------ 
VEA: PROGRAMA ESPECIAL // MUNDIAL JUVENIL SUB-20







COLOMBIA ELIMINADA / HEDONISMO / MUNDIAL JUVENIL SUB-20 / ÓRBITA FÚTBOL / LOM

Publicado el 14 de agosto de 2011 / 10.00, hora de Bogotá D.C.

COLOMBIA ELIMINADA 

Una eliminación en los últimos tramos de un torneo no es tragedia, ni Colombia debe tomarlo como un fracaso. Aún no tiene este país una gran tradición que sostener y que lo obligue a ganar todo, como es el caso de Brasil, Uruguay o la Argentina. Para ellos quedar eliminados en estas instancias es casi una vergüenza, para Colombia no. Nada de eso. Colombia hace un buen Mundial como equipo y como país anfitrión. Eso por sí mismo bastaría. Pero claro, la gloria se escapó de las manos y eso duele porque, cuando se es dueño de casa, se supone que se presenta el mejor momento para alzarse con un título. Ya no podrá ser pues México  sacó a los colombianos de manera contundente. Queda el consuelo que los norteamericanos tienen ahora la opción para un fútbol que se aquilata de manera constante y que es otro latinoamericano el que junto con Brasil tendría oportunidad de aproximarse a disputar la final. 

Escribe: Rubén HIDALGO 

Más allá de los errores de disposición táctica de este último partido de cuartos de final y del hecho que pudo superar al anfitrión un equipo que fue derrotado en su primer partido por la Argentina -selección que en la misma jornada debió apearse de sus posibilidades- lo cierto es que Colombia se retiró con honores. Estos muchachos son una promesa pero también una realidad de esa generación que está en el gozne de los mayores y de los juveniles reales.  

Mucho puede esperar este país que organizó el Mundial Sub-20 de esos muchachos revelación como lo son el fogueado James Rodríguez o José Adolfo Valencia y Luis Muriel, entre otros.  Otro aspecto que debe aprender la pretensión colombiana para equipararse a los grandes del Continente es que debe jugar sin exitismo anticipado. Todo el mundo sabía que este México que bebió de la copa amarga en el reciente certamen de la Argentina no es ya un hueso blando de roer, como no lo son en este tiempo varios vecinos de México en Centroamérica. Costa Rica entre ellos. 

Es el momento entonces de recordar que en la confrontación previa con los “ticos” hasta quince minutos antes de la finalización del partido el equipo de casa estaba eliminado y que esas circunstancias propias del fútbol le permitieron a Colombia llevarse un triunfo que fue elusivo y presagiaba lo que podría suceder frente a México. En efecto, el fútbol mexicano tiene hambre de grandes premios y desde hace años se prepara de manera paciente para llegar a la cumbre, con una autoestima ponderada y de la que por tradición hacen gala todos sus deportistas. 

COLORES DE MUNDIAL EN COLOMBIA

Ambas selecciones enfrentadas tienen las mismas apetencias en lo internacional y están bastante parejas en evolución y figuración internacional. Faltan remates concretos para las cristalizar las aspiraciones y esta vez las cosas se voltearon a favor del “Tri”. Pero lo ocurrido en El Campín de Bogotá debe dejar espacio para otras reflexiones: Colombia se retira del torneo goleada y eso es un timbrazo de alarma. Una goleada que pudo haber sido contundente si ingenuo arquero mexicano no permite un gol con una pelota que dejó pasar cuando ya había atajada.  

En realidad, las debilidades estructurales y de concepción de los cafeteros, que asomaron en el partido frente a Costa Rica, ya se intuían aunque permanecían en gris. El equipo aparecía fracturado  y en verdad por momentos lucía como una delantera y una retaguardia que jugaban en dimensiones de tiempo y en equipos diferentes.  

Las grietas por los costados y en el fondo podían poner en crisis a toda la defensa y no conjugaban con el toque de virtuosismo que por momentos se observó adelante. Así se vio ante Costa Rica y tuvo un desenlace definitivo frente a los aztecas. La victoria mexicana en ese marco no fue una casualidad.  

La salida de Colombia priva al espectáculo de un conjunto elegante, vertiginoso en el avance y con destellos exquisitos de su frente de ataque. También priva a su hinchada bulliciosa de su mayor razón de atracción y afluencia al estadio. Algo que puede ser negativo para los partidos finales. 

Aún quedan muchas cosas por arreglar en las selecciones superiores de los colombianos y es de esperar que las crisis de coyuntura no impacten de manera negativa el ánimo y la disposición de los distintos conjuntos que este país tiene para asumir los inmediatos compromisos internacionales. Entre ellos, la eliminatoria al mundial de mayores que está a la vuelta de la esquina (aresprensa).                    


Visitas acumuladas para esta nota: 01185



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home