logo_aresprensa_notas
VENEZUELA, TODO HUELE A INTERVENCIÓN III

ACTUALIDAD  //  Publicado el 21 de febrero de 2019  //  18,30 horas, en Bogotá D.C.

 

VENEZUELA, TODO HUELE A INTERVENCIÓN III

 

Los lapsos previos se acortan y traen  riesgo extremo para la administración que aún encabeza Nicolás Maduro, aunque también para al menos dos de los vecinos inmediatos de Venezuela. Al tiempo que fuentes bien informadas han señalado a esta Agencia que se adelgazó el impulso inicial de conformar una fuerza militar multinacional para acompañar y proteger a las entidades civiles que deberían amparar el ingreso de la ayuda humanitaria dispuesta para ese país. Poco se espera de la aprobación para ese ingreso por parte de la ONU y al respecto todo quedaría supeditado a las decisiones de la OEA y de los Estados Unidos, así como también de Colombia y Brasil. Al menos otros dos de los países sudamericanos que en principio habrían accedido a participar en esa fuerza conjunta, habrían atenuado el tono de la primera voz de apoyo.

Escribe: Rubén HIDALGO

Otra gran fuerza en la repulsa inicial a la continuidad de Maduro, como lo es la Argentina, también estaría dudando de un respaldo y participación directa en semejante coyuntura. El hecho de que Mauricio Macri apuesta ya sin dudas a buscar su reelección en octubre de este año, dentro de un panorama interno nada favorable con ese propósito, le habría puesto puntos suspensivos a la intención inicial de aportar un contingente a la eventual “fuerza de paz” que, en un comienzo, solo hubiese estado integrada por varios vecinos del país en emergencia humanitaria. En la última hora de esta jornada Nicolás maduro anunció el cierre de su espacio aéreo por “tiempo indefinido” lo que significa una  violación flagrante de todos los acuerdos internacionales sobre el uso de este ámbito de operaciones, lo que pone en situación a las leyes de derribo de aeronaves y de manera tácita Venezuela se declara así en situación de guerra .

El hecho de que la pugnacidad con el régimen de Caracas haya trascendido del plano regional y se haya convertido en un pulso de fuerza evidente por ahora discursiva entre los poderes mundiales, es parte de la aprensión de los vecinos para comprometerse con un contingente de protección a quienes desde el ámbito civil deben efectuar la logística  de ingreso de la ayuda humanitaria, ya rechazada con vehemencia y brazo militar por quienes acompañan a Maduro en el rechazo. Ese despliegue de poderío armado local ha sido una torpeza por parte de Miraflores puesto que no hace más que demostrar que no habría otra salida que el imponer manu militari el ingreso de  una ayuda que permita paliar el hambre y el camino a la muerte inexorable de los  enfermos que no pueden ser asistidos en toda Venezuela. Por ahora solo hay un coro de declaraciones amenazantes de lado y lado, así como una reiterada verbalización de la intención de paz pero la evidencia de los hechos apuntan en otra dirección.

Lo cierto es que incluso si el proceso que parece irreversible, en lo que hace al resultado del cerco y asedio a la intención de la camarilla asentada en Miraflores por aferrarse al poder, tomase otra derivación diferente al eventual uso de la coerción y de la resistencia también armada, resulta evidente que Venezuela ya hace mucho tiempo que está intervenida por poderes externos sobre sus originales poderes soberanos. Además, por decisión propia de la gestión de Hugo Chávez primero y luego de su sucesor, también existe una fractura interna -otra de la institucionalidad- en lo que hace al manejo fáctico concreto y eventual de la fuerza para mantener islotes de control, con movilidad de diferentes matices e intereses. Eso señala que en el fraccionamiento interno lo que en términos concretos existe es un vacío de poder, si a lo anterior se agrega que habría dos gobiernos que reclaman legitimidad.  Uno de los poderes vigentes en el interior convocados pero que representan una fracción operativa material, entre varias, es el de los cubanos.

