------
VEA: ARTES VISUALES// PROGRAMA EDITORIAL







PELEA PARROQUIAL GOLPEA AL ARTE COLOMBIANO / ARTES VISUALES / A-P

Publicado el 17 de octubre de 2012 // 19.40 horas, en Bogotá D.C.

En Víspera de la Apertura de ArtBo 2012 

PELEA PARROQUIAL GOLPEA AL ARTE COLOMBIANO 

Ambas mujeres cometieron indelicadezas. Una por haber hecho caso omiso de las advertencias que señalan que, aunque Colombia sea un país donde se condena el nepotismo en lo verbal pero se lo tolera en concreto, no era de buena presentación mantener la vigencia en Feria de una galería de arte con cuyo dueño existe un vínculo familiar de primera línea. La otra, porque en un exceso de protagonismo pretendió apoderarse de las posibilidades y el escenario que ampliase su ya de por sí fuerte exposición escénica. En el trámite ríspido, los constantes vetos parciales o totales a los medios de comunicación. El rédito negativo: se puso de relieve la sensibilidad y vocación tercermundista que no deja despegar la presunción de hacer encuentros internacionales que permitan reducir la aureola parroquial que ostentan quienes determinan realidades en este tipo de negocios que, se presume, requieren de una mirada universal. Un golpe duro para ArtBo cuando aún no termina de consolidarse como una destacada feria del arte en Sudamérica. 

Escribe: Néstor DÍAZ VIDELA* 

El caso ha sido de primera línea en el momento crucial de aquello que los colombianos llaman rifirrafe. La señora Consuelo Caldas, titular de la Cámara de Comercio de Bogotá, desautorizó a la flamante directora de ArtBo, María Paz Gaviria, por mantener a la casa de mercadeo de arte Nueveochenta, en el listado de galerías invitadas a la feria internacional, en vísperas de su inauguración. La hija del expresidente de la República y dueño de la mencionada casa, César Gaviria, no abre la boca y con ello –aunque no fuese la intención- le concede la razón a su superior administrativa.  

Pero a partir de esa desinteligencia se conocen mayores detalles de la trama: uno de los artistas quedó perjudicado con la inclusión y posterior exclusión de la galería y en la vuelta y salto de trapecio una institución española, que sí pertenece a la lista de participantes, arropó al pintor desahuciado y salvó su participación. En el contexto se produjo un agrupamiento de memoria sindical por parte de galerías y también de artistas, quienes elevaron una protesta escrita por los eventos pugnaces que ya habían tomado estado público.  

En la suma: antes de alumbrar la edición 2012 de ArtBo quedó mellada en imagen, por el infantilismo de dos de sus protagonistas. Pero eso no fue todo. También se produjeron exclusiones con medios de comunicación locales por la disputa entre ambas mujeres para ganar la presencia en tapas y páginas de esos medios. Se supo de uno, pero se sabe al tiempo de que son más los que sufrieron exclusión y desdén velado o explícito, en la riña de gallos que se generó al interior de la Cámara de Comercio de Bogotá.  

En el eje de esa relación asimétrica con los medios de comunicación existe una suerte de “mundo y lógica al revés” que no es exclusivo de la Cámara de Comercio de Bogotá sino también de otras no menos importantes instituciones colombianas: el suponer que se les hace un favor a los medios, cuando se presenta la posibilidad de abrir escenarios de conocimiento e información para la opinión pública.  

Siguen ignorando que en sociedades serias el asunto es a la inversa. Es, precisamente, la lógica de la parroquia el ver al mundo patas arriba y, con los hechos, asegurar con énfasis que así -al revés- son las cosas. Los resultados saltan a la vista: el patetismo y el ridículo se extienden y se entienden en el maltrato por retorno que sufre la imagen de la feria de arte y la propia Cámara de Comercio de Bogotá. 

María Paz Gaviria Consuelo Caldas

Es cierto que la mentalidad del propia del “tercermundo”** en hechos como el referido también se produce y cristaliza en otros sitios y que exabruptos sumados como los expuestos lejos de generar respeto sólo producen repudio en situación. Pero ocurre que en los latinoamericanos estas expresiones de minoría de edad se notan más y se ven más fes. La chapucería constante es una evidencia de esa forma de minusvalía sustantiva a la que de manera metafórica se denomina, como queda dicho, tercermundismo o, en términos categoriales, repliegue subjetivo y cultural.

 Eso de los vetos irracionales es parte de la lógica perversa. Un flaco favor se le hace a la imagen del país con ese trato de aldea hacia los medios, en el curso de una pelea personal como la de referencia y, sobre todo, cuando se sabe que tales vetos parciales o totales no solo son para los locales sino también para los internacionales en el giro del capricho infantil y el afán de protagonismo también pueril. Ya Emanuel Kant había señalado en sus escritos de fines del siglo XVIII que la “minoría de edad” es una mácula de la que son culpables, por decisión propia, aquéllos que la cargan

El pensador alemán se refería a eso que hoy podemos llamar subdesarrollo como actitud y voluntad de inserción con el entorno y, en general, como mirada disminuida sobre el mundo de la vida. Eso es el parroquialismo a secas. El vistazo aldeano sobre las cosas es, diferente a como lo concibió León Tolstoi, la imposibilidad de poner a la aldea en el universo o incluir al universo en la aldea. El ejercicio de “glocalización”, parafraseando al brasileño Renato Ortiz,  es esfuerzo vano para el aldeano propio, con visión y sensibilidad roma.  

Es probable que no todos sepan que incluso secretarias y asistentes de esas instituciones participan del desdén aldeano hacia los medios, encubierto por el buen trato distante y delgado, en su espesor de sentido. Es frecuente que, incluso, no se contesten las llamadas telefónicas o se pidan listados de preguntas para entrevistas periodísticas y jamás se responda sobre lo que ocurrió con el trámite. Esto es bueno que se sepa de manera pública, puesto que la ocasión lo amerita.  

En la ecuación final, éste no es un rifirrafe sencillo ni un episodio casual que afecta de manera severa a ArtBo y a la Cámara de Comercio de Bogotá: tiene antecedentes serios y también consecuencias tanto inmediatas como de largo plazo. Ya se están viendo y leyendo (aresprensa).  

--------------  

* Director de la Agencia de Prensa ARES 

** Las expresiones, tercermundista, subdesarrollo, minoría de edad, minusvalía, parroquialismo y aldeano, tienen en este escrito la misma connotación.


Visitas acumuladas para esta nota: 01566



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home