CAMINO DE HERRADURA HACIA LA PAZ II / LA TERCERA OREJA / ACTUALIDAD

Publicado el 30 de agosto de 2012 / 15.15 horas, en Bogotá D.C.

Aquello que se escucha aunque se diga en voz baja 

(El chisme no es la verdad, pero sus elementos implícitos pueden ayudar a reconstruirla)

Esta sección le debe su nombre a un famoso programa radial de misterio que se emitía en Chile por los años 60. Esa es única deuda que tenemos con la prestigiosa radiofonía chilena. Hecho el ajuste de cuentas, debe decirse que, aquí, el espacio está destinado a la picaresca que disuelve nuestra seria política editorial. El único misterio es el propio que encierra todo chisme.  

 


 

  • El jugador Fernando Gago, de la Selección argentina, alguna vez quiso ser cantante. 

 


 

La difícil coyuntura hizo que Venezuela abriera la caja de pandora 

CAMINO DE HERRADURA HACIA LA PAZ II 

Todo el mundo lo sabía y ninguno de los protagonistas, hasta hace pocos días, oficializaba la verdad de aquello que durante más de dos años se había estado masticando sin hacer ruido: las maniobras, acercamientos y gestiones preliminares hacia una posible agenda de conversaciones de paz que ponga fin al conflicto interno en Colombia. Se trata nada menos que el anhelado fin de una larga contienda que en algunos periodos supuso la posibilidad de una guerra civil, pero que nunca alcanzó tal magnitud ni compromiso aunque sí desangró sin medida al país –y lo sigue haciendo- en lo que se refiere a costos humanos y materiales. En eso, en intentar caminos de viabilidad hacia la paz, se comprometió la administración de Juan Manuel Santos y lo que durante meses fue una ola de crítica acérrima a su gobierno por una señalada y virtual connivencia o sorda tolerancia con los grupos al margen de la ley que confrontan al Estado colombiano, comenzó a concitar voces de apoyo variadas de distintos sectores políticos del país. En particular aquéllos, aunque no los únicos, que son afines o condescendientes con las posiciones de la subversión y de un espectro algo más alejado de esos límites con lo protervo. 

La Agencia de Prensa ARES fue en su momento uno de los primeros medios que en América Latina había alertado al respecto, en mayo de 2011, cuando aún la mayoría del país comprometido ni sospechaba que esos anudamientos de frágiles nexos se habían iniciado con protagonismo implícito pero importante de Venezuela y comenzaba a gestarse el marginamiento explícito de quien estaba llamado a tener un papel de primera línea en este proceso: el vicepresidente colombiano Angelino Garzón. Lo cierto es que ese es uno de dos episodios que le han puesto  color entre bambalinas a este proceso.  

No sólo se marginó a uno de los voceros naturales del gobierno colombiano con mayor peso político para esta labor, tal como lo es el ahora convaleciente vicepresidente colombiano, sino que además la puesta a punto de las conversaciones fue develada antes de tiempo. En efecto, alguien pateó el tablero y desde el fin de semana anterior –entre el 24 y el 26 de agosto- la información confirmatoria ya se había filtrado a las redacciones de los medios en Bogotá, señalando a Cuba como  el escenario donde se habían realizado aquellos primeros y largos encuentros para el acercamiento preliminar.  

En un principio se había previsto que la noticia iba a ser contenida hasta los días previos o posteriores a la elección presidencial venezolana, tomando en cuenta el aserto de que esta información podría impactar la decisión de los electores en un país que se encuentra en una coyuntura histórica especial y que el futuro político venezolano está mediado por el resultado de esa confrontación electoral que no es una simple liza por la conquista de los votos sino mucho más que eso: se trata de la opción  y prolongación en el tiempo de un modelo político-económico que tiene reflejos en la región.  

Es que precisamente la caja que contiene a demonios y ángeles esquivos, en la que se había articulado de manera paciente esta posibilidad de encuentro oficial entre los protagonistas del conflicto colombiano, se abrió mucho antes  de lo previsto por parte de Venezuela y con el encargo para develarlo de uno de los medios de comunicación afines al régimen: Telesur. La exigencia y la oportunidad  debía salir al cruce de circunstancias no calculadas y que eran protuberantes, dado al imprevisto estallido e incendio en las refinerías petroleras del estado Falcón que, sin duda, podía ser aprovechada con éxito por la oposición en la puja que pretende el favor de los electores primarios.  

La oportunidad de golpear a la opinión venezolana poniendo sobre la mesa las deficiencias técnicas y administrativas de ejecución petrolera en PDVSA, la emblemática empresa que no sólo le da las divisas necesarias al país bolivariano sino que es parte también de lo más profundo y caro del imaginario de ese pueblo, puede ser un recio golpe hacia las posibilidades del ampliar el mandato del caudillo de Caracas. Bajo esas circunstancias sólo era posible atenuar por anticipado las inferencias negativas con un impacto de parecidas proporciones: la intervención de Venezuela en la posibilidad de una paz, ahora sí, estable y duradera que beneficie al siempre incómodo e inevitable vecino. 

Aunque todavía la oposición venezolana no ha estructurado  como pieza de campaña la crisis que deriva del estallido en la refinería de Amuay, es seguro que no demorará en hacerlo una vez se haya atenuado el duelo por los sucesos infaustos que enlutan a ese país. Empero, el efecto en sentido inverso ya fue generado por las usinas de propaganda del gobierno de  Caracas. Un punto a favor para los estrategas que trabajan para la imagen amable de Hugo Chávez (aresprensa).                      


Visitas acumuladas para esta nota: 00828



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home