El contingente militar y civil de esta presencia extranjera con fuerte injerencia, convocada por Hugo Chávez y ahora con más fuerte incidencia, tiene un alto contingente de los uniformados isleños. Serían estos efectivos más de 35 mil, con presencia permanente y labores que van desde la inteligencia -sobre todo en este campo- el trabajo de los “comisarios políticos” en los cuarteles, el entrenamiento de las tropas regulares y las de élite, así como  el de la preparación de personal para la represión y la participación directa en la tortura contra los opositores encarcelados. Eso  deja a Cuba  en una posición difícil en caso de las cosas cambien de rumbo pues la responsabilidad de La Habana es grave en todo lo ocurrido en los últimos años, en lo referido al asesinato en las calles y el martirio en el interior de las  mazmorras. Los otros escenarios en los que actúan los cubanos es más benigno y menos pugnaz, pues está compuesto por los médicos y el personal que coopera en los planes de Miraflores de intervención en las zonas ahora más pauperizadas.

Otra presencia revulsiva para los países vecinos a Venezuela y también para los norteamericanos es la iraní, entre otras organizaciones, a través de Hezbollah y de sus proyecciones a la región, en particular hacia Colombia, Panamá, Brasil, Paraguay, la Argentina y Uruguay. En general los iraníes serían activos en el  lavado de dinero -eso incluye su participación en algunas de las grandes dinámicas de mega corrupción como la de Odebrecht- y en transacciones de la llamada Triple Frontera en el Cono Sur. Aunque también en casos de tráfico de armas para grupos ilegale,s, sin excluir acciones terroristas puntuales, como se supone que fue la intervención de ese país en el asesinato del fiscal argentino Alberto Nisman, después de los atentados contra la mutual judía Amia y la embajada de Israel en Buenos Aires. Todos estos hechos también perpetrados con señalamientos de participación iraní. En los inicios de la década se anunció que Caracas y Teherán construirían un puerto en aguas caribeñas. Otras fuentes han señalado que una parte de la capacidad misilística de Venezuela es de ese origen.  

Otro segmento con poder fáctico y operativo efectivo dentro del país asediado e intervenido es el desplazamiento de los ilegales armados desde Colombia. Ellos han cruzado la frontera desde hace varios años hacia territorio seguro y retaguardia estratégica venezolana, auspiciados por el enfoque político-ideológico de los bolivarianos. Esto hizo confluir hacia Venezuela, entre otros, tanto a las antiguas como a las renovadas Farc y también el llamado Eln y sus montoneras, estos a veces en coyunda con las bandas de narcotráfico y contrabando químicamente puras. En el conjunto, cada cual por su lado o asociados en coyuntura, participan en secuestros, tráfico de drogas, abigeato, reclutamiento de personas vulnerables -entre ellos los menores de edad- control territorial y el negocio boyante de la explotación de metales raros y preciosos. Una parte de esos negocios patrocinados y manejados a distancia corta por altos oficiales de las instituciones militares y de seguridad bolivarianas. Estos constituirían el llamado “cartel de los soles” y a cada uno de ellos  se les ofrece amnistía, si se decidiesen a cambiar de orilla antes de una  sospechada hora cero (aresprensa).

---------

VÍNCULOSTODO MADURO SE ESTRELLA EN SU MURO  //  VENEZUELA, ANARQUÍA PREVIA  //  DAVOS 2019, UNA MIRADA A LA BRÚJULA
Actualizado: lunes 25 marzo 2019 19:59
Related Articles: VENEZUELA, SE AMPLÍA EL DRAMA INTERVENCIÓN HUMANITARIA EN VENEZUELA TODO HUELE A INTERVENCIÓN IV TODO MADURO SE ESTRELLA EN SU MURO VENEZUELA, ANARQUÍA PREVIA FITUR 2019, TODO SE INCREMENTÓ CUARÓN VA POR TODO VENEZUELA, TODO HUELE A INTERVENCIÓN JERUSALÉN ES DE TODOS VENEZUELA: ILEGÍTIMIDAD BUSCA AFIRMARSE
nicolás maduro intervención

Visitas acumuladas para esta nota: 947

¡SÍGANOS Y COMENTE!