LAS WAFFEN BIFE  DE TABARÉ VÁSQUEZ / LA TERCERA OREJA / ACTUALIDAD 

Publicado el 20 de noviembre de 2011 / 19.50, hora de Bogotá D.C.  

 

 

  Aquello que se escucha aunque se diga en voz baja 

 

  (El chisme no es la verdad, pero sus elementos implícitos pueden ayudar a reconstruirla)

 

  Esta sección le debe su nombre a un famoso programa radial de misterio que se emitía en Chile por los años 60. Esa es única deuda que tenemos con la prestigiosa radiofonía chilena. Hecho el ajuste de cuentas, debe decirse que, aquí, el espacio está destinado a la picaresca que disuelve nuestra seria política editorial. El único misterio es el propio que encierra todo chisme. 

 


  • El cáncer es lo único que en verdad iguala a los seres humanos. (un socialista de cualquier siglo)


LAS WAFFEN BIFE  DE TABARÉ VÁSQUEZ 

El expresidente uruguayo Tabaré Vásquez planeó una guerra relámpago -algo parecido a la blitzkrieg alemana- con sus divisiones acorazadas que conforman la Charrúa Korps y las unidades de élite Waffen Bife  para anexar a la Argentina y dar salida al problema nunca resuelto que se inició en 1828, reconstituyendo a las anheladas Provincias Unidas del Río de la Plata. En el desmembramiento del Virreinato que se heredó de España y tras la independencia general de Sudamérica, el segmento territorial sobre el cual menos se sospechaba que se convertiría en país aparte era la Banda Oriental del Río de la Plata, hoy Uruguay. 

Las otras partes de la original unidad, que se habían marchado de lo que después pasó a ser la Confederación Argentina, fueron Bolivia –antes Alto Perú- en 1826 y Paraguay al cual Buenos Aires reconoció como estado autónomo recién en 1854. 

Nadie cree hoy en las posibilidades de autodefensa de la Argentina, sobre todo después de su derrota en las islas Malvinas y al hecho de que los sucesivos gobiernos de la restituida democracia han debilitado incluso en autoestima y de manera continua, a sus antes poderosas fuerzas armadas. Debido a que no pudo realizar su propósito, Vásquez se irá a vivir de manera definitiva al Paraguay, así como lo hizo su predecesor en liderazgo de momento, el prócer Gervasio Artigas, quien nunca concibió a la Banda Oriental del río Uruguay separada de sus provincias hermanas en la otra orilla del río.  

La historia oficial de ambos países ha extendido la ficticia historia de que el dictador paraguayo Gaspar de Francia tenía prisionero a este hombre emblemático, Artigas, respetado en memoria tanto por adversarios como por enemigos. De esa manera, se ha hecho elusión de la realidad en el sentido de que nunca Artigas concibió un Uruguay independiente, salvo de los brasileños, puesto que para él lo natural era que la Banda Oriental se reintegrase a su territorio madre.  

La historia de la separación de Uruguay, que Juan Manuel de Rosas no pudo retrotraer y que fue impensable aunque real, tiene el mismo sino de “realismo mágico” que ahora han tenido en percepción las calenturientas hipótesis bélicas de quien se había supuesto un racional estadista oriental, don Tabaré Vásquez. La bronca oriental y de su presidente de entonces surgió de la oposición del lado argentino y desde la provincia de Entre Ríos, por la radicación de la planta de celulosa de Botnia, en Fray Bentos, un emprendimiento multinacional financiado por capital finés. La crisis se extendió durante casi toda la década pasada. 

TABARÉ VÁSQUEZ
Expresidente de Uruguay

Los entrerrianos de Gualeguaychú aseguraron que el proceso industrial generado desde la otra orilla del río era contaminante y eso imponía restricciones que los uruguayos no habían tenido en cuenta como perjuicio potencial para la población argentina. Los bloqueos del puente internacional que une a los dos países en el sector afectado abrieron una tensión nunca vista en el siglo XX y derivó en una discusión con ribetes de interés geopolítico que, de manera implícita, abrieron ancestrales recuerdos sobre viejas tensiones que partieron del nacimiento traumático de las dos repúblicas.  

Aunque las tensiones se atenuaron no han quedado disueltas y aún hay reproches de los entrerrianos a un Estado central argentino que los habría abandonado en sus tesis ecologistas y de interés local, pero que tuvieron trascendencia más allá del ámbito parroquial. Tampoco debe olvidarse que a principios de los años 70, el gobierno militar brasileño discutió la posibilidad de hacer una nueva operación de anexión de lo que ellos llamaron en su historia “Provincia Cisplatina”, vale decir Uruguay. 

La hoy llamada República Oriental del Uruguay ha superado varios indicadores de gestión como Estado, incluso por encima de sus vecinos y, sobre todo, de su “hermana natural”, la Argentina. Siempre ha tenido un elevado nivel de educación en su población, ha sido un país con una –en general- pulcra democracia y ha podido salir con menos cicatrices de sus escasas dictaduras. Esto último en parte por el alto civismo de su población.  

Es un gran generador de literatura y en el plano deportivo ha superado en muchas oportunidades tanto a Brasil como a la Argentina. Es por eso que, con sorna, los mismos vecinos rioplatenses dicen que los uruguayos son en realidad “argentinos de primera clase” (aresprensa). 


Visitas acumuladas para esta nota: 00840



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home