también llega la polémica  sobre los nuevos formatos que desafían al cine tradicional, ese de las salas en espacios abiertos por fuera de la cotidianidad y privacidad del grupo familiar. 

 

Pero el desafío tecnológico no puede ser frenado  y quien lo enfrente es posible que esté condenado a la derrota. Cannes resiste y no se sabe por cuánto tiempo podrá seguir en esa línea, porque es evidente que la confrontación estética y de modelo del negocio que lo acompaña está en su parte más álgida. La cita en el Palazzo del cinema se prolongará desde hoy, último miércoles de agosto, hasta el 7 del mes próximo, en su edición 76. Los dos máximos galardones son los leones de oro y de plata para el par de filmes que llegan a la cima de la selección final. Compiten en esta ocasión producciones como la del colombiano Ciro Guerra, un mimado de la hora en este tipo de certámenes. También está en la pelea Brad Pitt con “Ad Astra”. El de Venecia es un festival de categoría “A” en el mundo y comparte esa primera línea con sus similares de Cannes, Berlín, San Sebastián y Mar del Plata. El último señalado, de este lado del patio, y el único en esa encopetada posición.

Una particularidad en la edición 2019 de la cita veneciana, es la cantidad de filmes de trama histórica. Hechos del pasado distante y del reciente hacen convergencia en la hora de proyección y de competencia. Los papeles de Panamá, la crisis griega, los secretos de la inteligencia cubana que garantizan la estabilidad del régimen de La Habana y el aún recordado caso Dreyfus -ocurrido en el siglo XIX- forman parte de la lista de filmes y de sus guiones listos para las sesiones de proyección, que se abrieron con el filme “La Verdad” del japonés Hirokazu Kore-eda. Una  historia de ficción  sobre la compleja relación entre una madre y su hija. Eso del recurrente tema de Dreyfus que, se dice, fue el inicio del movimiento sionista que en el siglo XX alumbró al estado de Israel, llega Venecia de la mano de Roman Polanski, nada menos. El filme que el consagrado director francopolaco lleva debajo del brazo a Venecia,  se conoce bajo el nombre de “El Oficial y la espía” -también “J´accuse”- y no pocos señalan que se trata de una  especie de ajuste de cuentas con la Academia de Hollywood y con la justicia de los Estados Unidos, por los procesos que él mismo sufrió en ese país bajo la acusación reconocida de corrupción de menores.  

Otros regalos fílmicos que llegan a Venecia van también en la maleta de famosos. El griego Costa-Gavras, quien tampoco necesita presentación, exhibirá “Adultos en la habitación”, que trata la crisis económica griega de reciente data y la lucha del ministro de Economía heleno, Yanis Varoufakis, con la Unión Europea para el rescate de un país destrozado y hundido. En la misma línea pero con una trama del barrio latinoamericano, aparece Penélope Cruz con “La Red avispa”. Es una historia de hombres de la inteligencia cubana que desertaron y denunciaron las miserias  del régimen y de un ya enfermo y senil Fidel Castro. La historia de los papeles de Panamá,  que no tiene más de dos años de antigüedad, se proyecta bajo el título de “The Laundromat”, con la participación de Meryl Streep, Gary Oldman y Antonio Banderas. Los tres bajo la dirección de Steven Soderbergh. Solo una de las relacionadas, la de Costa-Gavras no participará de la competencia, por haber sido declarada fuera de concurso. Pero incluso la obra de Polanski está en la puja por los leones.

      

Pablo Larraín (izq.) - Roman Polanski (centro) - Ciro Guerra (der.) 

--------------------

Apenas producida la apertura, la presencia de Polanski ha generado polémicas por cuestiones de género y militancia feminista, tal como lo hizo la directora argentina Lucrecia Martel, quien es cabeza del jurado. Pero al margen de esa discusión corriente en el tiempo presente, se reenciende la pugna por la competencia entre salas de proyección y plataformas tecnológicas. Venecia no le hace ascos a la invasión tecnológica que, como sucede en otros campos, arrasa con las seguridades que construyó aquello que glorifican los públicos y el mercado.  Este encuentro veneciano, que es el festival más añejo del mundo, recoge los frutos de lo que se realiza para la pantalla chica por importantes directores. Para la ocasión y en la competencia, allí está la película de Soderbergh e incluso el chileno Pablo Larraín, quien aparece con “Ema” protagonizada por el astro Gael García Bernal. No son los únicos, en una competencia con una tabla de 21 filmes enlistados, en cuya relación figuran solo dos mujeres como realizadoras, además del escaso espacio para latinoamericanos y asiáticos.  Eso y una buena cantidad de noveles directores que estrenan presencia en las grandes ligas, con sus producciones que buscan lustre y públicos.   

En el mencionado Palazzo se presentan las dos decenas largas de películas que concursan. El sitio cuenta con dos salas, la principal tiene más de mil sillas de capacidad; en tanto que la otra, llamada Volpi, apenas tiene un aforo inferior a las doscientas localidades.  Allí se presentarán las realizaciones de Ciro Guerra y Pablo Larraín, los nuestros en competencia. El colombiano hace su estreno mojando pantalla en lengua inglesa, con “Waiting for the barbarians”, una adaptación de la novela del Nobel sudafriccano John Maxwell Coetzee, que se leyó bajo el mismo nombre. Otro cercano por el hecho de ser portugués, es Tiago Guedes con “A Heredade”, una producción que ha sido comparada con las que en su tiempo hizo Bernardo Bertolucci.  Vale puntualizar que obra de presentación aunque está dirigida por un nipón, muestra en los roles protagónicos a Juliette Binoche, Catherine Deneuve y Ethan Hawke, por tener producción francesa. A la cita asisten o están por llegar una decena de galardonados con el Oscar. Entre ellos fueron anunciados Brad Pitt, Robert de Niro y Meryl Streep. Pero toda la atención preliminar estuvo centrada en Polanski (aresprensa). 

Actualizado: miércoles 28 agosto 2019 18:47
Articulos relacionados: IVÁN DUQUE: HORA DE AVENTAR ESPANTOS LA MOSTRA, 75 AÑOS TAN CAMPANTE ARGENTINA, AFUERA POR AHORA LA HORA DE NUESTROS TÉCNICOS SE VINO LA MOSTRA GOLPE EN VENECIA ARRANCÓ LA "MOSTRA" DE VENECIA VENECIA ABRE SU BIENNALE LEÓN DORADO PARA COREA EN EDICIÓN 69 DE LA MOSTRA VENECIANA HORA DE DEFINICIONES EN SUDAMÉRICA
venecia festival de cine

Visitas acumuladas para esta nota: 77

¡SÍGANOS Y COMENTE!