-----
-----
-----
VEA: CINE // PROGRAMA EDITORIAL 







CHILE QUIERE EL OSCAR / CINE / PATRIMONIOS CULTURALES

Publicado el 05 de febrero de 2012 // 12.20 horas, en Bogotá D.C.

CHILE QUIERE EL OSCAR 

Es una novedad, pero hay una historia detrás del hecho: Chile quedó en la restringida lista de los nominados a mejor película extranjera que aspiran por el Oscar de la categoría, en este 2013. Fue la única cinta hablada en español entre las seleccionadas y es, por lo tanto, la que saca la cara por todos los latinoamericanos en esta edición 85 de premiación de la Academia, cuyos galardones se entregarán el último domingo de febrero. El detalle es que Chile ha estado madurando este momento por largos años, sobre durante los últimos diez. Ya nadie duda de la calidad y madurez del cine chileno y de su estatura estética y argumentativa, que comienza a poner distancias con la producción de otras países cercanos. Tal como sucede en otros campos, le disputan en estos tiempos el protagonismo que han tenido por muchas décadas sus vecinos del otro lado de los Andes, también en la producción cinematográfica.

 Escribe: Maglio GARAY 

La historia que va por Chile en las nominaciones es “No”, el trabajo que dirige Pablo Larrín y protagoniza el mexicano Gael García Bernal. Aún no ha sido presentada en buena parte del mundo y eso incluye a países de América Latina. Recién se exhibirá en las salas de los Estados Unidos pocos días antes de la jornada de premiación 

La propia historia reciente de la cinematografía chilena muestra un acumulado de calidad que hacen ver a esta selección al Oscar casi como algo natural. El casi se debe a que es una irrupción reciente de una sólida secuencia en tramas argumentales y en calidad integral de las producciones australes. Cuando se miran las presentaciones de otros países en la región, se hace evidente que este tipo de cine ha tomado suficiente ventaja frente a sus pares y vecinos de patio 

La escuela y tradición del cine argentino, ganador ya  de dos estatuillas y varias nominaciones en los últimos cuarenta años es una referencia importante, pero debe decirse que esta referencia al acumulado chileno nada le debe, más allá de la propia referencia, a los trasandinos con quienes comparten más de una historia fronteriza y cultural 

Esa cadena de buenos títulos chilenos, afectados por problemas de distribución para ser bien apreciados por el resto de América Latina, tiene en su lista parcial a: “Gatos Viejos”, “Tony Manero”, “Post Mortem”, “Violeta se fue a los Cielos”, “La Vida de los Peces” y “Bombal”, por citar sólo algunos de los buenos trabajos recientes de esta seguidilla de buenas obras, generada por los realizadores chilenos.  

Algunas de las tramas son históricas y exegéticas de figuras locales, como Violeta Parra, pero otras abarcan temas universales y permeables para cualquier público. Ese es uno de los factores del salto cualitativo de esta cinematografía: la relación entre lo local y lo universal en sus relatos

Pero no sólo es el Oscar el escenario inmediato para el buen cine de Chile, también el próximo Berlinale tiene a una producción hispano-chilena entre sus nominados al Oso de Oro. Se trata de “Gloria”, dirigida por Sebastián Lelio, que es la única en la lengua española preseleccionada al máximo galardón de Berlín 

El relato que construye “No” muestra las tribulaciones de los estrategas publicitarios y políticos que midieron fuerzas en referéndum, no hace muchos años, por cortar la carrera política de Augusto Pinochet, en Chile. El esfuerzo para restarle al caudillo militar su protagonismo político y la favorabilidad en los votos, es el eje de esa historia que ahora llegó a una instancia máxima y decisiva en la crítica del mundo. El tema del gobierno castrense que impactó a los chilenos y al mundo desde 1973 hasta los años 90, es un tema recurrente de la producción estética chilena 

El escollo más importante que tiene el trabajo del chileno Larraín para ganar el Oscar, es su colega alemán Michael Haneke y la presencia de un monstruo del cine francés como Jean-Louis Trintignant, quienes llegan a Hollywood con la galardonada “Amour”. Esta historia de dos adultos mayores y sus problemas de entorno afectivo y etáreo, ha cautivado a los públicos de Europa y a los críticos, al punto de haberse llevado el máximo premio, la Palma de Oro, en Cannes 2012

Es una dura apuesta la de Larraín, y la presencia de ese mito en construcción que es Gael García Bernal, podría no ser suficiente para enfrentarse entre quienes votan por el mérito a la estatuilla dorada, a un hombre como el francés Trintignant, quien acumula gloria desde “Il Sorpasso”, aquella famosa cinta que protagonizó como ingenuo joven, con esa otra leyenda del cine italiano: Vittorio Gassman. Aquella película que fue el inicio de una serie de filmes incomparables del galo, en los años 60 y 70 –entre ellas “Z”, “Un Hombre y una Mujer” y, en la previa de los 50, “Y Dios creó a la Mujer”, con Brigitte Bardot- que le aportaron a su fama de gran artista, quien ahora va por el Oscar (aresprensa)   


Visitas acumuladas para esta nota: 00581



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home