-----
-----
VEA: CINE // PROGRAMA EDITORIAL







BAFTA 2013: LA REVANCHA DE “ARGO” / CINE / PATRIMONIOS CULTUALES

Publicado el 11 de febrero de 2013 / 11.30 horas, en Bogotá D.C.

BAFTA 2013: LA REVANCHA DE “ARGO 

Los británicos le mandaron un mensaje a la Academia de Hollywood y premiaron a Ben Affleck y a su producción candidata en una suerte de revancha por el desaire del jurado norteamericano, que desestimó al carilindo actor de la industria, metido con acierto a director. En el BAFTA que ofreció su gala el domingo 10 de febrero Affleck se llevó los galardones a mejor director y a mejor película, nada menos. La favorecida “Lincoln” del más favorecido Steven Spielberg sólo pudo levantar un pírrico premio a mejor actor para Daniel Day-Lewis, por su representación del malogrado presidente norteamericano. Un verdadero premio consuelo para un trabajo que tiene el mayor número de nominaciones para la estatuilla californiana. En otro orden y además, Javier Bardem sumó otra frustración al negársele de nuevo su búsqueda de premio para mejor actor de reparto, por su papel en “Skyfall”, la última película de James Bond

La renombrada “Amour” del director austroalemán Michael Haneke, ya comenzó a recoger nuevas satisfacciones que comenzaron con la Palma de Oro de Cannes, el año pasado. La octogenaria francesa Emanuelle Riva se llevó el premio a mejor actriz protagonista por ese trabajo en el que comparte rol con Jean-Louis Trintignant. Esta realización, que está nominada al Oscar como mejor película extranjera, ganó precisamente la máscara de oro del BAFTA en ese mismo rubro

El repetido triunfo de Affleck y su “Argo” en escenarios de premiación diferentes a Hollywood y frente a su rival del año, Steven Spielberg y “Lincoln”, no sólo es un mensaje frente a la Academia, sino una ratificación de que se cometió una injusticia en las nominaciones de los Estados Unidos. Pero es una injusticia no sólo frecuente en lo que hace a la industria del otro lado del Atlántico sino sobre lo delicado del abordaje de ciertas temáticas que ponen en tela de juicio a las políticas estratégicas de la primer potencia del mundo. Un amargo cáliz que también está bebiendo Kathryn Bigelow

Otra máscara dorada por mejor actriz de reparto fue para la siempre bien premiada Anne Hathaway, por su papel en “Los miserables. La frustración de Bardem no se extendió a toda la película del ya más que cincuentenario espía británico. La última cinta de esta saga recogió el premio a mejor película británica y también el mérito a la mejor banda sonora original 

Bardem no fue el único al que se le negó relieve en esta entrega de premios anticipados al Oscar, también la producción sobre la trama de la muerte de Osama Bin Laden “Zero Dark Thirty” se quedó sin reconocimientos. Tal como también ocurrió con las nominaciones al Oscar. En esta línea es coherente la idea generalizada de que ciertos prejuicios para argumentos que tocan temas actuales y de seguridad para los países de Occidente, afectan tanto a Hollywood como a Londres. Al menos eso es lo que parece. 

A la norteamericana Kathryn Bigelow parece que se le están cerrando las puertas después de alcanzar su estatuilla dorada ganada en Hollywood en 2010, por su ópera máxima “The Hurt Locker”, ganada a pulso y contra muchos pronósticos. Tanto, que en aquella ocasión fue la primera mujer en ganar un Oscar como directora, otorgado por un jurado constituido en su casi totalidad por ancianos conservadores defensores del orden instituido y del “sueño americano” aún en vigencia con dificultades. Los ingleses también respetan ese mito de sus aliados estratégicos, incluso en el cine. 

El desafío de Bigelow al meterse en temas tan escabrosos y en vigencia como el de la muerte de Bin Laden en Pakistán, le está saliendo caro. Es obvio, el decirle al mundo que la pista hacia el perseguido extremista islámico se obtuvo con apremios ilegales en cárceles clandestinas y en otras que no lo son, pero que también tienen como sistema el uso de la tortura, daña, empaña y deteriora la imagen universal de unas democracias sanas con respecto a las libertades, la ley y los derechos humanos.

Una cosa es el arte y otra la seguridad nacional y el prestigio sobre ciertos valores que se suponen son inviolados e inviolables, aunque por debajo esté esa cosa fea de las acciones ilícitas sobre los sospechosos y la sombra del terrorismo de Estado. Aunque esto sea una suposición, resulta sugestivo que su película sobre la reciente muerte sin juicio del terrorista saudí, pierda en pronósticos y en realidades su derecho a los premios mayores (aresprensa).     


Visitas acumuladas para esta nota: 00853



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home