---------

VEA: >>> LENGUA ESPAÑOLA EN FILIPINAS







BENIGNO AQUINO: NO PREGUNTARON LO MÁS IMPORTANTE / ACTUALIDAD / LA TERCERA OREJA

Publicado el 26 de septiembre de 2010 / 22.00 hora de Bogotá D.C.

Aquello que se escucha aunque se diga en voz baja 

(El chisme no es la verdad, pero sus elementos implícitos pueden ayudar a reconstruirla)

Esta sección le debe su nombre a un famoso programa radial de misterio que se emitía en Chile por los años 60. Esa es única deuda que tenemos con la prestigiosa radiofonía chilena. Hecho el ajuste de cuentas, debe decirse que, aquí, el espacio está destinado a la picaresca que disuelve nuestra seria política editorial. El único misterio es el propio que encierra todo chisme.


  • La integración latinoamericana marcha como debe ser: el presidente boliviano, Evo Morales, se parece cada vez más a una artesanía ecuatoriana y parece perfeccionarse como muñeco de ventrílocuo venezolano. 

Entrevista desde Bogotá con el Presidente de Filipinas 

BENIGNO AQUINO: NO PREGUNTARON LO MÁS IMPORTANTE 

Los periodistas de una emisora de Bogotá omitieron -quizá por desconocimiento- que un tema básico de la relación de América Latina con las Filipinas es el de la lengua española. Excluido el español como lengua oficial por mandato constitucional en tiempos de la expresidenta Corazón Aquino de esas islas asiáticas que congregan una población de casi 100 millones de habitantes, la predecesora del actual presidente, Gloria Macapagal, hizo un giro diametral al respecto e inició un reencuentro de los filipinos con el español, a través de la educación. Pero esa fue una decisión de gobierno, no de Estado. Aún no se sabe cuál será la actitud de la nueva administración de Manila que encabeza, precisamente, el hijo de quien pretendió darle partida de defunción irreversible a la lengua española en el archipiélago asiático, la señora Corazón Aquino Cojuangco.  

Una de las primeras entrevistas, quizá la primera, que se ha hecho en tiempos recientes al nuevo presidente filipino, Benigno Aquino, la realizó la "Doble W" de Bogotá que tiene sintonía internacional en varios países del América -incluidos los Estados Unidos- y también España. La mesa de trabajo de la emisora está descentralizada y además de sus orientadores asentados en la capital colombiana hay interlocución en directo con Nueva York, Londres o Madrid, entre otras ciudades y capitales mundo. La emisora se mantiene dentro de los rangos de calidad y eficiencia que brindó fama internacional a la radiodifusión del país cafetero. 

La sorpresiva entrevista que se le hizo al presidente de Filipinas, quien se encontraba el miércoles 22 de septiembre en Nueva York con motivo de la reunión de mandatarios que participaron de la Asamblea de las Naciones Unidas, se hizo en inglés. Ese fue el primer error del trabajo periodístico de la "Doble W" pues la familia Aquino, por pertenecer a la clase dirigente histórica de Filipinas, tiene algún tipo de vínculo y memoria con la lengua española.  

Para los hispanoamericanos es un factor de autoafirmación cultural básica local y universal el estimular la vigencia del habla de Cervantes en el Asia, en particular con los ciudadanos de un país como Filipinas, que tuvo al español como lengua oficial, junto con el tagalo y el inglés, hasta principios de la década de los años 70 y que permaneció como asignatura obligatoria en la educación del Archipiélago hasta 1987. 

En la breve entrevista con Benigno Aquino hubo varios participantes de la mesa de trabajo y la batería de preguntas se desplegó sobre cuatro aspectos de la actualidad filipina: la situación de tensión e inestabilidad generadas por las guerrillas separatistas musulmanas del sur del país, en particular en la isla de Mindanao; el proceso posterior al violento rescate de rehenes en un bus de turismo, hecho sucedido en Manila hace pocas semanas y los encuentros de Aquino en Nueva York con funcionarios del Banco Mundial y además, con Henry Kissinger. En ese lote de requerimientos al mandatorio filipino que tomó residencia del manileño Palacio de Malacañán en julio de 2010, faltó preguntarle su posición sobre la reinserción optativa de la asignatura de español en la educación media de las islas asiáticas y la posibilidad, expresada por fuentes filipinas filohispanas, de que se reinstale su obligatoriedad a todo el espectro educativo.  

Ese fue el segundo error. No es posible que se pase por alto, desde la perspectiva de los latinoamericanos, el rumbo que tomará el nuevo gobierno de Manila con la política que inició su predecesora Gloria Macapagal Arroyo, de apoyar el reencuentro de Filipinas con la lengua española. Sobre todo por el hecho de que fue la madre del actual presidente asiático, Corazón Aquino, quien le dio el golpe aparentemente definitivo al habla de Cervantes en el Archipiélago al excluirla por mandato constitucional de los programas de educación y dejarla en condición de "lengua extranjera".  

Una decisión de estado fronteriza con la insensatez, por parte de la señora Aquino, puesto que el español fue lengua oficial de Filipinas durante más de trescientos y el mayor volumen de documentos escritos en los archivos filipinos aún siguen siendo los que están redactados en lengua española. La presidenta Gloria Macapagal tomó una audaz decisión política al hacer que Filipinas volviese caras con su propia historia escrita en español. Pero aquella decisión de la administración Macapagal fue de gobierno, no de Estado.  

Además, la decisión presidencial de 2008 aún está en proceso de implementación y es muy frágil por las condiciones en las que se desarrolla, sólo apoyada por el gobierno español a través del Instituto Cervantes y, en sentido inverso, con la suicida ignorancia de contexto cultural de casi toda Hispanoamérica, en particular de los gobiernos del Continente. Benigno Aquino aún no ha dicho una palabra sobre la actitud de su gobierno frente a la directiva de su predecesora en cuanto al reingreso de la lengua española a la educación del país asiático. 

En noviembre de 2009 Filipinas fue aceptada como integrante, aunque no de derecho pleno, de la Cumbre Iberoamericana. Esto en parte por los avances de Macapagal Arroyo en el reencuentro con el idioma español que fue Lengua Madre también de Filipinas. En diciembre de 2010, en Mar del Plata Argentina, con ocasión de una nueva reunión de la Cumbre, se espera que el gobierno de Aquino defina su posición frente a la doble herencia que está cargando en este plano: la negativa que dejó su madre al pretender borrar al español del patrimonio cultural filipino o la de Macapagal Arroyo en sentido opuesto. Los periodistas de la emisora colombiana perdieron una gran oportunidad para conocer la visión del presidente Aquino al respecto y también perdieron por sustracción de materia, los hispanoamericanos que escuchan esa frecuencia radial (aresprensa.com). 


Visitas acumuladas para esta nota: 01866



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home