------
VEA: MODA // PROGRAMA EDITORIAL







FRANCESCA MIRANDA: UNIDAD DE ARTESANÍA Y MODA / MODA / HEDONISMO / LOM

Publicado el 25 de septiembre de 2012 // 22.45 horas, en Bogotá D.C.

FRANCESCA MIRANDA: UNIDAD DE ARTESANÍA Y MODA 

El eje de los diseños de Francesca Miranda es el prêt-à-porter, con piezas de alta gama en lo que hace a sofisticación. Pero esa trinchera creativa no excluye la decisión vanguardista de recoger y transformar el recurso de la tradición de las mentalidades ancestrales y raizales. Es por eso que la creación artesanal de los pueblos de la costa Caribe y, sobre todo su huella, también encuentran espacio en los trabajos de Francesca Miranda. La nuez del progreso es, decía Friedrich Hegel, “avanzar conservando”. La diseñadora salvadoreña, que reside en Colombia desde hace casi 30 años, comenzó su labor en el país presentando diseños para uso masculino, en 1994. “Xango” fue la marca que distinguió a esa etapa inicial del trabajo de Miranda, que se prolongó hasta fines de esa década. Luego, en el inicio del nuevo siglo, comenzó el diseño para la mujer.  La evocación aplicada a las piezas que salen de su trabajo desde lo étnico, es la veta vigente de recurso creativo para Francesca Miranda. Su pasarela fue una de las más esperadas y promocionadas en este Ixel 2012, precisamente fue ella con su colección quien abrió el encuentro de Cartagena.   

Entrevista: Martha Liliana ROMERO 

¿Por qué ese sesgo  basado en lo étnico colombiano? 

Es una suerte de ADN, un determinismo cultural del cual estoy enamorada -estima Miranda-  siempre lo estuve y continúo en un estado de fascinación al respecto. Es parte de nuestro futuro, también, debemos sentirlo, aprenderlo y continuarlo. 

…ese es el texto en imagen que presentó en Cartagena… 

A  través de esa presentación estuve invitando a continuar con un trabajo de afirmación que es constante: acudir a las raíces, nuestras raíces –enfatiza- que son una dimensión infinita como recurso para crear. Esto es el comienzo de una marquilla que es de Francesca y de las etnias colombianas.  

Si bien la idea de acudir al trabajo reiterativo, cotidiano y anónimo del artesano para generar arte y diseño no es nueva, puesto que ya Picasso lo hizo con la artesanía africana, en este caso esa propuesta está mediada por la intención del Estado. Vale decir, por la gobernación de la unidad territorial y administrativa cuya capital es Cartagena: el Departamento de Bolívar. Se pretende así “avanzar conservando”, de la misma manera como se planteaba cuando la visión de la modernidad se conformaba en sistema. 

FRANCESCA MIRANDA*

Es la intención política de cristalizar una forma de inclusión que, según voceros oficiales en Bogotá cuando se refirieron al tema, aspira a respetar el derecho de autor y generar retribución y valor agregado que también beneficie a esos ignotos trabajadores de manos duras, que se encuentran en los más diversos rincones de segmento territorial de la costa colombiana que se llama Bolívar.  Es, en términos simples, tratar de anudar el trabajo simple y sencillo que se amarra con el folclore y las herencias, a la visión del consumo hedonista y sofisticado propio de la modernidad avanzada.  

La moda está insertada en ese horizonte de mercado. La moda puesta en circuitos de apropiación, uso y “envolvimiento” -para el que puede acceder a esa oferta- del que forma parte una creadora como Francesca Miranda. En efecto, la diseñadora salvadoreña tiene bajo su orientación puntos de ventas de sus creaciones en Cartagena,  Bogotá y Barranquilla.   

Esa creadora cuya preferencia en línea creativa se inclina por Valentino, Zack Posen y Chanel, recoge ahora lo que le brindan como inspiración y evidencia los campesinos de la sabana costeña, nada más ni nada menos.  Además, el registro de su trabajo está representado en Estados Unidos y Canadá, para asegurar los nichos de mercado en puntos emblemáticos del norte desarrollado.  

Ha presentado sus propuestas en pasarelas de Milán, París y Miami, en lista incompleta.  En su país de nacimiento ha exhibido el trabajo de su autoría para el respaldo de obras benéficas, una de ellas la Fundación Fusate, que atiende a personas de la tercera edad. Tal como ocurre con su colega, el brasileño Walter Rodrigues, aunque el multicolor es parte de su manera de mirar el mundo, no desecha el negro en sus creaciones de alta moda: “ese es el tono que se verá mucho este fin de año”, afirma Francesca Miranda (aresprensa). 

-------

* Foto: Martha ROMERO     


Visitas acumuladas para esta nota: 01588



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home